Cultura

GOT

Arrancó la esperada temporada final de Game Of Thrones

Ayer por la noche se estrenó el primer capítulo de la última temporada de la serie inglesa que atrapa con su fantasía histórica a millones en el mundo. Atención: esta nota contiene spoilers del primer capítulo.

Lunes 15 de abril | 10:24

Después de una larga espera de casi dos años, comenzó la temporada final de Game Of Thrones. Para los fans, el primer episodio fue una mezcla de momentos de nostalgia y reencuentros muy esperados, como Arya y Jon Snow, Jorah Mormont y su salvador Samwell Tarly y Sansa Stark con su fugaz esposo Tyrion Lannister o el agridulce reencuentro de los hermanos Greyjoy.

Qué decir del pasmoso cruce de miradas entre un Jaime Lannister reconvertido en morocho y Brandon Stark, reconvertido en el cuervo de tres ojos, lisiado por el primero en la lejana primera temporada, cuando Jaime lo tira por una ventana siendo solo un niño.

Si bien el primer capítulo fue menos dinámico que lo que se acostumbraba, ya que se sitúa casi exclusivamente en Winterfell, abrió las puertas para la tensión de lo que está por venir.

Las primeras escenas muestran el imponente acervo militar de Daenerys Targaryen con sus fieles Inmaculados, sus feroces dothrakis y sus “dos dragones adultos” -como afirma Tyrion- llegando a Winterfell ante la mirada tanto recelosa como de sorpresa y miedo de los locales.

“Te advertí que los norteños son desconfiados”, le dice Jon Snow a la super confiada Daenerys, abriendo uno de los potenciales conflictos que tendrán que resolver los jefes de las casas con rencores históricos si quieren sobrevivir al invierno.

Al sur de los reinos, la recelosa reina por descarte Cersei Lannister, mueve sus fichas para mantener a su reino lejos del conflicto que se avecina en el norte, mientras tiene que lidiar con la traición de sus dos hermanos, únicos parientes de relevancia con vida que le quedan mientras se ciernen peligros por todos los costados de los siete reinos.

Casi llegando al final del capítulo se da uno de los momentos más tensos cuando Sam -recién enterado de la muerte de su padre y hermano a manos de la reina Daenerys- le revela su verdadera ascendencia Targaryen a Jon Snow y le exige (a su manera) que reclame su derecho de nacimiento al Trono de Hierro. Para un joven acostumbrado a vivir de su honor, la noticia no puede más que apesadumbrarlo cuando viene de jurarle lealtad a la madre de los dragones, relación no solo unida por el honor (y la sangre), sino también por amor.

En suma, fue un primer capítulo tranquilo, pero que dejó todo preparado para que la última entrega de la saga comience a resolver todos los interrogantes que durante casi diez años se fueron cocinando en una serie que mezcla dragones, zombis, escenas dignas de buenos culebrones y una complicada trama política de juramentos inquebrantables, traiciones y sospechas.

Como no podía ser de otra manera, el primer capítulo también dejó algunos memes.







Temas relacionados

Game of Thrones   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO