Sociedad

ALQUILERES

Alquileres: tras una larga dilación, hay dictamen común para votar una ley

Esta semana desde la Comisión de Legislación General salió un proyecto común entre Cambiemos y sectores de la oposición, hoy nucleados en el Frente de Todos, para que se discuta en Diputados.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Sábado 9 de noviembre | 13:26

En base a cuatro proyectos para regular los alquileres, hubo acuerdo entre sus autores y elaboraron un dictamen unificado. Los proyectos previos eran de Daniel Lipovetsky (PRO), Felipe Solá (PJ –Red Solidaria), Agustín Rossi (kirchnerismo) y Silvia Horne (Movimiento Evita).

Si bien había diferencias entre los proyectos, sobre todo en el plazo para que los propietarios puedan aumentar los montos del alquiler (el PRO planteaba seguir con los aumentos semestrales que se instauraron de hecho en la gran mayoría de los contratos de alquiler), los diputados de esa comisión llegaron a un acuerdo.

Seguramente fue la interna que se desató en el oficialismo (no solo en Cambiemos, sino en particular en el PRO) luego de las elecciones generales del 27 de octubre, que movió al Lipovetsky a buscar unificar los proyectos.

Recordemos que fuel el diputado del PRO el único del oficialismo que estuvo presente en la reciente asunción de Juan “antiderechos” Manzur como gobernador reelecto de Tucumán.

Te puede interesar: Con la presencia de Fernández, el antiderechos Juan Manzur asume su segundo mandato

Trascendió después del triunfo del Frente de Todos, que Lipovetsky está muy molesto con Marcos Peña y el propio Macri, por considerar que la falta de “amplitud política” los llevó a la derrota.

Pero tal vez a su enojo lo mueve más el hecho de que quedó relegado de las listas a diputados nacionales de Juntos para el Cambio y tuvo que acordar un lugar en las listas de diputados provinciales con María Eugenia Vidal.

Puntos clave del dictamen unificado

. Extensión del plazo contrato de alquiler a 3 años.

. El aumento del alquiler sería anual.

. El aumento del precio de alquiler se calcularía en base a una fórmula de indexación mixta que combina, en partes iguales, la evolución de la inflación (Índice de precios al consumidor –IPC-) y de los salarios (Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables –RIPTE-).

. El depósito para entrar a un alquiler sería el equivalente a un mes de alquiler.

. Las expensas extraordinarias quedarían a cargo del propietario.

. Si los inquilinos dan aviso de interrupción del contrato con tres meses de anticipación, no pagarían indemnización. De no cumplirse con ese plazo, deberán pagar el equivalente a un mes o mes y medio de alquiler.

. Los contratos deberán inscribirse en la AFIP.

. Se ampliarían las opciones que los inquilinos pueden presentar al propietario en carácter de garantía. Además de una garantía de propiedad, se podría presentar recibos de sueldo, certificados de ingresos, seguros de caución o avales bancarios. De no ser un inmueble la garantía, el inquilino debería presentar dos de las otras opciones y el propietario estaría obligado a aceptar una de ellas.

En este último punto, el dictamen también plantea que de presentarse un recibo de sueldo, certificados de ingresos, etc., el valor que representen debería ser equivalente a 10 veces, como máximo, el monto del alquiler.

Esto es como mínimo problemático para los inquilinos. Si una familia cuenta solo con un recibo de sueldo y por ejemplo el monto del alquiler al que puede acceder es de $15.000 (dos ambientes), el sueldo debería ser de $150.000 (eso sí, como máximo). De mantenerse esto, sería muy dificultoso poder llegar a alquilar, sino se tiene otro tipo de garantía.

Te puede interesar: Pagar un alquiler o morir en el intento

Lo mismo sucedería con las expensas, que son una de las razones por las cuales muchos inquilinos se ven obligados a mudarse por la imposibilidad de poder afrontar esos costos.

Hoy lo que hacen muchas administradoras de consorcios, a instancias de los propietarios, es unificar las expensas extraordinarias con las ordinarias. De esa manera, al no estar discriminadas, las tiene que pagar el inquilino.

En el país se calcula que hay 9 millones de inquilinos. Por supuesto que aquí no se cuentan las familias que ni siquiera cuentan con ingresos como para poder afrontar un alquiler y pagan cuartos de hoteles, o quienes directamente se ven obligados a vivir en asentamientos, pero aún: en la calle.

Te puede interesar: Hay 138.328 viviendas sin habitar en la Ciudad, donde miles duermen en la calle

Tan solo en la Ciudad de Buenos Aires en el 1° semestre de este año, fueron 60.000 personas las que se vieron obligadas a mudarse al conurbano y los dos motivos por excelencia fueron la duplicación del valor del alquiler y las altas expensas. Así lo sostiene la ONG “Defendamos Buenos Aires”.

Son casi 3 millones las y los habitantes de la Ciudad, según el Instituto de la Vivienda de la Ciudad –IVC-, de los cuales poco más del 35% alquila, lo cual representa a 1 millón de personas.

Para la gran mayoría de ese porcentaje siempre fueron draconianas las condiciones para alquilar, los brutales ajustes hicieron cada vez más difícil sostener ese pago mensual.

De hecho, se les va un 50% de su sueldo.

Veremos qué pasará con este dictamen único. Antes de que finalice este mes tendría que tratarse para que no pierda estado parlamentario, aparentemente el 25 o el 27 serían los días en que se trataría.

El veremos qué pasa tiene que ver con el lobby que logre hacer, una vez mas, el mercado inmobiliario, que en la Ciudad de Buenos Aires, practicamente cogobierna.







Temas relacionados

Frente de Todos   /    Cambiemos   /    Cámara de Diputados   /    Inquilinos   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO