Declaración de Universitarios por el Socialismo(UNGS)

Auspiciosa respuesta de Universitarios por el Socialismo (UNGS) a la propuesta del PTS sobre un Partido Unificado

En los primeros días de octubre, el PTS propuso debatir la necesidad de un partido unificado de la izquierda socialista y revolucionaria. Aquí, reproducimos la declaración de Universitarios por el Socialismo (UNGS) con quienes se viene desarrollando una experiencia militante común.

Lunes 18 de febrero | Edición del día

Foto: Pablo Paulemb

Por un gran partido unificado e internacionalista de la izquierda revolucionaria para los tiempos que se avecinan

El reciente intento golpista en Venezuela apoyado por los Estados Unidos de la mano de Trump, por otras potencias imperialistas, y países alineados a la política yankee, confirma el giro a derecha que atraviesa Latinoamerica. Haber accedido al poder en países como Argentina y Brasil ha generado mejores condiciones para que la oposición proimperialista pueda avanzar contra el régimen de Maduro. Previamente, la victoria electoral de Jair Bolsonaro en Brasil había constituido un salto no menor en el avance de la derecha en el continente.
Venezuela es la expresión de la debacle de los gobiernos progresistas de la región tras el agotamiento del ciclo de alzas de precios de las materias primas que les permitió entregar concesiones a amplios sectores sociales. La particularidad venezolana es que, como resultado de este proceso, el Estado ha adoptado un carácter más autoritario. El propio Maduro es quién aplica el ajuste (como lo hizo Dilma al comienzo de su último mandato, antes de sufrir el golpe parlamentario en 2016, o el kirchnerismo en sus últimos años de gobierno[1], sobre todo en 2014). El lógico descontento popular en Venezuela producto del hambre, la desocupación, la hiperinflación, y toda la miseria creciente está intentado ser capitalizado por la oposición de derecha.
A pesar de ello, todo esto no puede leerse como un “cheque en blanco” para que las derechas lleven adelante sus programas de ajuste en la región, que generan rechazo y descontento en amplios sectores de trabajadores y del pueblo pobre. Sin ir más lejos, las últimas elecciones en Brasil estuvieron manipuladas al punto de impedir la candidatura de Lula por el PT que lideraba las encuestas (a pesar de no compartir su política, entendemos que la mayoría de quienes iban a votarlo lo identificaban como un candidato “anti ajuste”). Por su parte, en Argentina, la imagen de Mauricio Macri y su gobierno comenzó a caer de manera estrepitosa luego de las jornadas contra la reforma previsional. Todos esconden sus verdaderas intenciones durante las campañas electorales y apelan a la demagogia.
A nivel nacional, el 2018 ha marcado un punto de inflexión con el regreso del FMI de la mano del gobierno nacional. El camino del endeudamiento lo había iniciado al principio de su gestión, sin embargo los magros resultados en materia económica, la complicada situación económica internacional, y las subas de las tasas de interés de los Estados Unidos entre otros factores, le cerraron los mercados para obtener crédito.
Si bien aún el gobierno no ha aplicado gran parte del programa del Fondo, que le pide otra reforma jubilatoria y la reforma laboral entre otras cosas, también podemos reconocer al 2018 como un año de grandes luchas. En el verano se hizo presente el movimiento obrero contra los despidos y los cierres: trabajadoras y trabajadores del Hospital Posadas, del INTI, del Ingenio La Esperanza, los mineros de Río Turbio, etc. Luego emergió el movimiento de mujeres con la conquista del derecho al abortocomo principal objetivo, y hacia mediados de año despertó el movimiento estudiantil en defensa de la educación pública.
En momentos donde Argentina comienza a acoplarse a la crisis orgánica que sacude a muchos países del mundo (separación de las grandes mayorías de los partidos tradicionales), y donde la única forma que tiene la burguesía de salir de la crisis económica es atestando un gran golpe contra las condiciones de vida del pueblo, los revolucionarios tenemos que oponer una alternativa propia de la clase trabajadora. Estamos convencidos que hay que construir un gran partido de la izquierda revolucionaria y de clase para preparar y organizar los futuros combates; para que no ocurra, por ejemplo, lo de Venezuela, que encuentra a las y los trabajadores desorganizados ante el ajuste de Maduro y el golpe que prepara la derecha.
En este escenario de crisis de los partidos del régimen capitalista, los partidos del Frente de Izquierda (FIT) constituyen una gran referencia para comenzar una unificación que agrupe a la vanguardia y los activistas más avanzados del movimiento obrero, el movimiento estudiantil y el movimiento LGBTI. En ese sentido entendemos que las discusiones en torno a la unificación de la izquierda revolucionaria podrían fortalecer al FIT en un año donde la “oposición” burguesa, la burocracia sindical y los grandes medios de comunicación han avanzado en la instalación de una lógica electoral para derrotar al macrismo (lo que no quita el desarrollo de luchas concretas).

¿A qué 2019 vamos y cuál es la tarea de cada uno de estos movimientos?

El Presupuesto 2019 votado en el Congreso el año pasado demuestra que el ajuste es un hecho, en medio de una recesión económica combinada con inflación, tarifazos, despidos, cierre de fábricas, caída del salario, etc. Los niveles de endeudamiento equivalen casi al 100% del PBI y seguramente aumentarán el año próximo. Ante este panorama, ¿con qué fondos va a pagar Argentina la deuda externa en los próximos vencimientos? O mejor dicho: ¿quiénes serán los que paguen esta deuda? Pagar la deuda significará más ataques a los jubilados y a las jubiladas con recortes a sus haberes; al conjunto de los trabajadores y las trabajadoras con más cierres, despidos y caída del salario; y a la juventud con mayor precarización y desempleo. Los recortes en salud y educación se incrementarán. Sin lugar a dudas, una vez más, la crisis (y la deuda) la pagará el pueblo trabajador. Se anuncian tiempos de mayor convulsión con un incremento de los ataques de parte de las patronales y su Estado, y probablemente mayores respuestas de parte de la clase trabajadora.
Las luchas del año pasado deben servir como lección de cuál es el camino para derrotar la profundización del ajuste que se viene. Un millón y medio de jóvenes, sobre todo mujeres, movilizados no alcanzó para arrancarle al Senado el aborto legal, seguro y gratuito. Universidades tomadas a partir de asambleas, movilizaciones zonales y la gran Marcha Nacional Educativa que congregó a más de 30000 personas en el Congreso tampoco alcanzó para que el macrismo retroceda con su ajuste a la educación pública.
En un contexto donde el gobierno incrementa su dureza ya no podemos permitirnos luchar separados, cada uno por su lado y por sus demandas más inmediatas. ¿Qué hubiese pasado si el día de la votación del aborto estuviesen parados los (aero)puertos, los bancos, las fábricas, los grandes centros de producción, las escuelas, las universidades, etc.? La gran fuerza que demostraron las mujeres, los estudiantes y la juventud tiene que estar potenciada por la intervención de la clase obrera, como el día de la votación de la reforma previsional, un golpe que llevó al gobierno a retrasar la implementación de la reforma laboral. No hay nada más que le pueda afectar a un gobierno lleno de CEO’S y al Estado capitalista que los trabajadores paren la producción. El lugar que ocupan en el sistema que permite la producción y el traslado de mercancías es estratégico.
Ahora bien, el límite que ha tenido la clase obrera para intervenir en estas luchas y para enfrentar el ajuste de Macri está explicado por sus direcciones sindicales que juegan un rol de burocracia, dividiendo las filas obreras[2]. Desde la traidora CGT hasta las CTA’s que convocan a medidas aisladas y descoordinadas, todas han subordinado el descontento popular en la unificación del peronismo[3]. Mientras tanto, las distintas vertientes del PJ, incluyendo el Frente Para la Victoria, han colaborado con Cambiemos en la aplicación del ajuste, votándole más de 100 leyes[4], entre ellas la contrarreforma previsional[5], el blanqueo de capitales, el pago de los fondos buitre, y presupuestos a la baja[6]

Nuestra intervención y nuestras futuras tareas: unificar y coordinar

En la UNGS, aprovechando el contexto de inicio de la reforma de su estatuto (2015)[7], hemos sido pioneros en señalar las problemáticas estructurales que atraviesan a los estudiantes (deserción, alargamiento de los años de cursada, y bajas tasas de graduación)[8] teniendo en cuenta que la mayoría de quienes asisten a las universidades del Conurbano son estudiantes trabajadores o provenientes de familias de trabajadores[9].
Nuestra lucha por la democratización de los órganos de gobierno y por la mayoría estudiantil en ellos (punto programático en todas nuestras campañas), la hemos colocado en pos de la solución de estos problemas, para que la clase obrera pueda mantener y finalizar sus estudios bajo un régimen de calidad. Sin embargo, agregamos que una educación de calidad sólo puede conquistarse con mayor presupuesto estatal. Por eso en la carrera de Comunicación impulsamos por primera vez en la UNGS delegados por cursadas para convocar a las primeras asambleas contra el recorte presupuestario llevado a cabo por el macrismo allá por 2016[10][11], proponiendo que de darse el primer paro nacional contra el gobierno teníamos que participar para comenzar a forjar la tan propagandizada alianza obrero-estudiantil. Con esta perspectiva participamos y acompañamos a distintos trabajadores en conflicto aquel año (estatales, Grupo 23[12], Menoyo, etc.) a pesar que el paro brilló por su ausencia producto de la tregua que la CGT le ha dado al gobierno.
Ya como agrupación integrante del Frente de Estudiantes de Izquierda (FEI), y habiendo ganado el centro de estudiantes (CEUNGS) en tres oportunidades (2016, 2017, 2018), hemos sido parte de las luchas nacionales que mencionamos con anterioridad (contra el ajuste, por el aborto[13], en defensa de la educación pública, etc.). Nuestra participación en todas estas luchas las hemos ligado a las problemáticas que atraviesan al claustro estudiantil, resaltando la importancia que los estudiantes nos organicemos por causas que superen los límites de lo estrictamente estudiantil. En este sentido no sólo movilizamos por la aparición con vida por Santiago Maldonado sino que también impulsamos la asamblea en la UNGS[14], como también propusimos a nuestro CEUNGS poner en pie una coordinadora regional por la reincorporación de los trabajadores de PepsiCo[15] y en apoyo a todas las luchas en curso.
Nuestra construcción e influencia generada en la carrera de Comunicación a partir de un trabajo paciente y de pasadas por las aulas de manera constante para informar sobre situaciones políticas a nivel nacional y su entrelazamiento con la universidad, han sido las tareas preparatorias que han generado participación de compañeros en asambleas y cierto activismo, como por ejemplo en la asamblea por la aparición con vida de Santiago Maldonado, en la histórica asamblea de 400 estudiantes[16] contra el ataque del macrismo a las universidades (ambas impulsadas por nuestra agrupación), y en la Comisión en Defensa de la Educación Pública[17].
Para los tiempos que se aproximan, y en sintonía con afianzar la pelea contra el corporativismo que imponen las burocracias sindicales y estudiantiles (“cada uno lucha por lo suyo”), debemos reforzar nuestro compromiso con la coordinación y unificación de las luchas. Debemos actuar como verdaderos “tribunos del pueblo” a decir de Lenin, incorporando las demandas de otros sectores oprimidos.
Por toda esta caracterización y las tareas por delante, hacemos público el proceso de discusión y de conocimiento que iniciamos con los compañeros del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en el marco de su propuesta sobre la unificación de la izquierda, a fin de profundizar nuestros acuerdos y debatir sobre nuestras diferencias de táctica y práctica política en el movimiento estudiantil.

Notas:

[1] Scioli como confirmación (y profundización) de la moderación kirchnerista – Apuntes Universitarios: https://apuntes-universitarios.blogspot.com/2015/06/scioli-como-confirmacion-y.html
[2] La CGT llama a reunión, la CTA no critica la tregua, y los trabajadores de PepsiCo exigen paro y plan de lucha para enfrentar al gobierno de Macri y su reforma laboral – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2017/08/la-cgt-llama-reunion-la-cta-no-critica.html
[3] Los estudiantes de la UNGS del FEI presentes en el contundente paro contra el ajuste del gobierno y el FMI a pesar que la traidora CGT y las CTA’s no llamaron a movilizar – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2018/06/los-estudiantes-de-la-ungs-del-fei.html
[4] Macri y la “oposición” K: lo que no mata, ¿fortalece? – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2016/07/macri-y-la-oposicion-k-lo-que-no-mata.html
[5] Dos años de Macri y de complicidad para el ajuste – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2017/12/dos-anos-de-macri-y-de-complicidad.html
[6] Hay (presupuesto) 2019: como durante toda su gestión, Macri consigue avanzar con el ajuste del FMI gracias a los votos del peronismo – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2018/11/hay-presupuesto-2019-como-durante-toda.html
[7] Declaración de la asamblea convocada por el CEUNGS (13/05/2015): http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2015/09/declaracion-de-la-asamblea-convocada.html
[8] Un rectorado y un Centro de Estudiantes kirchnerista – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2014/11/un-rectorado-y-un-centro-de-estudiantes.html
[9] Informe sobre las problemáticas del claustro estudiantil – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2015/08/informe-sobre-las-problematicas-del.html
[10] Resoluciones de la asamblea convocada por estudiantes de Comunicación: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2016/05/resoluciones-de-la-asamblea-impulsada.html
[11] Resoluciones de la II asamblea de Comunicación: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2016/05/resoluciones-de-la-ii-asamblea-de.html
[12] Acompañemos a los Trabajadores del Grupo 23 este miércoles al Ministerio de Trabajo – Apuntes Universitarios: https://apuntes-universitarios.blogspot.com/2016/01/acompanemos-los-trabajadores-del.html
[13] COMUNICADO DE REPRESENTANTES Y ESTUDIANTES DE DIVERSAS CARRERAS DE LA UNGS, DE LA SECRETARÍA DE CULTURA Y EXPRESIÓN Y LA PRESIDENCIA DEL CEUNGS ANTE LA VOTACIÓN DE LA LEY DEL ABORTO DE ESTE MIÉRCOLES Y EN REPUDIO A LA PROPUESTA DE LA RECTORA GABRIELA DIKER Y EL Frente de Mujeres UNGS: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2018/06/comunicado-de-represenantes-y.html
[14] A 79 días de la desaparición de Santiago Maldonado y ante el hallazgo de un cuerpo en el Río Chubut – Apuntes Universitarios: https://apuntes-universitarios.blogspot.com/2017/10/a-79-dias-de-la-desaparicion-de.html
[15] La multinacional PepsiCo intenta dejar 600 familias en la calle – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2017/06/la-multinacional-pepsico-intenta-dejar.html
[16] Crisis universitaria: ¡organicémonos desde las aulas para frenar el recorte y el futuro arancelamiento de la educación – Apuntes Universitarios: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2018/09/crisis-universitaria-organicemonos.html
[17] DECLARACIÓN N° 1 DE LA COMISIÓN DE ESTUDIANTES DE COMUNICACIÓN EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA: http://apuntes-universitarios.blogspot.com/2018/09/declaracion-n-1-de-la-comision-de.html







Temas relacionados

Marea verde   /    Juventud    /    Frente Único   /    Estrategia   /    Frente de Izquierda   /    Centros de estudiantes   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO