Cultura

TRIBUNA ABIERTA

Algo que no queremos ver de nosotros mismos

Escribe una joven del barrio Manuelita de 19 años sobre sus deseos y preocupaciones.

Martes 3 de enero | Edición del día

En un mundo donde todo es consumo nos vemos etiquetados como un producto más, las vidrieras colapsan de chicas dispuestas a dar la vida por bajar un kilo más.

El circo se abrió en el horario perfecto para correr las miradas de los niños que pasan hambre.

Es momento de prender el televisor, en cuanto hablen de guerra comencemos el zapping.

Sigamos así dando vuelta las caras, para que las cosas sigan concretamente mal.
El mundo sigue girando y nosotros seguimos parados buscando excusas para no colaborar con un ciclo necesario que apunta a la prosperidad.

Así vamos tranquilos sabiendo que existe la posibilidad de cambiar el mundo, tanto para bien, como para mal. Pero siempre prefiriendo empeorar.

Mientras tanto los “poetas” recogen la basura, inculcan valores y dan la vida con el propósito de mejorar.

Abriendo las mentes y los corazones, sus almas rotas comenzaron a vagar, en esta rotonda sin salida volviendo al punto de partida, cada vez más cansados de la monotonía de las masas en retroceso.

Paren un minuto, abran los ojos, miren el cielo.

¿Qué estamos haciendo?








Temas relacionados

Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO