Política Venezuela

ELECCIONES REGIONALES 15-O

Apuntalando a la oposición la injerencia de EEUU, flanqueado por Colombia, no se hizo esperar

Luego de las declaraciones de carácter injerencista de EEUU con respecto a las elecciones regionales, el presidente Santos de Colombia salió a pedir “elecciones generales” en una muestra de su apoyo a la oposición derechista apuntalando la política yanki.

Martes 17 de octubre | 23:06

No había pasado poco tiempo de las declaraciones de representantes del gobierno de Estados Unidos en referencia a las elecciones a gobernadores, cuando Juan Manuel Santos, buscando reforzar la política gringa en el país, salió a pedir este martes "que haya elecciones generales con veedores extranjeros y un Consejo Nacional Electoral (CNE) independiente". Lo hizo en apoyo al "no reconocimiento" del resultado de los pasados comicios regionales por parte de la oposición derechista.

"Ante el no reconocimiento de los resultados electorales en Venezuela la solución es: elecciones generales, veedores extranjeros y CNE independiente", manifestó Santos mediante su cuenta de Twitter.

Santos suma su voz al reclamo que hace la oposición derechista nucleada en la MUD que denunció al Gobierno por "fraude" electoral, apenas se conocieron los resultados oficiales del CNE (Consejo Nacional Electoral) que daban al chavismo como ganador de los comicios regionales del domingo.

El resultado electoral le dio al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) la victoria en 17 gobernaciones de las 23 que tiene el país. Aunque a estas horas del lunes, aún no se conoce el resultado final en el estado Bolívar, cuyo gobernador es disputado entre el chavismo y la oposición. Con este resultado hasta el momento, que según las encuestas antes de la elección no era el más probable, el chavismo solamente perdería tres y la oposición ganaría dos más, pero avanzando en algunos que tenía el chavismo y perdiendo los que controlaba antes.

Te puede interesar: Con un resultado “dudoso” y cuestionado por la MUD, el CNE otorga rotundo triunfo al chavismo

Mientras la oposición aglutinada en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dice que hubo fraude en los comicios, declaran que la "trampa" en los resultados del CNE no se encuentra en las actas emitidas de la votación, sino en el proceso previo a esta jornada electoral. "La trampa no está en las actas (Las tenemos). La trampa ocurre antes, y es un proceso más sofisticado que requiere auditoría internacional", señala en una serie de mensajes Fredy Guevara de Voluntad Popular.

Aunque estas declaraciones no son unánimes en el seno de la oposición, ya que en este momento se dividen entre candidatos que impugnan su derrota y otros que aceptan haber perdido ante sus contrincantes del chavismo, lo que indicaría que las elecciones a gobernadores del pasado domingo han resquebrajado la unión de la oposición en el país. Así, los candidatos opositores Alejandro Feo La Cruz, aspirante por Carabobo, y Henri Falcón, aspirante por Lara, reconocieron su derrota apartándose así del discurso de la MUD, que denuncia irregularidades y sostiene su rechazo a las cifras oficiales.

La declaración de Santos desconociendo en los hechos la elección y su resultado, sumando un claro pedido injerencista en apoyo a la oposición derechista nucleada en la MUD, se da poco después de que Estados Unidos condenó las elecciones de gobernadores en el país.

Nikki Haley, la embajadora estadounidense en la ONU, expresó mediante un comunicado que, las elecciones, no fueron libres ni justas y prometió utilizar su poder económico y diplomático para apoyar a los venezolanos que buscan restablecer la democracia en su país.

También se expresó la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, diciendo que “Estados Unidos reconoce la valentía, la determinación y la voluntad del pueblo venezolano, que intentó ejercer su derecho constitucional de voto en la elección de gobernadores del 15 de octubre.” en claro apoyo a la oposición. Agregó que “Condenamos la ausencia de elecciones libres y justas ayer en Venezuela.”

En una entrevista realizada a Thomas Shannon (actual subsecretario de Estado para Asuntos Políticos en el actual gobierno de Trump) para medios españoles, pocos días antes de la celebración de las elecciones, frente a la pregunta con respecto a Venezuela “¿Después de las sanciones, cuál es el siguiente paso de EE UU?, el diplomático estadounidense respondió: “Nuestra política y nuestras sanciones tratan de forzar un acuerdo. Dicho metafóricamente: cuando uno está fundiendo acero, necesita mucho calor en el crisol”, para terminar agregando que “la paciencia de la región con Venezuela tiene un límite”. Shannon ha ocupado el mismo cargo con Barack Obama y George Bush.

Veremos qué curso tomaran en concreto estas declaraciones de que la “paciencia (de EEUU) … con Venezuela tiene un límite” una vez pasadas las elecciones y conocidos los resultados dados por el CNE. Todo está por verse, pues la oposición aglutinada en la MUD, que se muestra dividida luego del resultado electoral y con poca capacidad de movilización interna, cifra sus esperanzas en una mayor injerencia imperialista y de la derecha continental.

El gobierno de Estados Unidos y Colombia, este último un aliado principal de los intereses estadounidenses en la región, vuelven a imponer presión contra el gobierno de Maduro. Utilizan la denuncia, aún no comprobada, de la oposición derechista para redoblar sus ataques y favorecer una alternativa que profundice aún más el ajuste contra los trabajadores y el pueblo venezolano.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO