Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Avanzada judicial contra las empresas recuperadas

Una sentencia confirmada contra la cooperativa LDP deja un precedente preocupante. Desde Zanon Raúl Godoy dice que son “muchos años viviendo en la precariedad y con Macri todo pegó un salto”.

Julián Maradeo

Periodista

Domingo 9 de octubre | 00:05

Foto Notas.org.ar

El fallo del 27 de septiembre de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial en perjuicio de Librería del Profesional, con argumentos propios de tiempos en los que los centenares de fábricas recuperadas no eran una realidad, generó un estado de alerta entre los trabajadores ante una inminente avanzada judicial contra las cooperativas en un contexto político-económico proclive.

Desde la Fiscalía General en lo Comercial, pusieron el ojo sobre dos párrafos del escrito final emitido por la Sala A, compuesta por Isabel Míguez de Cantore, Alfredo Kolliker Frers y María Elsa Uzal, para no hacer lugar a la apelación de la cooperativa de trabajo LDP.

En el primero, la Cámara retrotrajo aquello que parecía superado en pos de conservar los puestos de trabajo: “Es claro que la ley ha priorizado la conservación de la fuente de trabajo en manos de una cooperativa de trabajo conformada por los trabajadores de la fallida, pero ello en modo alguno importa soslayar que (…) no sólo se encuentran en juego los derechos de los trabajadores sino, además, la de los acreedores y demás intereses (…)”.

Es un pasaje del siguiente párrafo el que provocó las alertas, ya que en él se enfatizó que “menospreciar o postergar irrazonablemente a los acreedores de la quiebra para favorecer el interés particular de un grupo de sujetos -por mejor intencionada que esa conducta pudiera resultar- importa también, poner en riesgo la fuente de trabajo que aquéllos constituyen”.

Fuentes judiciales del fuero en cuestión indicaron que estos primeros casos permitirían sentar un precedente silencioso para aumentar la presión sobre las cooperativas conformadas por trabajadores para recuperar sus fuentes laborales.

Una pelea muy dura

Andrés Ruggeri, coordinador del Centro de Documentación de Empresas Recuperadas, el cual funciona en la Universidad de Buenos Aires, sostuvo que “ya desde hace algunos años hay una tendencia a hacer denuncias penales por usurpación paralelamente a los juicios comerciales de quiebra, pero ahora se suceden fallos contrarios incluso en estos procesos comerciales. No es que antes los jueces comerciales fueran proclives a beneficiar a los trabajadores, pero lo que hacían básicamente era alargar los procesos indefinidamente. En las últimas semanas hubo fallos en contra de La Litoraleña, con una voltereta de la jueza que se mostraba comprensiva hacia los trabajadores y terminó decretando la quiebra y negando la posibilidad de la cooperativa de la continuidad, y un desalojo contra la pizzería La Casona. También hay desalojos pendientes contra Acoplados del Oeste (Petinari), más el que se hizo en RB”.

Justamente, en mayo se difundió el informe Las empresas recuperadas por los trabajadores en los comienzos del gobierno de Mauricio Macri. Antes de desplegar los datos que aporta este trabajo cabe anticipar que, a modo de diagnóstico, sintetizaron más de dos décadas de empresas recuperadas, advirtiendo que “las posteriores a 2008 ya son más numerosas que aquellas provenientes de la época de crisis”.

El informe plantea que “desde la aparición de los primeros casos a principios de la década del 90, las ERT fueron creciendo en cantidad y en diversidad, como lo han evidenciado los cuatro trabajos anteriores de nuestro programa. La tendencia al crecimiento se ha mantenido con posterioridad al auge de los procesos de recuperación durante los últimos años de la década del 90 y la crisis de 2001, después de un estancamiento durante los años de mayor recuperación económica en el período kirchnerista (hay una notable desaceleración de las recuperaciones después de 2005 hasta mediados de 2008, pero sin que haya dejado nunca de haber casos nuevos; también es el período en el que se verificaron más cierres de ERT). A partir de 2008 empiezan a volver a proliferar las recuperaciones y los conflictos por el cierre de empresas, manteniendo desde ese momento un ritmo sostenido que, si bien está lejos de tener la masividad del período 2001- 2003, se aproxima a un promedio anual de unos 15 casos por año”.

En el informe se precisó que “el impacto del abrupto viraje político y la política económica neoliberal que empezó a implementar de inmediato el nuevo gobierno también afecta a las empresas recuperadas por los trabajadores y al cooperativismo de trabajo en general, al igual que al conjunto de los trabajadores”.

A eso añadieron, procurando dar un pantallazo sobre el estado de situación de las 367 recuperadas, que “los impactos más evidentes están relacionados con el aumento generalizado de costos de los insumos, el descenso abrupto del consumo, la apertura de importaciones, la devaluación que encareció insumos importados y arrastró a los nacionales y, principalmente, por los enormes aumentos tarifarios, especialmente en electricidad y gas, indispensables para el funcionamiento de cualquier unidad económica”. A su vez, dejan expuesto como ejemplo los aumentos de luz que, en algunos casos, rondan el 800 %.

Raúl Godoy, de Fasinpat-Zanon, aseveró que “con las fábricas recuperadas pasó lo mismo que con los trabajadores estatales. Durante muchos años se vivió en la precariedad, sin atender los reclamos, lo que con el advenimiento del gobierno de Macri pegó un salto. Se agravó. El hecho de que durante una década no se le haya dado una solución de fondo a las gestiones obreras, como por ejemplo para acceder a créditos baratos para renovación tecnológica, generó situaciones muy críticas”.

“Con el tarifazo en ciernes es un ataque directo a la gestión obrera. En el caso de Zanon, nos ha llegado una boleta de $ 8 millones, imposible de pagar. Junto a varias cooperativas con las que compartimos esta lucha, como Madygraf (es Donnelley), planteamos que durante dos años las gestiones obreras estemos exentas de pagar el gas, la luz y el agua para poder sostener la fuente de trabajo. Si el kirchnerismo miró para otro lado, ahora va a ser una pelea muy dura para arrancarle al macrismo las condiciones de trabajo necesarias para subsistir y crecer. Por eso una de las grandes peleas es por el acceso a la renovación tecnológica”, concluyó.

La sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial sobre el caso de la Cooperativa Librería Del Profesional




Temas relacionados

Librería Del Profesional   /    Empresas recuperadas   /    Raúl Godoy   /    Zanon   /    Neuquén   /    CABA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO