Internacional

ECUADOR

Autorizan juicio político de censura contra el vicepresidente ecuatoriano

Luego de ser sentenciado a seis años de cárcel por asociación ilícita en la causa Odebrecht, Jorge Glas será sometido a juicio político ya que así lo autorizó el Consejo de Administración Legislativa del parlamento de Ecuador.

Miércoles 27 de diciembre de 2017 | Edición del día

Foto: Jorge Glas junto al presiden»te Lenín Moreno (EFE)

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) del Parlamento de Ecuador autorizó este martes llevar adelante un juicio político de censura contra el vicepresidente del país, Jorge Glas, condenado a seis años de prisión en un caso relacionado con la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

El CAL, de la Asamblea Nacional, aprobó el inicio del trámite formal para el juicio político contra Glas, informó a periodistas el legislador socialcristiano (derecha) Luis Fernando Torres, integrante del Consejo.

Cuatro legisladores presentes en la sesión del CAL aprobaron el inicio formal del proceso, que continuará en la Comisión de Fiscalización, entidad que debe fijar un plazo de cinco días para que Glas, en persona o por medio de su abogado, presente las pruebas de descargo.

La Corte Constitucional admitió la semana pasada una solicitud del juicio político en la Asamblea Nacional, luego que el CAL aprobara una petición de la oposición y abriera el proceso exigido por ley.

Glas, que ingresó en prisión preventiva el pasado 2 de octubre, fue sentenciado el pasado 13 de diciembre a seis años de cárcel por un delito de asociación ilícita en el marco de la trama de sobornos de Odebrecht. Se trata del político de mayor rango y con mandato vigente que recibe una condena. Como ministro de Rafael Correa, Glas se encargó de las licitaciones a megaproyectos diseñados en función de la modernización reclamada por la burguesía local y sus socios imperialistas.

El vicepresidente insiste en su inocencia, asegura que es un perseguido político, que no hay pruebas reales en su contra y que todo responde a una "hoja de ruta" de sectores apuestos a él para hacerse con su cargo. En el momento de la sentencia de Glas, el ex presidente Rafael Correa aseguró: “Seguramente ahora vendrán por mí”.
La burguesía, que levantó fabulosas ganancias gracias a sus amigos correistas, necesita hoy desplazar este sector de la casta política para aumentar su poder de lobby y apuntalar los planes de ajuste y flexibilización en el país.








Temas relacionados

Jorge Glas   /    Caso Odebrecht   /    Juicio político   /    Rafael Correa   /    Ecuador   /    Corrupción   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO