Mundo Obrero

MOVIMIENTO OBRERO

Alimentación: los últimos días de campaña

Javier “Poke” Hermosilla (Mondelez-Kraft) y Luis “Teto” Medina (PepsiCo), candidatos a secretario general y secretario adjunto por la Bordó, fueron entrevistados para el programa “Aquí no ha pasado nada” conducido por Cristian Salles para AM Líder 1540.

Rodrigo Lescano

@lescano559

Jueves 5 de mayo de 2016 | Edición del día

Cristian: ¿Cómo están preparando la campaña? ¿Qué expectativas hay de cara al 10 de mayo?

Poke: Estamos en la última parte de la campaña. Las elecciones son el martes que viene. Venimos haciendo un trabajo muy extendido en las principales fábricas del gremio. Todos sabemos que en el sindicalismo argentino los mandatos son con duración indefinida: nuestro Secretario General, Rodolfo Daer, hace treinta años que está en nuestro sindicato. Muy cuestionado por los trabajadores, eso ha permitido el surgimiento de una oposición que está extendida en las principales empresas alimenticias del país que son Mondelez Planta Pacheco, Mondelez planta Victoria y en PepsiCo Snacks, Felfort y en otras decenas de fábricas más pequeñas. El surgimiento de esta oposición es consecuencia del abandono que ha hecho Daer sobre los derechos de los trabajadores. Fueron un golpe para ellos los resultados del 2012, y hoy tiene un discurso donde dice ocuparse de los trabajadores pero los hechos demuestran que sus dirigentes cobran salarios de 120 mil pesos por mes mientras que nuestra obra social tiene un servicio deficiente, y nuestro convenio colectivo de trabajo es del año 94. Las principales cuestiones laborales que nuestro gremio debería resolver no las resuelve y eso hace que los trabajadores busquen un cambio o una alternativa. Creemos que no es imposible recuperar el sindicato porque la semana pasada en el gremio SUTNA, la oposición de izquierda a Wasiejko conquistó el sindicato, hecho que no ocurría desde la década del 40. Esto demuestra que no es imposible terminar con las dirigencias corruptas que sufrimos todos los trabajadores.

Cristian: En los últimos años salió a la luz que muchos dirigentes sindicales no solo pactan con las patronales sino que también son socios o empresarios. ¿Ocurre esto en el gremio de la alimentación?

Poke: Lo que nos consta es que la burocracia sindical es cómplice de que haya condiciones de flexibilización laboral en la mayoría de las fábricas donde no existe oposición. Un dirigente que cobra 120 mil pesos por mes en blanco claramente esa plata no es de él. Es de los afiliados. Los congresales que representan a la verde, la agrupación de Daer, no llaman asambleas, discuten paritarias y acuerdos a espalda de los trabajadores siendo ellos amos del destino de estos últimos y sus familias. Nosotros planteamos una democracia directa donde el órgano máximo de decisión del sindicato deben ser las asambleas por fábrica, y no asambleas de congresales que son las que deciden todos los rumbos que toma el STIA. Otra cosa que nos consta es que Daer está procesado por vender un campo deportivo del STIA a un precio de 5 millones de dólares donde al sindicato solo le entraron 2 millones. Para zafar del juicio oral se le aprobó una probation donde tuvo que pagar 150 mil dólares y hacer trabajo comunitario. Para nosotros esta persona que no ha podido comprobar a donde fueron esos 3 millones de dólares faltantes no puede estar al mando de nuestro gremio.

Cristian: ¿Cómo tomaron desde la bordó la marcha de las centrales sindicales del viernes pasado?

“Teto”: A través de asambleas en nuestras fábricas, marchamos independientemente de las direcciones de las centrales junto con los trabajadores clasistas levantando nuestras propias consignas y reivindicaciones. Consideramos necesario que haya un paro nacional para pararle la mano a Macri por los despidos masivos que sufren los trabajadores estatales con los cuales nos solidarizamos y como también los trabajadores del sector privado. Los grandes empresarios están envalentonados con esta situación y aprovechan para avanzar con nuestras conquistas. Yo trabajo en PepsiCo Snacks donde soy delegado de la comisión interna donde la empresa está haciendo un vaciamiento donde se están llevando la producción a una planta que tiene en Mar del Plata. Están haciendo claudicar a un montón de compañeros por medio de retiros voluntarios o como denominamos nosotros “despidos encubiertos”. La fábrica anda al 40% con todas sus líneas cerradas porque no hay personal. La empresa avanza para borrar la tradición de lucha y conquistas que tenemos en la fábrica a base de asambleas y medidas de fuerza que hicimos en conjunto con los trabajadores de allí. El sindicato es cómplice de esta avanzada ya que Rodolfo Daer no ha venido a PepsiCo desde el año pasado. El sindicato ha estado ausente en esta situación. Nosotros venimos enfrentando el vaciamiento con cortes y movilizaciones. No nos parece extraño a nosotros esta situación ya que han cerrado varias alimenticias como Bagley y Royal durante la gestión de Daer, el cual lleva treinta años al frente del sindicato. Él nunca se puso al frente de estos cierres que dejaron a cientos de familias en la calle, y teniendo en cuenta la realidad económica y política del país necesitamos dirigentes acordes a estas circunstancias, que pongan los sindicatos al servicio de los trabajadores y como herramientas para enfrentar los ajustes del gobierno y los empresarios.

¿Cuál es la posicióndel PO?

La “agrupación clasista de la alimentación” impulsada por el PO, publicó en uno de sus boletines que apoyaba para las próximas elecciones indistintamente a la lista Bordó como a la Celeste y Blanca, igualando a las dos listas como “opositoras”. Se les pasó el pequeño detalle, que al menos en las fábricas de la Alimentación es por todos conocido: la Celeste y Blanca es una lista impulsada por Daer para restarle votos a la Bordó y evitar que la verdadera oposición a la burocracia logre obtener el 20% por el que la minoría obtiene los puestos de congresales. Pero hay un hecho que hace más vergonzosa esta posición.

Hace unos días el Frente de Unidad NegraRoja-Granate, que impulsaban el PO, PTS y activistas combativos, recuperó el Sindicato del Neumático (SUTNA) de manos de la burocracia. ¿Saben a quién apoyó la Celeste y Blanca en la campaña? Adivinó: a la Lista Violeta de Wasiejko. Lo hizo con un volante firmado por la comisión interna y la CyB, pero también impulsando charlas en común como la del 17 de abril, para discutir cómo sacar a la izquierda de los sindicatos. El PO debería repensar su llamado a votar a los amigos de la burocracia de Wasiejko (y Daer) y apoyar a la única lista anti-burocrática, fortaleciendo al sindicalismo clasista.







Temas relacionados

Elecciones sindicales   /    STIA   /    PO   /    Trabajadoras y trabajadores de la Alimentación   /    Mondelez-Kraft   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO