Sociedad

MILITARIZACIÓN

Autoridades tuvieron que reconocer que la Marina asesinó a dos niñas en Tamaulipas

Shelsea Abril Rojas y Kenia Azul Rojas (de 5 y 3 años) y para su madre Nallely viajaban con su familia por Nuevo Laredo el pasado 25 de marzo. La Marina les lanzó granadas y disparos desde un helicóptero. En un primer momento, las autoridades declararon que habían abatido a tres criminales. Así operan la militarización y la guerra contra el narco.

Viernes 6 de abril | 23:08

Este viernes la Procuraduría General de la República (PGR) se vio obligada a reconocer que la familia quedó bajo fuego aéreo desde un helicóptero de la Secretaría de Marina (Semar).

Aunque la Marina había afirmado que no realizaron disparos desde el aire, desde la Coordinación de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, refutaron eso.

No es por vocación de “justicia” para las víctimas. Es que el caso resultó tan escandaloso que fue imposible ocultarlo ante la opinión pública.

Desde el primer momento, la madre de la prima de las niñas fallecidas ha denunciado que el helicóptero de la Marina disparó sobre la camioneta en que iban sus familiares: ‘Comenzó el helicóptero a aventar granadas. La primera no les hizo nada, pero siguieron aventándoles desde arriba y empezaron a balacearlos’.

No obstante, la PGR trata de excusar a los marinos. Para esto sostienen que éstos fueron agredidos por supuestos integrante del crimen organizado y respondieron.
Según la versión oficial, en el enfrentamiento se utilizaron 3 mil casquillos, provenientes de las “armas de delincuentes e integrantes de la Semar”.

“Al momento del enfrentamiento, los vehículos (de los delincuentes) estuvieron estáticos por eso es que presentan diversas trayectorias. Al día de hoy, sabemos que (los marinos) fueron apoyados en ese lugar por un helicóptero de la Secretaría de Marina haciendo un viraje sobre la zona y de esta manera al ser agredidos realizan los disparos; por eso estamos seguros que, al inicio de la agresión, el vehículo de la familia va pasando de una dirección de oriente a poniente hasta el lugar donde fue encontrado”, planteó el titular de la Coordinación de Servicios Periciales.

Asimismo, según el funcionario la Marina asume la responsabilidad de los hechos y llevará a cabo acciones de reparación según lo establecido por la Ley General de Víctimas.

La justicia para Shelsea Abril Rojas y Kenia Azul Rojas (de 5 y 3 años) y para su madre Nallely no vendrá de sus verdugos.

Fue el Estado el que sesgó sus vidas, con el accionar impune de sus fuerzas represivas bajo el manto de la “guerra contra el narco”, una guerra en la que los sectores populares ponen los muertos, los desaparecidos, los desplazados, los feminicidios mientras el crimen organizado, asociado a sectores del gobierno, sigue prosperando.

Para detener las nefastas consecuencias del accionar de marinos, soldados y policías es necesario poner en pie un amplio movimiento democrático en las calles contra la militarización, la criminalización de la protesta social y la juventud.






Temas relacionados

Secretaría de Marina (SEMAR)   /   Tamaulipas   /   #FueElEstado   /   Procuraduría General de la República (PGR)   /   Militarización   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO