Economía

PRECIOS

Aranguren afirmó que en enero habrá subas de combustibles y seguirá subsidiando a petroleras

En dos semanas se definiría un nuevo esquema de precios que va a regir desde enero. El acuerdo petrolero que incluye metas de productividad ya opera como carta de negociación.

Sábado 26 de noviembre | Edición del día

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, descartó ayer que vaya a haber nuevos incrementos en el precio de los combustibles "en lo que resta del año". En otro orden, señaló que el proceso de igualar los precios locales de producción de petróleo con los internacionales "será paulatino, durante 2017" y consideró que "en las próximas dos semanas" habrá de definirse el criterio que se aplicará al respecto.

En las últimas semanas se sucedieron reuniones con las petroleras locales, los gobernadores de las provincias productoras de hidrocarburos y con los sindicatos del sector para analizar el tema.

Los gobernadores de la provincias patagónicas, con Neuquén y Chubut a la cabeza, reclamaron mantener un precio diferencial para el "barril criollo" al menos hasta 2018 mientras se analizan, junto con los sindicatos, criterios tendientes a la reducción de los “costos de producción”.

En otras palabras, el acuerdo que se discutió entre el gremio petrolero neuquino -conducido por Guillermo Pereyra- y empresarios del sector para modificar las condiciones de trabajo y remuneración contempladas en el convenio laboral del sector ya es la variable de ajuste para que el gobierno pueda disminuir los precios del barril interno de petróleo sin afectar la rentabilidad de las multinacionales y empresarios petroleros.

Te puede interesar: Petroleros: ¿anticipo de una nueva oleada de flexibilización laboral?

Aranguren formuló sus declaraciones durante un acto en la sede del Ministerio de Energía y Minería, en el que se anunció la adjudicación de 30 proyectos en energías eólica y solar. El actual ministro y ex gerente de Shell afirmó que "iremos paulatinamente a una convergencia entre los precios locales del petróleo (más altos) y los internacionales", descartando así un cambio brusco del actual esquema en los primeros meses del año próximo, tal como había trascendido era el criterio inicial del Ministerio.

La cuestión implica eliminar el diferencial de precio que hoy se paga por el crudo local con el en un contexto de precio internacional del petróleo que, se pronostica, seguirá planchado en torno a los 45-50 dólares promedio el barril.

Esta semana incluso intervino en la cuestión el presidente Mauricio Macri, lo cual explica que Aranguren afirmara ayer que durante el 2017 "vamos a acercarnos un poco más a esos precios internacionales, para no volver nunca más" al esquema actual que, a juicio del gobierno, distorsiona el mercado.

El ministro estimó que "en las próximas dos semanas" quedará definido el esquema de precios que se aplicará a partir de enero.

El precio de paridad de importación se mueve en torno a los 45-47 dólares el barril y el crudo Medanito (liviano) cotiza hoy en 60 dólares (antes en 67), mientras que el precio del crudo Escalante (pesado), producido por caso en Chubut-Santa Cruz, en torno a los 51 dólares el barril (antes en 55).

Ambos crudos ya bajaron de los 67 y 55 dólares que cotizaban en los primeros meses del año, en el marco de un acuerdo Nación-provincias-empresas de acercar los precios del barril criollo a los del mercado internacional y compensar los efectos de la devaluación del peso con aumentos paulatinos en los combustibles.

Mientras tanto, se vino postergando una decisión de volver a aumentar los precios de los combustibles que se esperaba para principios de noviembre. Hasta agosto los precios habían aumentado 31 % y ahora el ministro precisó que no habrá otro aumento "en lo que resta del año", aunque no falta mucho para que en enero de 2017 se implemente el nuevo esquema de precios.

Lo paradójico es que en un contexto de baja del precio internacional del barril de petróleo, en Argentina el gobierno esté proponiendo elevar los precios internos de combustibles, afectando en particular a los consumidores y en general al conjunto de los trabajadores que se ven impactados por inflación.




Temas relacionados

Combustible   /    Petróleo   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO