Política

MILITARISMO IMPERIALISTA

Armas “antiterroristas”: balbuceos de Cambiemos y ofensiva kirchnerista

El FpV pidió interpelar a los ministros Martínez y Malcorra por la posible compra multimillonaria de armas a Estados Unidos. Desde el oficialismo dicen que no pero sí.

Martes 28 de marzo de 2017 | Edición del día

Ayer el bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ pidió la interpelación al ministro de Defensa de la Nación Julio Martínez y a la canciller Susana Malcorra, a raíz de las versiones que circularon sobre la presunta compra de armamento antiterrorista a Estados Unidos.

En un comunicado de prensa, la bancada que conduce Héctor Recalde manifestó que solicitará la presencia de ambos funcionarios en el Congreso Nacional para que “ratifiquen o rectifiquen” si el Gobierno tiene pensado adquirir armamento de uso militar por U$S 2 mil millones “para combatir el terrorismo”.

El domingo a la noche un informe emitido por el canal de noticias C5N difundió el listado de armas y dispositivos que el Poder Ejecutivo planearía adquirir, para lo cual habría encomendado al embajador en Estados Unidos Martín Lousteau a enviar misivas a funcionarios de país norteamericano.

Según la agencia DyN, fuentes de la cartera de Defensa afirmaron que “no se compró nada” ya que “no hay un peso” para actualizar el equipamiento. “No hay nada formal desde el Ministerio de Defensa que insinué una compra de ese tipo”, dijeron.

Aunque en verdad no desmintieron la intención de comprar ese armamento. “Sin dudas ese equipamiento lo querríamos”, dijeron fuentes oficiales a DyN. “Las Fuerzas Armadas estaban diezmadas y posiblemente haya alguna lista del equipamiento que querría alguna fuerza. Pero de ahí a una compra hay un proceso enorme y no hay plata para eso”, insistieron.

La misma versión difundida anoche por DyN confirmaba el envío por parte de Lousteau de una carta a funcionarios del gobierno de Estados Unidos. La nota firmada por Lousteau, dijeron, es “para poder eventualmente entrar” a los programas “para comprar material en desuso”, ya que “lo tiene que aprobar el Congreso norteamericano”.

Cuando los rumores circularon al cabo de toda la jornada, el peronismo del Frente para la Victoria pidió interpelar a Martínez y Malcorra sobre el “envió de una nota al influyente congresista Peter Visclosky, en la que adjunta un enorme listado de armamento militar”.

En su pedido señalaron que Lousteau habría citado como referencia en el documento “una reunión que el congresista norteamericano mantuvo con los diputados nacionales del interbloque Cambiemos, Eduardo Amadeo y Luciano Laspina, quienes viajaron a EE.UU. invitados a unas jornadas organizadas por el FMI”.

Al cierre de esta edición ni Laspina ni Amadeo habían realizado declaraciones públicas.

La agencia DyN también citó a una “importante fuente legislativa” que informó que “en el congreso de Estados Unidos funciona un subcomité de Defensa que todos los años pone en marcha un programa de donaciones de equipamiento militar a distintos países y así fue que se decidió desde el oficialismo iniciar la gestión con buenos oficios”.

La misma fuente, en el pedido de donación se estableció que el equipamiento sería destinado “para razones de defensa y de seguridad interior en la lucha contra el narcotráfico”, puntualmente “para reforzar la frontera norte”.

Así las cosas, desde el Gobierno de Macri parecen estar más interesados en demostrar que no se gastará mucho dinero que en desmentir que hay un interés real del oficialismo por contar con armamento estadounidense preparado para cumplir con las prerrogativas militares y políticas del imperialismo estadounidense. Nada que sorprenda, aunque posiblemente nos encontremos ante un nuevo escándalo en puerta.







Temas relacionados

Julio Martínez   /    Susana Malcorra   /    Martin Lousteau   /    Venta de armas   /    Armas   /    Mauricio Macri   /    Frente para la Victoria   /    Estados Unidos   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO