Juventud

JALISCO

Ante las desapariciones forzadas, paro histórico en la Universidad de Guadalajara

El descontento y la rabia ante las desapariciones forzadas en Jalisco se convirtió en organización para los estudiantes de la UdeG, quienes en asambleas de base votaron paros históricos en sus carreras.

Jueves 3 de mayo | 11:32

El descontento que inundó las principales avenidas del centro de Guadalajara se ha convertido en organización. Las declaraciones de la Fiscalía del Estado y las maniobras para dar carpetazo al caso de los tres estudiantes del CAAV, funcionaron como combustible en una llama que era inicial.

Leer: Profundizar la organización e inundar las calles hasta que aparezcan todos

Primero fue la marcha de los 3,000 que se realizó un día después del comunicado de la Fiscalía, esa marcha fue expresión del profundo hartazgo de la juventud que en cada grito demostraba que no se quedaría cruzado de brazos a espera de la imposición de una nueva verdad histórica.

Y así fue. El llamado a conformar asambleas de base tuvo su respuesta en las carreras de antropología, historia y sociología, que discutieron la situación que se vive y propusieron parar sus departamentos (carreras).

De inmediato se hicieron visibles los intentos por parte de la Federación de Estudiantes Universitarios de romper las asambleas. Sus argumentos, individualistas y conservadores, de ninguna manera abonan a la organización estudiantil. Por el contrario, representan los intereses de la Rectoría, la misma que criminaliza al estudiantado y que toma decisiones sin tomar en cuenta a los que hacemos todos los días la Universidad.

El paro como método de lucha de los trabajadores adoptado por los estudiantes de manera consiente para hacer oír sus legitimas exigencias, será más potente aún si se liga a todo un plan de lucha que haga un llamado a sectores de trabajadores, familiares de desaparecidos, organizaciones independientes de derechos humanos y sectores populares.

La lucha que llevan adelante los estudiantes de históricos y sociales en el CUCSH de la Universidad de Guadalajara es un ejemplo a seguir para todos esos estudiantes, jóvenes y todo aquel que luche contra la violencia que es fomentada por el estado. Es un ejemplo para quien ya no quiera más esta reaccionaria guerra y se planteé una salida de los de abajo ante la degradación capitalista que buscan imponernos unos cuantos a las grandes mayorías.

Leer: Extender militarización en Jalisco, respuesta de Aristóteles Sandoval ante la crisis

Procesos de organización como el que se da hoy en la UdeG no se habían dado al menos en un par de décadas. Esta es una nueva juventud que pondera la autoorganización, los métodos de lucha y la tradición del movimiento estudiantil.

Las legítimas demandas de cese a la militarización y a la guerra contra el narcotráfico, la conformación de una comisión investigadora independiente integrada por familiares de desaparecidos, organizaciones de derechos humanos y peritos expertos autónomos que pueda dar con el paradero de nuestros tres compañeros, sólo podrán llevarse hasta el final en medida que muchos más sectores se sumen y se ponga en pie un gran movimiento nacional contra la militarización y las desapariciones forzadas.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO