×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Carolina Castellano, esposa del trabajador del subte fallecido, en una entrevista con el programa Pasaron Cosas de Radio Con Vos, responsabilizó a la empresa, no solo porque no toma las medidas necesarias frente al asbesto, sino también porque no lo registraron en un listado de los trabajadores que tuvieron contacto con el material, y eso lo podría haber salvado.

Martes 6 de abril | 10:11

En una entrevista al programa Pasaron Cosas de Radio Con Vos, Carolina Castellano expresó que la muerte por asbesto de su marido Jorge Pacci, trabajador del subte, era totalmente evitable.

Sin embargo relató que Metrovías no solo no tomó las medidas necesarias para actuar frente al asbesto sino que además la empresa no lo registró en un listado de trabajadores que tuvieron contacto con el material cancerígeno que pidió una jueza hace años, porque Jorge en ese momento no estaba en el sector de vagones. Si lo hubiesen hecho, esto lo podría haber salvado, ya que le hubiesen detectado la enfermedad en etapas previas.

“Cuando una jueza pide un listado de todos los que trabajaron en esos vagones, como mi marido ya no trabajaba en ese sector de vagones, la empresa se lo olvida y no lo registra. Entonces nunca se le hicieron controles además que no tenía síntomas. Y en junio del 2020 por un bulto en el pecho, se hace ver y le descubren que tenía mesotelioma pleural, un cáncer agresivo que es solo derivado del asbesto, incurable, intratable e inoperable. Ahí le dieron menos de un año de vida”.

Te puede interesar: Falleció un trabajador del subte por estar expuesto al asbesto

Carolina contó que Jorge trabajó durante el 2013 y 2015 en la limpieza de los trenes que se compraron a España y que tenían amianto, y después pasó a otro sector. Y frente a la pregunta de Alejandro Bercovich sobre los más de 40 trabajadores del subte afectados por asbesto y que Jorge es el segundo muerto por un cáncer derivado de este material, Carolina relató que sigue habiendo asbesto en las líneas. “Si la gente supiera lo que es morir por cáncer de asbesto no viaja más en subte”.

Además relató con crudeza lo que atravesó Jorge en el último año, no solo físicamente sino también las trabas administrativas que le puso la empresa para no reconocer que es una enfermedad laboral: “Lo agarraron tardísimo porque la empresa no actuó como debió actuar, cuidándolo. Nosotros avisamos a la empresa y esta no se hace cargo que es una enfermedad profesional. Lo presentamos en ART y es una enfermedad listada en la Superintendencia. Tanta vueltas, tantos rechazos, y nos dijeron que necesitábamos un médico legista, tuvimos que ir a la Superintendencia, a las comisiones médicas. A parte del dolor de él, tuvimos que sufrir con todas estas trabas administrativas que puso la empresa".

“Estoy desgarrada pero estoy fuerte para seguir la lucha por él” expresó Carolina, frente a los intentos de Metrovías de sacarse la responsabilidad. Y agregó: ”Era una muerte totalmente evitable. Si no hubiesen comprado los trenes con asbesto mi marido estaría vivo, Si Metrovías lo hubiera controlado, mi marido estaría en una etapa previa de la enfermedad y ahora estaría vivo”.

Te puede interesar: Acto en la línea B en memoria de trabajador fallecido y contra la persecución a delegados

El sábado pasado los trabajadores del subte realizaron un paro por el fallecimiento de Jorge, y un acto en la estación Rosas de la línea B, donde no solo denunciaron la responsabilidad de Metrovías, sino también la persecución que viene haciendo la empresa a los trabajadores que reclaman por mejores condiciones laborales y sanitarias, a tal punto que se está pidiendo desafueros a delegados para despedirlos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias