Internacional

TURQUIA

Atentado en Turquía deja más de 50 muertos

Más de 50 muertos y 69 heridos es el saldo hasta el momento del atentado ocurrido el sábado por la noche durante una boda en la ciudad turca de Gaziantep, al sudeste del país, en la frontera con Siria.

Lunes 22 de agosto de 2016 | 20:02

El ataque se produjo en medio de la celebración de una boda de dos miembros del pro kurdo Partido de la Democracia de los Pueblos (HDP), el principal partido kurdo legal en Turquía, en la ciudad de Gaziantep. Según diversas fuentes, el autor habría sido un niño de entre 12 y 14 años, del que aún se desconoce su identidad, que se habría inmolado causando la muerte de más de medio centenar de personas, entre ellas 29 niños.

Según captaron cámaras de seguridad de la zona, el niño fue acompañado por dos hombres hasta la calle donde se realizaba el festejo y rápidamente se retiraron, antes de que el chico hiciera detonar los explosivos que llevaba en un chaleco.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, desde Gaziantep, apuntó contra el Estado Islámico como responsable del ataque. “Las evidencias iniciales indican que fue un ataque del Daesh” y agregó “este juego canalla no va a funcionar en Gaziantep”. Sin embargo, hasta el momento, nadie se atribuyó el ataque. Sin embargo, los lamentos de Erdogan difícilmente puedan tener llegada entre los kurdos, que son perseguidos, reprimidos y asesinados por su gobierno, mientras que son múltiples las denuncias de acuerdos entre el gobierno de Erdogan y el Estado Islámico.

Te puede interesar: Turquía y sus "relaciones peligrosas" con el Estado Islámico

Por su parte, el HDP, el partido al que pertenecen los novios que celebraban su boda al momento del ataque, y que representa la tercer fuerza en el parlamento, emitió un comunicado de prensa en el que condena el atentado, “Condenamos a quienes lanzaron este ataque y las fuerzas e ideologías tras sus acciones”. “Muchos ciudadanos, incluidos mujeres y niños, perdieron su vida, y muchos más han resultado heridos”, agregó.

Varios mandatarios se han solidarizado con el pueblo de Turquía y condenado el ataque. Sobre todo aquellos que pueden sacar algún provecho de la situación. Uno de los primeros fue el presidente ruso Vladimir Putin, quien expresó que “lo ocurrido subraya de nuevo la necesidad de aunar realmente los esfuerzos de toda la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo”. Es decir que Putin aprovechó para reforzar su particular “lucha contra el terrorismo” que viene teniendo como sus objetivos principales no al Estado Islámico, sino a las fuerzas opositoras al régimen de Al Assad en Siria, y en la última semana directamente a las fuerzas Kurdas que pelean contra el Estado Islámico.

Tampoco se hizo esperar la declaración de François Hollande, presidente francés, quien declaró “estar en guerra contra el terrorismo” luego de los atentados en Francia. Junto con la condena al ataque y las expresiones de solidaridad, Hollande agregó que Francia está con “todos los que luchan contra la plaga del terrorismo”. El presidente francés, apuntala de esta manera su propia política securitaria interna, que incluye la militarización y la extensión del estado de emergencia en el país, así como los bombardeos sobre suelo sirio.

Por la Unión Europea el primero en repudiar el atentado fue Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, quién afirmó a través de su cuenta de twitter que “Los terroristas han propagado la muerte y el dolor donde se estaba celebrando el amor y la vida. Mis pensamientos y condolencias a las familias y amigos de las víctimas del horrible ataque en Gaziantep”.

El ataque del sábado fue el que se cobró más víctimas de los que ha sufrido Turquía en el último año, incluyendo el del aeropuerto de Estambul en junio, con 45 víctimas fatales, y que ya suman 300 muertos en total.

A poco más de un mes de la intentona de golpe de Estado en Turquía, otra vez el país es sacudido por la crisis geopolítica en la que se encuentra. La negociación con la Unión Europea por ser parte del bloque común está cada vez más tensa, donde hay acusaciones cruzadas de “apoyar al terrorismo”, el acercamiento, en consecuencia, con Rusia, su disputa con Estados Unidos, donde reside Fethullah Gülen, el clérigo al que Erdogan acusa de haber orquestado el intento de golpe el 15 de julio, y la guerra en Siria, son frentes que pueden recrudecer la conflictividad en Turquía, que tampoco escapa a los atentados letales.

Te puede interesar: El día después del golpe de estado fallido en Turquía

Fuente: Agencias







Temas relacionados

Partido Democrático de los Pueblos (HDP)   /    Kurdos   /    Erdogan   /    Turquía   /    Estado Islámico   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO