Política México

OPORTUNIDADES POLÍTICAS

Arriban el “Cuauh” y Gabriela Cuevas a un Morena cada vez más desdibujado

López Obrador dio la bienvenida al exfutbolista y alcalde de Cuernavaca y a una de las figuras notables del PAN en Ciudad de México. El imán amloísta atrae a todo tipo de políticos y comienza a generar desencanto en algunas bases del Morena.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Lunes 22 de enero | 18:08

Cada día que pasa el Morena va perdiendo el perfil de un partido que pretendía erradicar la “mafía del poder” con un AMLO que señalaba a todos los partidos por corruptos. Se adelgaza cada vez más la delimitación política con ellos en tanto se van integrando centenas de figuras de los partidos del “Pacto por México”, algunos con una larga cola que les pisen.

Esta vez se dio el anuncio tan esperado de que Cuauhtémoc Blanco, quien llegó a la gubernatura aceptando la oferta que le hiciera el Partido Encuentro Social (PES), se integraría al Morena con el fin explícito de contender para la gubernatura de Morelos aprovechando su popularidad como exfutbolista.

Faltaría darle un cauce formal al asunto. Para ello el senador Rabindranath, coordinador estatal de Morelos y por ende aspirante a ser nombrado gobernador, estaría dispuesto a cederle el paso a el “Cuauh”.

Así, en una sencilla conferencia de prensa se hizo el anuncio de que ambos, Cuauhtémoc y Rabindranath participarían en una encuesta para elegir al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia que encabeza el Morena junto al PES y el Partido del Trabajo. Esta noticia que fue dada a conocer por ambos contendientes y los dirigentes nacionales del Morena, Yeidckol Polevnski, y del PES, Hugo Eric Flores acompañados de Oscar González en representación del PT.

No alcanzó plurinominal

La senadora panista Gabriela Cuevas, con 23 años de militancia en el partido blanquiazul, sorprendió a medio mundo al declarar en conferencia de prensa su paso al Morena.

Desde los quince años fue una destacada militante panista al frente del trabajo juvenil, como diputada y luego jefa de la Delegación Miguel Hidalgo en 2006. En sus buenos tiempos destacó por el seguimiento mediático que arrastraba con un perfil anti peje “AMLO era un loco, un enfermo de poder, un mentiroso” era lo menos que decía y era la punta de lanza de la campaña por el desafuero orquestada por Salinas de Gortari y el líder panista Diego Fernández de Cevallos, contra el entonces jefe de gobierno del Distrito Federal.

Ahora tiene las puertas abiertas, y no es que haya cambiado de posicionamiento político, más bien lo ha adaptado a sus necesidades de hoy: “de la misma forma en que en el año 2000 fui parte del movimiento que logró la alternancia en la presidencia de la República, en 2018 he decidido, con la misma convicción democrática, unirme al movimiento plural que ha convocado el licenciado Andrés Manuel López Obrador”.

De esta manera, según han salido a declarar algunos de sus ex correligionarios panistas, encontró una salida a sus aspiraciones políticas pues no logró acordar con la dirección del PAN una diputación por la vía plurinominal.

López Obrador, por su parte, no hizo más que enviar un mensaje de bienvenida a ambos actores políticos, tan poco parecidos a los perfiles del Morena pero con un gran potencial mediático, en el caso de Cuauhtémoc Blanco, y con un amplio conocimiento de los manejos en las esferas del poder “prianista” como es el caso de la ahora senadora independiente Gabriela Cuevas.






Temas relacionados

Política México   /   Elecciones 2018 en México   /   AMLO   /   Cuauhtémoc Blanco   /   MORENA   /   Andrés Manuel López Obrador

Comentarios

DEJAR COMENTARIO