Sociedad

FRACKING

Añelo, corazón delator de Vaca Muerta

Como una triste ironía, los mapuches predijeron su futuro: “Lugar del muerto”. “Añelo era una zona netamente productiva y pasó a ser una zona netamente extractiva”, explicó un investigador del OPSur.

Sabrina Pozzi

Periodista | Fellow of Climate Tracker | @sabrinapozzi

Sábado 5 de octubre | 12:50

Como si fuera una triste ironía, los mapuches predijeron el futuro de Añelo. Su nombre significa “meseta de la amenaza” (o “paraje o lugar del muerto”). Hoy, es el corazón del yacimiento de gas y petróleo no convencional (convencional en menor medida) de Vaca Muerta -con una superficie de 30.000 km2, tan grande como Bélgica- por su posición geográfica donde el tránsito confluye sin cesar todos los días.

Falta de cloacas, de red de gas, sin asfalto y problemas con el agua contaminada. “Es más caro que Puerto Madero, pero sin servicios. Es una precariedad absoluta”, resumió Martín Álvarez Mullally, investigador del Observatorio Petrolero Sur (OPSur).

Son muchos los problemas que tiene esta localidad. Falta temporal de trabajo, condiciones precarias laborales, conflictos por el fracking por la contaminación que genera y por la propiedad de la tierra de los mapuches, son más ítems que se suman a la lista anterior. Además, la provincia de Neuquén es una de las cuatro más endeudadas del país, y está padeciendo sismos en distintas localidades (una es Añelo) justo desde la llegada del fracking.

Actualmente, el Gobierno dispuso que Gendarmería tenga jurisdicción en la Cuenca debido al incidente en uno de los pozos del yacimiento en Loma La Lata Oeste.

“Añelo era una zona netamente productiva y pasó a ser una zona netamente extractiva”, explicó el investigador del OPSur. Viñedos, frutas, cría de ganados eran sus actividades, pero hoy es un “pueblo de trabajadores petroleros”. “Creció exponencialmente con Vaca Muerta y hoy se calcula que viven alrededor de 8000 personas (antes 5000) y se piensa que en el corto plazo va a tener una población de entre 25000 y 30000 personas. Para esto se tuvo que cambiar toda la estructura del pueblo y eso hoy se está padeciendo mucho”, concluyó Álvarez.

Créditos: Permiso de OPSur

Conflicto mapuche

La comunidad mapuche Lof (comunidad) Campo Maripe, pegada a la ciudad de Añelo, continúa con su lucha por sus tierras y sus derechos. Hace algunas semanas apelaron el fallo que revocó la absolución dictada por el juez Gustavo Ravizolli frente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La primera sentencia había concluido que no habían cometido delito al “ocupar” las tierras reclamadas por la familia Vela como propias. Esta familia adquirió un título de propiedad durante la última dictadura militar. “No es casualidad que el título aparezca justo en el momento de la dictadura. Situaciones similares se viven en toda la provincia”, detalló el Kona (autoridad joven mapuche) de la zonal Xawvn Lo (Confederación Mapuche de Neuquén), Lefxaru Nawel.

“Nosotros Vamos a seguir luchando hasta la última instancia. Vamos a ir hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos si es necesario. No vamos a parar porque sabemos que es una medida arbitraria la que se está tomando”, aseguró una werken (vocera) de Lof Campo Maripe, Lorena Maripe.

La personería jurídica le fue entregada a esta comunidad en 2014 y no quieren tomarla en cuenta porque fue posterior al 2006, fecha límite que establecieron para relevar los territorios para permitirle el paso a las petroleras. Sin embargo, su estadía en estas tierras es desde hace un siglo y al no querer tenerla en cuenta desde el gobierno provincial (y el poder judicial) están incumpliendo su propia constitución que dice que todas las comunidades tienen que ser relevadas tengan o no personería.

A veces, ingresan de golpe en su territorio y tienen que ir a decirles que se vayan, por eso están siempre vigilando. “Están amenazando con volver (a instalarse dentro de su territorio) y no se lo vamos a permitir”, afirmó la werken Maripe.

“No respetan el proceso de consulta, lo patean para el Estado, que concesiona a ellos y si el Estado está ausente, ¿ellos van a cumplir su rol?”, sentenció Maripe.

“El pueblo mapuche sufre la criminalización no sólo de sus comunidades, sino también de sus autoridades. Esto ha venido sucediendo no solo durante el macrismo, sino también con gobiernos anteriores. En la actualidad, sufrimos acusaciones por parte del sector petrolero, pero también de sectores terratenientes, como la Sociedad Rural, sumado a otros intereses inmobiliarios”, detalló Nawel. “Es un problema político (que no depende de) una resolución judicial”, sentenció Nawel.

“A nosotros sí nos procesan con total velocidad, como sucede con nuestras autoridades. Fuera de Neuquén capital hay más de 30 personas acusadas de delitos y más de 20 causas judiciales en marcha y eso también muestra la disparidad”, explicó enojado Nawel.

La comunidad de Campo Maripe viene denunciando desde hace tiempo la contaminación ocasionada por las petroleras, pero la justicia no avanza sobre las denuncias que se han presentado. Una de las más resonantes es la que hicieron junto a Greenpeace el año pasado contra los residuos de la firma Treater Neuquén SA que, según la denuncia, es un repositorio de cutting que seca y trata los lodos de perforación que son descartados durante el proceso de extracción de petróleo y gas no convencionales.

Este vertedero acopia los residuos de YPF, Total y Shell, entre otras empresas. “En la primera instancia dijeron que no habían encontrado contaminación y esta se nota a simple vista. No se necesita hacer muchos análisis para darse cuenta de que el aire y la tierra están contaminadas. Van a hacer un segundo muestreo, pero no ha habido información aun”, contó la werken.

Apenas a un kilómetro de Añelo, en la meseta, se encuentra este basural en donde a la noche, según Maripe, se prenden los hornos y “no se puede respirar el olor a podrido”. “Cerca viven niños, embarazadas y ancianos, los más vulnerables en condiciones muy malas”, sentenció.

El Koan, por su parte, agregó: “Ninguno de los juicios que se han ganado se han logrado con los laboratorios de acá de la zona que son realmente obsecuentes con las petroleras. Por eso, se han mandado estudios a universidades públicas u otras entidades de carácter privado, pero siempre lejos de acá”.

Contaminación

“A los territorios los vemos cada día más contaminados”, aseguró Lorena Maripe, y contó que “muchos familiares padecieron o padecen distintas enfermedades como cáncer” y que “algunos médicos dicen que es a causa de la contaminación, pero otros no se animan a afirmar que las causas están vinculadas con la exposición a sustancias tóxicas por miedo a perder su trabajo.”

Además, dio por ejemplo una vez que el programa televisivo de Lanata se entrevistó con el director del hospital que dijo que el agua contamina y que por eso había muchos casos de chicos con problema en el estómago y “lo barrieron del lugar” al director.

La mamá de Lorena había padecido cáncer: “El médico oncólogo de Neuquén le dijo que no se bañara con el agua de ahí”. Además, Maripe también afirmó: “Te nacen animales con malformaciones”.

En relación a esta desertificación de los suelos que eran productivos, la ONU en sus últimos informes de Cambio Climático insta a los países a abordar los temas de “la inseguridad de la tenencia de la tierra, incluida la desigualdad de género” para promover “la restauración de la tierra para reducir las emisiones de carbono” y también para “cuidar el agua” y “la salud”.

Añelo es una localidad llena de conflictos de diferente índole, pero todavía no existe ningún movimiento socioambiental más allá del de los mapuches. “Falta generar más conciencia porque hace poco la comunidad de Añelo hizo un corte de ruta porque un chico murió por inseguridad vial. Empiezan a reaccionar tarde porque cuando uno le dice que las petroleras se están llevando todo, se piensan que lo hacemos por dinero. Cuesta mucho hacer que la sociedad acompañe nuestro reclamo. Hay mucha resistencia. Los mapuches estamos mal vistos. Nosotros queremos un bienestar general por la sociedad y por nosotros mismos. Ojalá nos acompañaran. Lograríamos muchas cosas. Hay mucha resistencia porque vos protestás por algo y es como que estás en contra de que tengan trabajo y se lo toman como en contra de ellos”, explicó Maripe.

Créditos: Permiso de OPSur.

El trabajo que necesita el fracking

“El trabajo es una situación bastante particular ya que la industria del fracking demanda mucha mano de obra, tanta que para nosotros es uno de los puntos más conflictivos”, explicó Álvarez. Él aseguró que esta actividad está atada a valores internacionales y que depende de dos cosas: una es el precio internacional del barril de petróleo y la otra es el mercado internacional del gas. Por lo que los trabajos que ofrece son inestables.

“Cuando comenzó a desarrollarse Vaca Muerta el precio del barril estaba a 100 dólares. A los dos años bajó a 30 dólares”. Además, contó que eran 5500 puestos de trabajo al principio, pero que luego se redujeron drásticamente casi a la mitad y se redujo el salario. “Cada puesto de trabajo que vos ingreses dentro del mundo petrolero da tres trabajos indirectos y cuatro inducidos, una parte importante de éstos son los puestos de trabajo estatal”.

Por lo tanto, Álvarez explicó que en los momentos de alza se necesitan muchos empleados para las tareas de servicio, como hospitales, viviendas, escuelas. Sin embargo, al depender la provincia de los ingresos de la renta petrolera para poder sostener su estructura de servicios públicos, cuando los precios internacionales están en baja, no puede mantenerla y debe contraer deudas.

Además, sentenció que los mayores subsidios se los llevan las petroleras. Por otro lado, los trabajos que más mano de obra requieren son los menos calificados, explicó el investigador. Por eso, “hay un aumento de la clase obrera”, dijo. Por otro lado, aseguró que los puestos más calificados los tienen las personas que “traen de afuera, de su país”. Sólo ocupan el cupo requerido por localidad para trabajar allí los puestos menos calificados.

En relación a esto, se firmó hace dos años un Convenio Colectivo de Trabajo de Vaca Muerta que flexibiliza los derechos de los trabajadores. El investigador del OPSur citó algunos ejemplos: “Reducción del 40 % de salario y trabajar en situaciones climáticas desfavorables”. También debido a otros cambios se aumentó el “riesgo de vida de los obreros y de accidentes”. En algunos casos, los obreros viven en el mismo predio donde trabajan.

Créditos: Permiso de OPSur: Martín Barzilai, Subcoop.

De cara a las elecciones, Lorena Maripe aseguró que ya les hicieron, muchas veces, falsas promesas. Sin embargo, agradeció el acompañamiento de los partidos de izquierda y de Raúl Godoy, diputado del FIT por Neuquén, quien “siempre acompaña”. También, a los trabajadores del OPSur.

“Nosotros estamos en contra de la lógica del extractivismo, del capitalismo, porque nuestros territorios son sociedades comunitarias y están fuera del mercado, de todo tipo de especulación capitalista”, resumió Nawel.

Añelo, “paraje del muerto”, es el corazón que sufre, lucha y delata lo que acontece. Está muy lejos de ver el derrame de la bonanza saudita, de que Vaca Muerta sea la Arabia Saudita que otros prometían.







Temas relacionados

Hidrocarburos   /    Fracking   /    Vaca Muerta   /    Ecología y medioambiente   /    Neuquén   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO