Mundo Obrero México

PUEBLA

Audi: el diamante en la corona de Moreno Valle

“¡Hicimos historia!” dice un spot del gobernador del PAN, Moreno Valle, presumiendo la instalación de Audi en Puebla. El hombre de la Ley Bala, quiere colgarse una medalla frente al empresariado en la carrera hacia el 2018, una de las instalaciones más escandalosas el último periodo.

Alex Osorio

México

Viernes 7 de octubre de 2016 | 18:00

El 30 de septiembre pasado comenzó la producción en la planta de Audi en San José de Chiapa, Puebla. En la planta se producirá la camioneta Q5 que comenzará a comercializarse el próximo año con una expectativa de producir por lo menos 150,000 unidades.

Una instalación escandalosa, con facilidades otorgadas por el gobierno de Moreno Valle. Desde la condonación de impuestos sobre nómina por 12 años y la inversión en infraestructura necesaria para su instalación de por lo menos 11 millones de pesos.

Frente a la necesidad de tecnificación de la mano de obra, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) construyó el Complejo Interinstitucional de Formación e Innovación para la Industria Automotriz (CIFIIA) con una inversión de 60 millones de pesos.

Pero el escándalo no termina ahí, la construcción de la planta derivó en otro escándalo: el incumplimiento del pago de 10 millones de pesos, de la cual se registraron bloqueos de los trabajadores de la construcción denunciando falta de pagos y termino con la renuncia del vicepresidente de recursos humanos Mathias Rust.

Un escenario que se combina con el duro descredito que enfrente Audi como parte de Volkswagen con el fraude “Dieselgate” que exploto en Estados Unidos.

Diamantes para cerdos

Como si no fuera suficiente con los múltiples escándalos que enfrenta Audi a unos días de su apertura, las “oportunidades para los paisanos” de Moreno Valle implican una terrible devastación ambiental para los oriundos de San José de Chiapa, la empresa utilizara más de medio millón de litros de agua para la producción de la Q5.

Para los trabajadores contratados la empresa impone el “banco de horas”, mismo que se rechazó en la planta de Volkswagen Puebla y un aumento salarial anual de diez pesos que no podrá ser negociable hasta 2019, es decir, los trabajadores de Audi no podrán participar de la negociación directa del contrato laboral que ya tiene escrito la no revisión del mismo hasta el 2019.

El slogan de la inauguración del gobierno de Moreno Valle es: “En la historia industrial de Puebla existen tres grandes momentos: La Constancia Mexicana, 1835; Volkswagen, 1967 y Audi, 2016”.

Un estado que su economía gira en torno a la industria automotriz tiene el “logro” de ser lo suficientemente atractivo, es decir, garantizó las más amplias facilidades para la instalación de la trasnacional, mano de obra barata y mano dura para los movimientos sociales o como dicen ellos “garantizo el estado de derecho”.

Un diamante para un hombre manchado de sangre, impulsor de leyes como la Ley bala, encarcelador de dirigentes sociales y activistas, servil a la burguesía nacional e internacional, se va perfilando para seguramente destaparse hacia la carrera por la presidencia en 2018.




Temas relacionados

Audi   /   Mundo Obrero México   /   Puebla   /   Rafael Moreno Valle

Comentarios

DEJAR COMENTARIO