Avellaneda: estudiantes se preparan para convertir la marea verde en Tsunami

En el ISFD N°1 “Abuelas de plaza de Mayo” se realizó la charla “Derecho al aborto, ¿cómo lo conseguimos?” con Maria Chaves, fundadora de Pan y Rosas. Participaron 120 mujeres y varones de todas las edades.

Carla Libertad

I.S.F.D. N° 1 Avellaneda

Lunes 11 de junio | 09:33

Luego del multitudinario pañuelazo del pasado 4 de Junio, a días de que se trate en el Congreso Nacional el proyecto de Ley por de Interrupción voluntaria del embarazo, se realizó una charla sobre el derecho al aborto en el ISFD N°1 de Avellaneda. La panelista invitada fue la docente y socióloga Maria Chaves que es militante feminista y socialista del PTS en el Frente de Izquierda –única alternativa política que lleva en su plataforma la legalización del aborto y la separación de la Iglesia del Estado.

La actividad fue impulsada por la agrupación “Pan y Rosas” y “Giro a la Izquierda” y fue la primera vez que se dio un espacio de debate sobre esta temática en el profesorado. Algo que todos los días se conversa y que se lleva como verde símbolo en las carteras y mochilas, se expresó en un intercambio colectivo.

La charla tomó un recorrido histórico desde la “segunda ola feminista”, que acompañó el último ascenso revolucionario de la clase trabajadora en los 70s, hasta la actualidad reciente, donde hace 15 años que el movimiento de mujeres en Argentina viene peleando por el derecho elemental de poder decidir sobre el propio cuerpo, la sexualidad y la maternidad.

También se tomó el ejemplo de la gran revolución rusa que no sólo legalizó el aborto y el divorcio a principios del siglo XX, si no que impulsó la creación de guarderías, lavanderías y comedores públicos para liberar a la mujer de la carga del trabajo doméstico.

Con respecto al debate actual, se expuso la necesidad de conquistar el derecho al aborto en el hospital, como un problema de salud pública que afecta más brutalmente a las mujeres pobres, y que está atravesado tanto por la opresión de género como por la opresión de clase en el sistema capitalista y patriarcal.

En el mismo sentido, se habló de la feminización de la pobreza y de la doble opresión femenina, que nos quita tiempo para poder estudiar o realizar otras actividades que no sean trabajar fuera de la casa, para luego volver a trabajar adentro con las tareas del hogar.

A su vez, se planteó la lucha feminista desde una perspectiva socialista, que diferencia por ejemplo, a una mujer gerente de la fábrica PepsiCo de las trabajadoras que por luchar contra los despidos y por el plato de comida de sus hijos, se ganaron el apodo de “leonas”.

Al igual que las enfermeras del Hospital Posadas o las docentes que se enfrentan a la gobernadora María Eugenia Vidal. Y el debate con el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner que siendo la primera presidenta mujer, sistemáticamente impidió que la ley se tratara en el Congreso, imponiendo disciplina en su bloque de diputados.

El rol de la Iglesia Católica, como institución de poder político e ideológico también estuvo presente, ya que es la principal enemiga de los derechos de las mujeres y la diversidad sexual, recibiendo subsidios millonarios del Estado y ejerciendo su influencia en los colegios, y en el lobby parlamentario tanto en la coalición Cambiemos, como en el peronismo y el kirchnerismo.

Para cerrar con un debate de actualidad, donde se está viviendo el cuarto saqueo nacional más importante de la historia reciente, y las políticas de recorte fiscal y ajuste que imponga el FMI con Cristine Lagarde, recaerán doblemente sobre las mujeres, por eso la necesidad de que la organización de las mujeres continúe y vaya creciendo.

Como meta hacia el día 13 de junio, que se estará votando la ley en el Congreso, se hizo la distinción de que necesitamos fortalecer la organización de las mujeres trabajadoras, estudiantes y jóvenes, desde cada lugar de estudio y de trabajo, para poder conquistarlo. De las estudiantes surgió la necesidad de que el SUTEBA llame a un paro nacional el día 13 para garantizar la más amplia participación, propuesta también impulsada por la agrupación Marrón docente y el frente Multicolor, pero que fue rechazada por la conducción Celeste de Baradel.

También, a propuesta de la agrupación Pan y Rosas, se impulsó una juntada de firmas para pedir a las autoridades del profesorado que el día de la movilización no se compute la inasistencia y se reprogramarán los parciales, ¡a lo que finalmente accedieron!

El debate entre las y los estudiantes y docentes que asistieron, giró en torno a exponer distintos argumentos de por qué es necesaria la legalización del aborto y la educación sexual en los colegios. Anécdotas del hostigamiento policial a un joven por llevar el pañuelo verde en su mochila, y de la condena de la Iglesia a jóvenes en colegios católicos, fueron compartidas con bronca y repudio. Y también la necesidad de visibilizar que también los varones trans son protagonistas de la pelea por este derecho.

Este 13 de Junio, las y los estudiantes del ISFD N°1 también serán parte de transformar la ola verde en tsunami y exigir frente al Congreso de la Nación: aborto legal para no morir, anticonceptivos para no abortar y educación sexual para decidir.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO