Cultura

HUMBERTO RÍOS // HOMENAJE

“Atesorar lo que los enemigos de la clase obrera tratarán de ocultar”

Gabi Jaime

documentalista

Martes 11 de noviembre de 2014 | Edición del día

Foto: Filmación de Faena, con un Humberto muy joven, Aronovich escondido detrás de cámara y Mauricio Berú.(1961)

Conocía Humberto Ríos, “El Negro” Ríos a principios de los noventa en la Escuela de Cine de Avellaneda donde lo tuve como docente de documental. Pocos alumnos y Ríos un docente de aquellos. Eran años en los que nos repartíamos entre el cine club de Peña en la galería de la calle corrientes, el Hebraica y la Lugones. Donde empezábamos a conocer del cine militante de los 70, de Raymundo Gleyzer, de Cine de la Base…En el 96 hicimos un preestreno de “Fantasmas en la Patagonia”, nuestro primer documental. Ahí vino el Negro, a ver el documental de sus alumnos, con esa sonrisa tan linda y tranquila y nos dijo: tiene tres finales…. El Negro no podía dejar de dar clases. Desde ahí me acostumbré a verlo en cuanto estreno, muestra, proyección hubiera de sus alumnos, tranquilo, con o sin invitación especial el se acercaba, sin bulla, a estar nomás. Hasta ahí poco sabía de su historia, que había sido docente en La Plata, que Raymundo, su alumno allí le había pedido ser su camarógrafo (creo que ese desparpajo de Raymundo lo cautivó para siempre), que había hecho el excelente “Faena”, filmado en un matadero, imágenes que son parte de la historia del cine argentino. Y no mucho más sabía de él. Pero el 2001, la lucha de clases, esa que según sus palabras los enemigos de la clase obrera tratan de ocultar, nos acercó ya ahí si lo conocí.

Tímidamente lo invité a venir a La Plata, a dar una charla en el marco de la Universidad tomada. Acepto el convite y se vino. La charla la hicimos en la plaza San Martín, una clase pública con más de 200 pibes. Ahí nos contó de su paso por la Cárcova, su viaje a Francia en los 50 para estudiar pintura y su encuentro con el cine, con el lenguaje del cine. Ahí, leyendo los primeros Cahiers du cinema y estudiando en el mítica IDHEC, junto a Elizondo, Costa Gavras y unos más, formaron una célula clandestina que recaudaba fondos para la lucha por la independencia de Argelia. Varios fueron presos, Humberto, gracias a la solidaridad de algunos argentinos pudo salir de Francia. Todo eso lo contó en una tarde de primavera en La Plata. A partir de ahí, los acontecimientos del 2001/2002 nos encontraron juntos en muchas charlas, marchas, en las que me fue contando parte de su historia. Anécdotas con Raymundo (muchísimas!), su adhesión al peronismo y a Cine Liberación, la vuelta a su Bolivia natal para filmar el proceso revolucionario del 71, las asambleas de mineros que quedaron plasmadas en “Al grito de este pueblo”, como se protegió en la masacre de Ezeiza detrás de la funda de un contrabajo, sus años de docencia en México y Cuba…

En el 2003, se acercó a la primera asamblea del Kino Nuestra lucha, un colectivo de cineastas formado al calor de las luchas por las fábricas ocupadas. Ahí estaba él, contento, de ver a sus alumnos en acción. Y unos meses más tarde, recorrimos juntos con Claudio Remedi y Humberto con cámara, las barricadas en la represión a las obreras de Bruckman.

En la Muestra DOCA del 2012, con Contraimagen les entregamos un cerámico que la fábrica Zanon hizo para homenajear a Raymundo en el día de los documentalistas a Nerio Barberis, Jorge Denti (referentes de Cine de la Base) y a Humberto. Muchas son las diferencias políticas con ellos pero su honestidad y su compromiso militante merecen todo nuestro respeto.

Hace pocos días lo encontré sentadito en los bancos del Cine Gaumont. Venía a estar en la apertura de la 6ta. Muestra de DOCA. Me acerqué a saludarlo, me contó de su último documental sobre Santiago Álvarez y de los próximos proyectos. Nos abrazamos y quedamos en charlar en estos días.

Ahora me hace falta, para organizar una muestra de “México, la revolución congelada” porque la historia de los pueblos si se oculta se repite, por eso, Humberto, vamos a hacer esas proyecciones y vamos a denunciar los crímenes de los normalistas en México y vas a estar en cada una de nuestras proyecciones, lo se, ahí sentadito, con tu sonrisa tranquila.

Nos estamos viendo Negro.

Filmografía
DIRECTOR
Fernando Birri, el utópico andante (2012)
Luisa Vehil y los días felices cortometraje (1989)
Prensa cortometraje (1974)
Hombres de puerto cortometraje (1974)
Al grito de este pueblo (1972)
Eloy (1969)
Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación (1969)
Pequeña ilusión cortometraje (1962)
Faena cortometraje (1961)
Juego cruzado cortometraje (1961)
PRODUCCIÓN
Al grito de este pueblo (1972)
Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación (1969)
Faena cortometraje (1961)
CÁMARA
México, la revolución congelada(1971)
Ceramiqueros de Traslasierracortometraje(1965)
Pictografías del Cerro Coloradocortometraje(1965)
GUIONISTA
Fernando Birri, el utópico andante(2012)
Al grito de este pueblo(1972)
Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación(1969)
Eloy(1969)
Faenacortometraje(1961)
FOTOGRAFÍA
México, la revolución congelada(1971)
Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación(1969)
Ceramiqueros de Traslasierracortometraje(1965)
Pictografías del Cerro Coloradocortometraje(1965)
MONTAJE
Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación(1969)







Temas relacionados

Humberto Ríos   /    Documental   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO