Internacional

CRISIS CLIMÁTICA Y ECOLÓGICA

Alerta máxima en Australia: nuevo pico de calor e intensificación de incendios

Las condiciones muy calurosas, secas y ventosas ocasionarán un elevado peligro de incendios, especialmente en los distritos del sur.

Valeria Foglia

@valeriafgl | Editora de Ecología y ambiente

Jueves 9 de enero | 21:05

Gráfico realizado con datos de la NASA

La Oficina de Meteorología australiana lanzó una grave advertencia para Australia del Sur, Victoria y Nueva Gales del Sur por peligro de incendio este 10 de enero. Anticipan que la población debe estar preparada para la intensificación de las llamas, especialmente en zonas de cultivo, incluyendo la isla Canguro, frente a las costas de Australia meridional. Las condiciones muy calurosas, secas y ventosas ocasionarán un elevado peligro de incendios, especialmente en los distritos del sur.

Para Victoria, Nueva Gales del Sur y el Territorio de la Capital Australiana se espera un pico de peligro de incendios este viernes, de muy alto y grave a extremo en distritos del norte de Victoria. Para la costa de Nueva Gales del Sur, uno de los estados más golpeados por la crisis, los vientos del este deberían hacer descender la temperatura y el peligro de incendio en comparación con el fin de semana pasado. No por nada es allí donde cientos de familias se resguardaron la primera semana del año a la espera de ser rescatadas.

Hay temores de que los incendios forestales se fusionen en Nueva Gales del Sur y Victoria. A su vez, rige la prohibición de cualquier actividad al aire libre que pueda ocasionarlos, mientras las fuerzas militares del país oceánico instan a habitantes de isla Canguro a abandonar las casas y evacuarse. En el área, además, cientos de familias se quedaron sin electricidad por un incendio en la línea principal de suministro al oeste de la isla durante la noche del jueves. Otro de los inconvenientes que se presenta es el abastecimiento de agua por los daños en una planta cercana a Penneshaw.

En tanto, en Australia del Sur la situación también es muy compleja, advierten desde las autoridades meteorológicas de Australia, a raíz de dos cambios en la dirección del viento durante el 9 de enero. La noche plantea una verdadera preocupación para los incendios en curso, debido a los vientos persistentes del oeste al suroeste. Durante el viernes a hora temprana comenzará a aumentar la humedad y habrá precipitaciones.

Como si no fuese suficiente, la agencia meteorológica australiana además lanzó un aviso sobre la presencia de una débil actividad ciclónica que se mueve hacia el oeste-suroeste, pudiendo alcanzar la intensidad de ciclón tropical hacia el sábado. Esto ocasionará lluvias fuertes. Para algunos especialistas, este será el próximo desafío a enfrentar en Australia.

El primer ministro Scott Morrison continúa resistiéndose a la vinculación entre incendios forestales y la política climática de su Gobierno y los que lo precedieron, en especial los liderados por lobistas de combustibles fósiles como el carbón. “Ninguna política climática causó el incendio”, aseguró muy airoso en la TV australiana, agregando que el debate público sobre el tema ha sido “muy decepcionante”. El primer ministro se queja además de la “desinformación”, mientras en redes se despliega un ejército de trolls y bots para desacreditar a ambientalistas (¿les suena?) o alimentar la versión de que el mayor incendio en la historia de Australia se debió a quienes dejaron colillas de cigarrillo encendidas y no al impacto de la crisis climática, tras un año de temperaturas y sequía récord.

La fecha de este pico de peligro coincide con la movilización en varias ciudades del mundo en solidaridad con el pueblo de Australia y contra el negacionismo climático de sus autoridades. Argentina no será la excepción.

Seguí la cobertura de La Izquierda Diario sobre esta crisis socioambiental de proporciones.







Temas relacionados

Incendios en Australia   /    Scott Morrison   /    Incendios forestales   /    Crisis climática   /    Australia   /    Cambio climático   /    Ecología y ambiente   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO