Política

POLÍTICA

Alberto Fernández reconoció que "devaluar es una máquina de generar pobreza"

Lo hizo en un acto en el municipio bonaerense de Ezeiza, en un acto de entrega de viviendas. Se refirió a la crisis económica y responsabilizó al macrismo de la crisis habitacional.

Lunes 26 de octubre | 13:47

El presidente Alberto Fernández encabezó hoy en el municipio de Ezeiza un acto de entrega de viviendas. El mismo está dirigido a familias de las provincias de Buenos Aires y Río Negro, y obras de reactivación de viviendas para Formosa y La Rioja.

El mandatario cerró un evento donde hablaron los gobernadores de cada una de esas provincias. Estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta; y el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados. Se pusieron en contacto con los gobernadores de Río Negro, Arabela Carreras; La Rioja, Ricardo Quintela; y Formosa, Gildo Insfrán; y el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson.

Te puede: La pulseada del dólar: los vaciadores conducen la economía al infierno

Fernández aprovechó para referirse a uno de los principales temas nacionales, el dólar y la económica. "Devaluar es fácil, pero es una máquina de generar pobreza. La verdad nosotros lo que queremos es una Argentina que crezca y se desarrolle, que dé trabajo, produzca y exporte. Así queremos conseguir los dólares, no porque pusimos el dólar al precio que algunos poderosos necesitan", dijo el jefe de Estado al encabezar el acto en Ezeiza.

Recordemos que ante el dólar sin control, el ministro Guzmán lanzó una licitación de varios instrumentos para absorber liquidez.

A pesar de su frase, Fernández había avalado a finales del gobierno de Macri el proceso devaluatorio de entonces: "un dólar a 60 es razonable". La divisa siguió aumentando estos meses, en medio de una pulseada con grupos empresarios y especuladores.

Ante la presencia de funcionarios del gabinete, autoridades de la zona y algunos de los beneficiarios del Plan Procrear, dijo que "no llegamos al Gobierno para cruzar los brazos ni para obedecer, sino que llegamos para obedecer a quienes nos votaron".

Durante el mensaje recordó que, durante la gestión de Cambiemos, hubo "11.000 viviendas" que "estaban terminadas" y "no fueron entregadas".

Te puede interesar: Guernica: las asambleas rechazan el engaño del Gobierno y la lucha entra en momentos decisivos

Así buscó responsabilizar de la crisis habitacional, que tiene como símbolo al conflicto de Guernica pero también a una crisis que pulveriza el sueño de la “casa propia”, a la gestión de Cambiemos. Lo mismo hizo el gobernador Axel Kicillof. Como si el problema de la vivienda hubiese comenzado en el último tiempo.

Hoy son más de 3,5 millones de familias que tienen problemas habitacionales. Sin embargo los anuncios del Gobierno no solo se refieren a obras iniciadas hace varios años, sino que cumplen con una porcentaje ínfimo de esa esas necesidades.

Mientras tanto, a pocos kilómetros de donde se realizaba el acto, el conflicto por las tierras de Guernica entra en momentos decisivos. Las 1400 familias siguen reclamando tierra para vivir, que estas sean definitivas, y rechazan cualquier tipo de desalojo.







Temas relacionados

Plan Procrear   /    Guernica   /    Alberto Fernández   /    Axel Kicillof    /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO