Política México

SALUD PÚBLICA

"Anomalía" de 8 mil mdp en el Seguro Popular

A trece años de la creación del Seguro Popular, el titular de la Comisión Nacional de Protección Social de Salud informó de un déficit por cerca de 8 mil mdp. Falta de personal e infraestructura, algunos de sus problemas.

Nancy Cázares

@NancyCornejoCaz

Lunes 7 de agosto | 16:40

El titular de la Comisión Nacional de Protección Social de Salud, Gabriel O’ Shea, informó que se realizaron denuncias en contra de al menos siete estados del país ante la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública.

Los estados denunciados son Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Veracruz, Sonora y Tabasco, quienes acumularon un total de 7 mil 849 millones de pesos recibidos del Seguro Popular sin comprobar.

El Estado de México suma un desfalco en 2016 de 900 millones de pesos del Seguro Popular, por su parte, tan solo Michoacán (2 millones 369 mil 59 afiliados) acumula 10 mil mdp (según informó el propio gobernador Silvano Aureoles, responsabilizando por el desfalco a las administraciones de Leonel Godoy, Fausto Vallejo, Jesús Reyna y Salvador Jara). Veracruz (200 mil afiliados), tan azotado por la descomposición social, ocupa el quinto lugar en entidades con desfalcos al Seguro Popular, con una cantidad de 409 millones de pesos. Tan sólo en el último año de la administración duartista no fueron comprobados 303 millones 927 mil 796 pesos.

Recientemente en Tamaulipas comenzó a registrarse inconformidad con los servicios del Seguro, reportando tiempos de más de una hora para ser atendidos y condiciones de espera incómodas.

Actualmente, el Seguro Popular cuenta con 54 millones de afiliados en el país. Entre las problemáticas que enfrenta son la ineficacia de los servicios y trámites, insuficiencia en surtido de medicinas (una de cada tres recetas no puede ser surtida), falta de personal, equipo e infraestructura, así como dificultades de operación.

Según datos citados por el Universal, basado en estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el déficit en el Seguro Popular puede medirse con cifras como las que indican que en México hay 1.6 camas por cada mil habitantes, mientras que el promedio de la OCDE es de 4.8.

El Seguro Popular ha sido usado no sólo como la "caja chica" de gobiernos y administraciones a nivel local, sino como un verdadero rehén del que partidos como el Verde Ecologista de México se valen en tiempos de elecciones para conseguir votos.

La reforma a la salud implementada por Enrique Peña Nieto con el beneplácito de todos los partidos del Pacto por México, también encontró soporte en el Seguro Popular, a través del cual pretendieron suplir con la universalización de los servicios de salud (que constaba de tres paquetes http://www.laizquierdadiario.mx/Foro-en-defensa-de-la-salud-publica) a atención médica que es responsabilidad del Estado brindar a la población. Articulado con el ataque al IMSS y a sus trabajadores (con los despidos, liquidación de pensiones y precarización), el desfalco al Seguro Popular es uno de los eslabones en la cadena de privatización de este vital servicio.

Leer: Sistema de Salud Universal: degradación de los servicios y la atención.

Es claro que mientras sean las empresas y los políticos a su servicio quienes administren la salud, lo que menos será prioridad para estos programas es la vida de los millones de trabajadores que dependen de ellos. Mientras nuestras familias mueren en hospitales ya sea por falta de infraestructura o producto de la mala atención que provoca la precarización y super explotación de médicos y enfermeras, los de arriba continúan buscando de dónde extraer recursos, entregándolos a empresas mientras nos arrebata conquistas que volvimos derechos por medio de la organización y la lucha.

Ante este panorama es indispensable bregar por un sistema nacional de salud público y universal del que se haga cargo el Estado, que institutos como el IMSS y el ISSSTE operen bajo el control de sus trabajadores y derechohabientes y que, para que nunca más la falta de medicinas cobre otra vida, se nacionalicen los laboratorios sin indemnización alguna para esos mercenarios de Novartis o Bayer, por mencionar tan solo algunas de las empresas que lucran con nuestra salud.

Con información de El Universal, El mundo de Orizaba.






Temas relacionados

Plan Universal de Salud   /   Política México   /   Reformas Estructurales   /   Trabajadores de la salud   /   Sistema de salud   /   Salud pública   /   Enrique Peña Nieto

Comentarios

DEJAR COMENTARIO