Sociedad

INFORME DE RESIDENTES Y CONCURRENTES DE CABA

Aumentan los contagios del personal de salud y los hospitales porteños están al borde del colapso

El último informe llevado adelante por la asamblea de residentes y concurrentes de salud desmiente la estabilidad de la que habla el gobierno de la ciudad. El trasfondo 17.000 contagios entre el personal de salud, con más de 60 fallecidos. A esto se suma la sobrecarga laboral, la falta de protocolos claros, de EPP y de camas para UTI.

Miércoles 19 de agosto | 21:09

La asamblea de residentes y concurrentes de la salud porteños, vienen realizando informes que surgen desde los propios trabajadores de los hospitales de la ciudad. La información que surge de los propios trabajadores viene desmintiendo las conferencias de prensa del ministro de salud Fernán Quirós como así también anticipando la realidad critica del sistema de salud pública.

De acuerdo a lo relevado en este último informe, la asamblea de trabajadores residentes y concurrentes de salud de CABA, demuestra con datos que los esenciales de la primera línea son quienes más padecen las consecuencias del sistema de salud al borde del colapso.

Los datos surgen de una encuesta entre trabajadores de los hospitales Zubizarreta, Ferrer, Piñero, Santojanni, Argerich, Penna, Durand, Ramos Mejía, Elizalde, Pirovano, Quinquela Martin, Tobar García, Alvear, Udaondo, Tornú, CSM 3 Ameghino, Gutiérrez y Marie Curie.

De los 18 hospitales consultados, los datos son preocupantes: la sobrecarga laboral se expresa en que sólo se incorporó personal en un 61% en sala y en un 50% en UTI, a la vez que la demanda de atención aumenta de manera exponencial. A esto se agrega que residentes, en plena formación, se encuentran en un 78% a cargo de salas de guardia y en un 47% en salas de UTI. Si bien no cuentan con los mismos derechos laborales que profesionales de la planta permanente (cantidad de horas de trabajo por semana, sueldo, vacaciones y licencias por estrés) sí deben llevar adelante las mismas obligaciones, con la responsabilidad que esto implica, sumado a que el 56% de dichos residentes no cobra por la realización de las guardias en las salas de UTI.

Otro dato que es preocupante es la situación de los concurrentes, ya que siguen sin cobrar un solo peso haciendo su labor completamente gratis. En medio de esta pandemia se ve a las claras la falta de personal de salud y cómo los miles de concurrentes y residentes podrían ocupar dichos cargos, pero esta no es una de las prioridades del gobierno de la ciudad. La flexibilización laboral en salud es mucho más barata que la contratación de personal de manera permanente.

En relación con los protocolos, capacitaciones y espacios de descanso que hayan mejorado la atención en el último mes, los mismos son insuficientes para desarrollar la labor diaria y son las principales causas de los contagios entre los trabajadores de la salud.

Por último, el informe desmiente las 450 camas de UTI anunciadas por el gobierno de la ciudad, ya que, de acuerdo con la información recabada, al momento las camas disponibles son 274. A lo que se le debe sumar la falta de personal idóneo para atender a los pacientes, por el alto índice de contagio entre el personal de salud.

Mientras que los gobiernos de Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta ponen el eje en la responsabilidad individual, desde el inicio de la pandemia ya son más los 17.000 los contagios de personal de salud y el fallecimiento de 60 de ellos, a lo largo y ancho del país.

Los responsables políticos, en consonancia con directivos de hospitales acusan a los mismos trabajadores de salud de dichos contagios. Pero nada dicen y ocultan la mala calidad y sin certificación necesaria de los EPP, o de la negativa de otorgar licencias al personal, o de la poca higiene o mala infraestructura de las salas que los trabajadores comparten todo el día.

Te puede interesar: Residentes y concurrentes porteños denuncian el colapso de camas de terapia intensiva

Si la salud pública contara con los recursos necesarios para hacer frente a esta pandemia, tanto los contagios como las muertes podrían haberse evitado y de esta forma cuidar a quienes cuidan, con la prevención adecuada y evitando la sobrecarga laboral.

La diputada del Frente de Izquierda, Alejandrina Barry, se hace eco y levanta las denuncias de los residentes y concurrentes, como así también acompaña la lucha en los hospitales.

Hoy en día es imperiosa la unidad de todos los trabajadores de salud, residentes, concurrentes, becarios, personal de planta y terciarizados, para decidir mediante asambleas cómo dar un paso hacia adelante y romper con la pasividad cómplice de las conducciones sindicales, que miran para otro lado ante estos crímenes sociales o en el mejor de los casos simplemente denuncian, pero no encaran como una demanda gremial para pelearla. Así las denuncias y luchas se vienen dando de forma separada hospital por hospital, cuando se hace imperioso una lucha unificada y persistente en la defensa de la salud pública, sus trabajadores y pacientes. ¡Las vidas trabajadoras importan! Sean trabajadores de la salud o pacientes.







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Crisis en salud   /    Residentes   /    Crisis de la salud pública   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO