Política Uruguay

Aparato represivo

Año nuevo con más policías

Se suman 500 efectivos al Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) y se extiende a otros departamentos.

Sábado 6 de enero | 17:38

El nuevo año comenzó con los anuncios de parte del ministro del interior Eduardo Bonomi de la incorporación de 500 nuevos policías al Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) y su extensión al interior del país.

Desde este año el programa funcionará también en los departamentos de Maldonado, Salto, Cerro Largo, Rocha, Colonia. Los 500 nuevos efectivos se sumarán a los 1000 que ya se encuentran trabajando en esta fuerza represiva.

Los anuncios se suman a la extensión de la videovigilancia en distintas zonas de Montevideo. Hace pocos días Bonomí participó de la inauguración de 320 cámaras en la zona de La Teja y el Cerro.
Desde el mes de octubre se vienen instalando 15 cámaras por día en distintos puntos del país; y se prevé instalar un total de 6500, la mitad de ellas en la zona metropolitana.

Los problemas sociales no se resuelven con represión

El ministro Bonomi gusta hacer alarde del fortalecimiento y extensión del aparato represivo. En estos periodos de gobiernos frenteamplistas es notoria la importancia que se le ha dado al mejoramiento de la capacidad represiva del Estado. Importantes aumentos salariales para policías, modernización de armas y equipamiento, mayor cantidad de efectivos son algunas de las medidas que se han alentado.

La “inseguridad” o la delincuencia son consecuencias de un modelo económico y social que excluye y margina a importantes sectores de la población y su solución pasa por cambios estructurales que permitan una vida digna para la población.

Los gobiernos frenteamplistas han optado por favorecer a los grandes grupos económicos, locales e internacionales, sin cambiar en lo fundamental las condiciones de vida de las grandes mayorías.

Las mejoras en los índices que de los que se jacta el gobierno son válidas si se compara la situación con los momentos de crisis de comienzos de los 2000, pero no han dado una solución de fondo y las condiciones de vida son claramente peores que antes del periodo dictatorial.

Los anuncios de estos días muestran a un Frente Amplio que continúa avanzando por el camino del fortalecimiento del aparato represivo para hacer frente a los problemas sociales, en sintonía con las posturas de la derecha y los sectores conservadores.






Temas relacionados

Política Uruguay   /   Policía   /   Represión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO