Política México

#CERO DINERO A LOS PARTIDOS

Ante la ira popular, el PRI propone medidas para lavarse la cara

Ante el descontento emergido del 19S y el 8S, el PRI busca lavarse la cara proponiendo eliminar puestos plurinominales, renunciar a su 25% de presupuesto restante y eliminar financiamiento a partidos. Pero el PRI y el régimen de conjunto tienen responsabilidad en la tragedia.

Flora Ramírez

México D.F.

Martes 26 de septiembre

Después de que el sismo del 19S sacudiera el centro de México, el hartazgo popular frente al gobierno y los partidos del régimen escaló alcanzando importantes proporciones.

Una de sus expresiones fue una petición publicada en Change para que el Instituto Nacional Electoral (INE) done los casi 7,000 millones de pesos destinados a las campañas electorales de los partidos políticos con registro, a víctimas del sismo 7 y 19 de septiembre. Rápidamente la petición batió el récord de firmas en esta plataforma.

Tratando de legitimarse y lavarse la cara , los partidos fueron ofreciendo respuestas de "donativos" y planes de "austeridad" frente a la tragedia de la cual la corrupción y los gobiernos al servicio de los empresarios son parte.

Esta mañana, el Partido Revolucionario Institucional montó su acto central. El presidente nacional del partido, Enrique Ochoa Reza, hizo formal ante el Instituto Nacional Electoral (INE) la renuncia del PRI a 258 millones de pesos de prerrogativas que le corresponden de lo que resta del año para ser entregados a las personas afectadas por los sismos.

Posteriormente, presentó una propuesta ante la Cámara de Diputados respecto a una reforma para eliminar los recursos públicos destinados a los partidos políticos el próximo año.

Además, incluyó la propuesta de eliminar las diputaciones y senadurías de representación proporcional. Equivalente a 64 senadores, 200 diputados federales y más de 400 diputados locales, lo que, de acuerdo a la dirigencia de este partido, sumaría más de 11 mil 600 millones de pesos.

Anteriormente, con la misma intención de recuperar aprobación, ya partidos como el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Morena afirmaron que concedían el 100% del dinero que se les diera para el apoyo a damnificados del sismo.

El régimen es responsable de la tragedia

Frente a su "benevolencia" de los partidos, que como se ha afirmado una y otra vez en redes sociales no hacen más que renunciar al dinero que corresponde a la población, hay que recordar que el gobierno y sus partidos no están libres de responsabilidad en la destrucción y muerte de más de 400 personas -entre ambos sismos-.

Los sismos acontecidos son fenómenos naturales pero la tragedia provocada tiene responsables políticos y materiales.

En primer lugar todos los niveles de gobierno, que mediante la corrupción y su servilismo a los empresarios, permitió habilitar inmuebles para escuelas, centros de trabajo y vivienda sin que las construcciones fueran aptas para regiones sísmicas y con importantes deficiencias, que han sido reveladas en los últimos días.

Como segundo responsable están los empresarios, cuya sed de ganancia los orilla a abaratar los materiales y acortar el tiempo de las construcciones aún cuando esto representa un peligro para los usuarios del inmueble. Al mismo tiempo, aquellos que obligan a sus trabajadores a laborar en condiciones peligrosas e inapropiadas.

En el caso del primer terremoto el 8S los más afectados han sido pobladores pobres de Chiapas y Oaxaca, donde la políticas neoliberales impulsadas por estos partidos han pauperizado cada vez más las condiciones de vida.

Las falsedades de la propuesta del PRI

En la propuesta del PRI y las realizadas por otros partidos frente a los afectados por los recientes sismos, está claro que quienes administrarían los recursos sería las propias instituciones del régimen que aún en medio de esta tragedia han demostrado la intención de lucrar y desviar la solidaridad de la población.

El caso más grotesco es el del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, sin embargo, no es el único, miles de personas en brigadas presenciamos los intentos de la policía de la CDMX, federal o el ejército que retenían los víveres que la población donaba y a los que les han puesto el sello de instituciones.

Ante ello, el dinero "ahorrado" solo podría ser empleado efectivamente si la población organizada, junto a especialistas y sindicatos democráticos tuviera control de él.

A la par, cientos de comentarios etiquetados en el #CeroDineroALosPartidos, han recordado desvíos de fondos de inmensas proporciones encabezados por políticos de los partidos del Pacto por México, como el evidenciado por la #GranEstafa.

Las medidas propuestas por el PRI no representa un importante sacrificio para los partidos del régimen que a cada campaña electoral se financian por grandes empresarios a cambio de favores o de negocios ilegales como el narcotráfico.

Tampoco representa ninguna afectación en los millonarios salarios que los políticos en turno de estos partidos perciben, cuestionar estos privilegios implica en primer lugar un recorte radical de ellos, desde La Izquierda Diario hemos levantado la campaña por que todo funcionario cobre el salario de una maestra.

Para la reconstrucción de los hogares de las personas afectadas debe crearse un plan de obras públicas, además de lo mencionado este debe financiarse con impuestos progresivos a las grandes fortunas y con el cese del cuantioso pago a la deuda externa.






Temas relacionados

Sismos 2017   /   Política México   /   Terremoto   /   Corrupción   /   PRI   /   Sismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO