Juventud

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Arica: cámaras de seguridad en la universidad ¿A quiénes vigilan realmente?

Como parte de las punitivas medidas adoptadas por el actual rector Arturo Flores Franulic, se le suman los sumarios y la entrada de efectivos policiales a la universidad.

Martes 30 de enero | 08:00

Hace ya un par de semanas se ha podido observar la instalación de nuevas cámaras de seguridad, puestas principalmente en lugares que son usados por los estudiantes para recrearse.

Esto viene en aumento hace un par de años, donde no sólo se expresa en más cámaras, sino en más guardias, muchos más impedimentos para hacer uso de los espacios y no menor, la serie de investigaciones sumarias que llegan cada fin de año principalmente a compañeros y compañeras que participan de las movilizaciones.

Sabemos que esto no es casualidad, que todas estas medidas son parte de un plan para resguardar algo, pero que no son precisamente a los estudiantes ni a los trabajadores de la universidad, sino más bien los intereses del Rector y la institución universitaria.

Todos estos hechos no se expresan sólo en lo local, sino que es parte de una tendencia por parte de las autoridades universitarias a nivel nacional, de coartar cada vez más los espacios para los estudiantes y sus derechos, ya vemos como en plena campaña presidencial Piñera reconocía abiertamente que acabaría con la beca “gratuidad” de la Nueva Mayoría. Es cosa de ver el reciente nombramiento de su ministro de educación Gerardo Varela, ex presidente de Soprole quién declara abiertamente que es imposible que la educación no sea un bien de consumo, así mismo todos los derechos sociales (vivienda, salud, previsión, etc.) dejando entrever sus nulas intenciones de terminar con la educación de mercado y menos con autoritarismo universitario.

Bajo esta dinámica se vaticina que podremos ser testigos de más medidas represivas dentro de las universidades, como parte de una estrategia de restringir y contener al sector de los estudiantes, considerando el papel importante que ha tenido el movimiento estudiantil dentro de las movilizaciones sociales en estos últimos años.

Dentro de todo este avance de medidas represivas hacia los estudiantes dentro de las universidades es que en la UTA (Universidad de Tarapacá) hemos podido ver la restricción del uso de los espacios cada vez más ofensivamente, por parte de guardias que abiertamente amenazan con golpes si es que no se retiran de los lugares. Sumarios para los estudiantes que participen y dirijan movilizaciones, como medidas de amedrentamiento.

De la misma forma las cámaras, no son más que los ojos del Rector, que se disfrazan como una medida de seguridad pero en verdad no protegen a estudiantes ni trabajadores, sólo protegen sus intereses. Siendo usadas también para entregar información a Carabineros y PDI, que cada vez se pasean con más libertad dentro de la universidad realizando operativos contra la venta y consumo de drogas que no combaten realmente el negocio del narcotráfico.

Es importante plantearnos este escenario para tomar medidas como estudiantes, con organización, que logre frenar esta avanzada del Rector y sus medidas represivas.

Siendo parte de la realidad de muchas universidades, hoy se hace aún más necesaria la democratización, para que podamos tener participación directa de las decisiones que se toman dentro de la universidad tanto en este sentido como así también la elección de cargos unipersonales, entre otras cosas. Para este año con el gobierno de la derecha, el movimiento estudiantil necesita re-plantearse la necesidad de una organización que la lleve a vencer, de la mano de los trabajadores y trabajadoras para alcanzar sus demandas.






Temas relacionados

Arica   /   Cámaras de seguridad   /   Universidad de Tarapaca   /   Inseguridad   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO