Mundo Obrero

EL SILENCIO NO ES SALUD

Asamblea de Residentes y Concurrentes: Guernica y un debate pendiente con la izquierda en salud

Tras largos meses de pandemia, los trabajadores de la salud ganan las calles. Analizamos acá la relación entre sus reclamos y la pelea por una salud de calidad para toda la población, inseparable del reclamo por vivienda digna.

Antonella Aguirre

Concurrente del Hospital Piñero y Licenciada en Psicología

Melina Michniuk

Lic. en Psicología. Residente en el Hospital Elizalde

Miércoles 2 de diciembre de 2020 | 11:46

A lo largo de estos meses, los trabajadores de la salud dejamos todo en los hospitales, muchos incluso han dejado su vida, para dar respuesta a las necesidades de nuestros pacientes frente a la pandemia. Dejamos todo y da bronca ver cómo nuestro esfuerzo no es acompañado por los que gobiernan, que nos aplauden, pero a la hora de definir dónde van los recursos votan presupuestos de miseria siguiendo las mismas viejas recetas del FMI que nos trajeron hasta acá, con sistemas de salud vaciados y precarizados, en pos del negocio de unos pocos.

Por eso salimos a las calles, reclamando salarios dignos. Y sabemos de primera mano que la situación no está fácil, que muchas familias perdieron el laburo y que algunas no tienen ni dónde vivir. Lo vemos todos los días en los pasillos de los hospitales. Con hambre y miseria no hay salud posible, y Guernica se ha convertido en un símbolo de lucha, un ejemplo de parte de los sectores más golpeados de la clase trabajadora de cómo no es destino resignarse a pagar los platos rotos de una crisis generada por el gobierno y los empresarios, con la supervisión del FMI. Lejos de eso, esas familias enfrentaron la represión comandada por Berni y Kicillof por su legítimo derecho a tener un pedazo de tierra para ellos y sus hijos, y este jueves 03/12 a las 6 AM llevarán adelante un corte en el Puente Pueyrredón para continuar su lucha. Llamaron a todas las organizaciones y trabajadores a apoyar su causa y unir sus fuerzas.

Sin vivienda digna no hay salud posible

Desde la Agrupación Marrón Clasista en Salud queremos unir los reclamos por salario, salud, vivienda y trabajo digno siendo parte de ese corte. Durante todo este tiempo, mientras nos organizamos en los hospitales, impulsamos campañas solidarias entre nuestros compañeros para juntar donaciones y así recibimos el aporte de trabajadores del Garrahan, Elizalde, Fernández, Tornú, Argerich y en los CeSACs 19, 9 y 12 y pusimos en pie una posta sanitaria en Guernica y en otras tomas de tierras, para ayudar desde nuestro quehacer a que no se quiebre su organización por enfermedad, ante la negativa a ser recibidos en los hospitales locales. Para enfrentar el ajuste de los gobiernos y el FMI es necesario que todos los trabajadores confluyamos y así logremos fortalecer nuestras luchas, superando las divisiones que imponen los gremios entre afiliados y no afiliados, contratados, por sector. Así lo entienden también las familias de Guernica, que se sumaron a la movilización nacional de las enfermeras el viernes 20N. Un gran ejemplo de unidad.

Con esta perspectiva, desde la Agrupación Marrón Clasista en Salud venimos participando en la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA, llevando propuestas para hacer concreta la unidad entre los trabajadores de la salud y las familias de Guernica, desde el repudio a la brutal represión hasta participar en la jornada de lucha que convocan las familias de Guernica con corte en el Puente Pueyrredón, uniendo los reclamos por vivienda y salud.

Frente a esta última propuesta, los compañeros de Tribuna Municipal (PO) en principio se abstuvieron, ya que no veían viable participar como asamblea de esa instancia, esto a pesar de que el Plenario Sindical Combativo, del cual forman parte, impulsa la participación. Lo que sí hicieron fue apoyar la moción de que la asamblea de Residentes y Concurrentes se pronunciara en apoyo a la acción de las familias de Guernica a través de una adhesión.

La pregunta es ¿por qué en la asamblea de residentes y concurrentes no acompañan la pelea por movilizar? Lamentamos que los compañeros no vean de igual forma la importancia de unir ambos y guardapolvos junto a esas familias en los hechos, impidiendo así hacer del próximo 3 de diciembre en el Puente Pueyrredón (fecha actual del corte tras haber sido reprogramado por decisión de las familias) un gran ejemplo de unidad entre trabajadores de la salud y las familias, enviando un claro mensaje de unidad donde la pelea por salud, salario, vivienda sea una sola. Porque con hambre y miseria no hay salud. Sin vivienda tampoco, y con salarios por el piso no se puede atender dignamente.

Como parte del Movimientos de Agrupaciones Clasistas (MAC) llamamos a la agrupación del PO en salud a revisar y corregir su accionar. Sólo uniendo las fuerzas de la clase trabajadora podremos impulsar planes de lucha de conjunto, enfrentando así las divisiones que imponen las conducciones sindicales incluso al interior mismo de los trabajadores de la salud. Al calor de esta crisis debemos pelear por la recuperación de sindicatos, por la democracia sindical con asambleas y mandatos de base, y por una dirección clasista e independiente del movimiento obrero.

Todos los trabajadores tenemos una cita de honor en la jornada de lucha del 03/12 en el Puente Pueyrredón junto a las familias de Guernica. La izquierda clasista tiene que estar a la altura de los momentos que vienen y luchar por la efectiva unidad de las filas obreras.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO