Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA

Asamblea Universitaria: el kirchnerismo busca un acuerdo con los radicales

El próximo sábado 19 de noviembre se realizará la Asamblea Universitaria que buscará reformar los estatutos de la Universidad Nacional de Córdoba

Candela Guzmán

Consejera Directiva de la Facultad de Filosofía y Humanidades

Lunes 14 de noviembre | Edición del día

Como hemos planteado en diversas notas y declaraciones, el oficialismo de la Universidad Nacional de Córdoba encabezado por el rector Hugo Juri y los radicales, se proponen consumar un conjunto de medidas que atacan a la universidad pública.

Se destaca la incorporación de empresarios al Consejo Superior y reformas académicas neoliberales como el sistema de créditos para la obtención del título de grado. La gravedad que tienen estas medidas se profundizan al ser votadas sólo por 247 personas en una universidad donde hay más de 120 mil. Además, se impide el acceso a la Asamblea Universitaria a las y los consejeros de las recientemente creadas Facultades de Ciencias de la Comunicación y de Ciencias Sociales.

En la única facultad donde se impulsó una consulta a las y los estudiantes sobre estas reformas fue en Filosofía y Humanidades a partir de un plebiscito que salió a propuesta de la Juventud del PTS. Allí más del 70% de los votos positivos rechazaron estas reformas.

Por otro lado, el oficialismo quiere modificar el mecanismo de elección de decanos y rector, mediante la elección directa ponderada, donde los votos de cada claustro equivalen a la representación que actualmente tienen en los órganos de co gobierno. Es decir, los votos de un poco más de 10 mil docentes equivaldrían al 50% del total y el de los más de 100 mil estudiantes al 36,6% del total.

De todo el paquete de medidas que propone el oficialismo, la única que causó "estupor" en las filas del kirchnerismo fue el mecanismo de elección de autoridades al que opusieron un proyecto más conservador aún que consiste en una ponderación por claustro y por facultad. Previo a que el proyecto del oficialismo se conociera, el kirchnerismo venía avalando las distintas políticas mercantilizadoras de los radicales. Esto es así porque se negaron en reiteradas oportunidades a declararse en contra del ingreso de empresarios en las decisiones de la universidad y quisieron darle un maquillaje a esta política proponiendo que se combine la incorporación de estos empresarios con referentes de Derechos Humanos.

Del "combate" a la rosca en la mesa chica

El kirchnerismo universitario ve el peor de los males en el proyecto de reforma en los mecanismos de elección de autoridades y no en las otras medidas porque, al serles adversas las facultades mayoritarias, corren el riesgo de no ocupar más el rectorado. Ahora bien, como su proyecto de "doble ponderación" es aún más conservador que el de los radicales, tuvieron que cambiar su discurso para atraer algunos sectores de la comunidad universitaria.

Las corrientes K como La Bisagra y sus infaltables aliados de La Mella-Patria Grande, que no hicieron una sola asamblea desde el mes de mayo cuando se dieron a conocer estas medidas, salieron desesperados hace dos semanas a convocar asambleas interclaustros e interfacultades oponiéndose a las medidas neoliberales de Juri. Sumándose a la campaña que venimos haciendo desde la izquierda, el kirchnerismo tiene que agarrar la banderas de la lucha contra este avance mercantilizador pero por intereses de su camarilla para evitar que se vote el proyecto de reforma electoral. Todo el discurso "de barricada" y las denuncias y presentaciones legales contra la Asamblea Universitaria bajo el argumento de ser antidemocrática, sólo tienen el objetivo de presionar para lograr un acuerdo favorable.

Te puede interesar: La "nueva" FUC y la Asamblea Universitaria

Esto lo confirmó en el día de hoy el decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades Diego Tatián, quien, en el Consejo Directivo de dicha facultad, se mostró favorable a un acuerdo con el radicalismo para que pase para el año que viene la reforma en la elección de rector y se avance en la de los decanos. Sobre la incorporación de empresarios al Consejo Superior, de las reformas académicas o de que haya dos facultades que no pueden votar no dijo una palabra. Si logran llegar a un acuerdo en la mesa chica, quedará como un relato más lo que fue esta puesta en escena del kirchnerismo durante estas dos semanas con las amenazas de interrumpir la asamblea y demás.

La izquierda que se planta contra las reformas del radicalismo

Desde la Juventud del PTS venimos realizando una intensa campaña y acciones desde el mes de mayo para evitar que estas reformas neoliberales se aprueben. Si el oficialismo llega fuerte para imponer su política es porque ni La Bisagra ni La Mella que ahora se posicionan como intransigentes opositores hicieron algo para la organización del estudiantado. Hay que evitar que se voten los proyectos neoliberales del radicalismo universitario y rechazar cualquier acuerdo en la mesa chica con este sector, tal como lo votó la asamblea interclaustro de Filosofía del pasado lunes.

A su vez, proponemos que se avance en una real democratización de la UNC con la elección de autoridades con voto directo sin ponderación (una persona un voto), mayoría estudiantil en los órganos de cogobiernes y representación con voz y voto de las y los estudiantes y docentes de los colegios pre universitarios en el Consejo Superior.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO