Juventud

ROSARIO

Apareció Franco Casco sin vida luego de 24 días de silencio oficial

Fue encontrado el cuerpo del joven que desapareció luego de estar detenido en la Comisaria Séptima de la ciudad. Su madre responsabiliza a la policía en lo que sería un caso de desaparición forzada de persona y gatillo fácil.

Sábado 1ro de noviembre de 2014 | Edición del día

Después de 24 días apareció el cuerpo del joven de 20 años Franco Casco, quien vino de visita a Rosario y fue víctima de una desaparición forzada de persona. Fue visto con vida por última vez en la comisaría 7ma, donde dicen haberlo liberado el 7 de octubre a las 22 horas pero sin embargo, su salida de la seccional, está plagada de dudas e irregularidades. Según la mamá de Franco, vio en fiscalía dos fotos de su hijo con el rostro completamente desfigurado a golpes en la misma comisaría y por otro lado, denuncia que la firma de la salida en libertad por falta de antecedentes del libro de guardia, no es la de Franco.

El jueves 30 se realizó una marcha hacia la comisaría para exigir la aparición con vida de Franco encabezada por sus familiares y acompañados por integrantes de numerosas organizaciones. Allí Elsa Godoy, madre de Franco declaró a los medios presentes que nadie del Gobierno se comunicó con ellos y a su vez denunció que el funcionario Del Vecchio, Secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, se hizo eco de versiones inverosímiles como que Franco fue visto en situación de calle pidiendo comida y ropa en una Iglesia el domingo pasado. A su vez, el Fiscal Apanowicz declaró días atrás que no había ninguna sospecha sobre el accionar policial.

Hasta el momento el silencio cómplice del gobierno de la provincia de Santa Fe es elocuente. El manoseo hacia la familia de la víctima ES denigrante. Durante estos días se les ocultó información, se fraguó la identidad de Franco y se plantaron hipótesis dilatorias. Mientras Elsa Godoy sospecha que a “su hijo lo mató la policía”.
Al respecto, en dialogo con La Izquierda Diario, Florencia Delnegro, Presidenta de la APDH Rosario declaró que existe una urgente necesidad de reclamar justicia. “Esa comisaría no puede seguir funcionando como si ahí no hubiese pasado nada”, fueron las palabras de Delnegro. Por su parte, Constanza Villanueva, del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos de Rosario expresó: “Exigimos el pase a retiro y el juicio y castigo a todos los policías de la Comisaría Séptima y una comisión investigadora independiente con organismos de derechos humanos y familiares de las victimas de gatillo fácil con plenos poderes para investigar este caso hasta las últimas consecuencias”.

Alicia Bernal, miembro de la CADH en el ENA dijo: “Esta policía que encabeza el ranking de muertes por gatillo fácil es la que cotidianamente detiene, tortura, asesina y desaparece.” Octavio Crivaro, Dirigente del PTS aseguró que ganarán las calles junto con numerosas organizaciones sociales, políticas y de DD HH para exigir justicia. “Que se vaya el Ministro de Seguridad Lamberto y su Secretario Chaumont. Juicio y castigo a todos los responsables”.

A su vez ayer se realizó una audiencia donde expusieron el Defensor Fraceschetti, la Fiscalía y testigos ante su familia. Afuera, cientos de militantes de diferentes agrupaciones acompañaban a los familiares de Franco. En medio de caras que no podían disimular la tristeza, la indignación y la impotencia de que una vez más mataron un joven por ser pobre y trabajador, se comenzaban a organizar y a pensar la larga lucha que queda por delante para lograr justicia por Franco Casco. Adentro de Tribunales su madre soportaba la dureza de tener que enfrentar la muerte de su hijo, Elsa Godoy debió tolerar la arrogancia de la médica policial que atendió al joven en la comisaria, que en todo momento actuó simulando no recordar nada sobre Franco, el tono burlón de los policías y la infinidad de declaraciones que culpaban a su hijo que ya no tiene.

Audiencia en Tribunales Provinciales

En la segunda audiencia convocada por el juez Postma, en el marco de la denuncia de habeas corpus por Franco Ezequiel Casco, en la misma depusieron en presencia de sus padres y familiares, el Defensor Fraceschetti, la Fiscalía y testigos. Se expusieron las pruebas solicitadas por el juez el día 30. La Fiscalia informó que el cuerpo hallado en el Río Paraná corresponde al de Franco ya que fue reconocido por sus padres. A su vez, dijo que se le van a practicar medidas de ADN cuyos resultados estarían aproximadamente en un mes. En ese marco, el juez dictaminó esperar el estudio de ADN para poder definir los pasos procesales. Respecto a las pruebas recabadas ordenó que se dirijan al Ministerio Publico de la Acusación por referir directa e indirectamente a dicha prueba procesal.

La carpeta judicial pasó a Unidad Especial de Homicidios a cargo de la fiscal doctora Prunoto con la caratula “investigación de homicidios”. El abogado de la familia, el doctor Ganón declaró: “Todas las circunstancias alrededor de esta causa determinan la existencia de una detención forzada de personas”, y agregó que el fiscal empezó a intentar investigar descartando desde el comienzo que haya participación policial en esta situación terrible, lo cual es “indignante y revelador de la poca credibilidad que tienen los poderes públicos punitivos de la provincia”. Ganón declaró que es ridículo por parte de la Fiscalía intentar abrir inmediatamente una causa por homicidio cuando ni siquiera está determinada la causa de la muerte.








Temas relacionados

Luciano Arruga   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Santa Fe   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO