Internacional

ISLANDIA

Asume nuevo primer ministro islandés y el Parlamento rechaza moción de censura

Jóhannsson asume el Ejecutivo en lugar de Gunnlaugsson que dejó el cargo tras las movilizaciones luego de revelarse su vinculación Panama Papers. Moción de censura rechazada en el Parlamento.

Sábado 9 de abril de 2016 | Edición del día

El hasta ahora ministro de Agricultura de Islandia, el centrista Sigurdur Ingi Jóhannsson, asumió este jueves formalmente el mando del Ejecutivo en sustitución de su compañero de partido Sigmundur David Gunnlaugsson, que dejó el cargo tras las movilizaciones masivas luego de revelarse su vinculación con los llamados "papeles de Panamá".

El Partido Progresista y el Partido de la Independencia, en el poder desde 2013, habían acordado anoche mantener su gobierno de coalición y adelantar las elecciones generales hacia fin de año, sin fecha concreta, hasta después de completar puntos de su programa neoliberal, en especial la eliminación de los controles de capitales introducidos luego de la crisis de 2008.

El Althingi (Parlamento islandés) rechazó este viernes por 38 votos frente a 25 una moción de censura contra el Gobierno de centroderecha, un día después de que Jóhannsson asumiera.

Te puede interesar: La renuncia del primer ministro islandés y los Panama Papers

El nuevo Ejecutivo presentado ante el presidente islandés, Ólafur Ragnar Grimson, incluye además un par de cambios: el ministro de Agricultura y Pesca será Gunnar Bragi Sveinsson, cuya cartera de Asuntos Exteriores será ocupada por Lilja Dögg Alfreðsdóttir, que ejercía como asesora económica del Gobierno y no es diputada.

El primer ministro saliente, que mantendrá su escaño en el Parlamento y la presidencia del Partido Progresista, ha sido la primera gran víctima política de los Panama Papers. Los documentos de Panamá revelaron que Gunnlaugsson y su esposa poseían una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas en la que depositaron casi 4 millones de dólares en bonos de los tres grandes bancos islandeses, hundidos en la crisis de 2008. A finales del año siguiente, después de entrar en el Parlamento, Gunnlaugsson vendió su 50 % en la firma a su esposa por un dólar.

Según un sondeo difundido esta semana por medios islandeses, casi dos tercios de la población tiene poca o muy poca confianza en el nuevo Ejecutivo, al que las encuestas pronostican un batacazo electoral frente al espectacular ascenso del Partido Pirata, que se convertiría en el ganador de unas hipotéticas elecciones.







Temas relacionados

Panama Papers   /    Islandia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO