Política

RELACIÓN EE.UU - ARGENTINA

Alberto Fernández designó a Jorge Argüello como “encargado” de la relación con EE.UU. y los organismos multilaterales

Días atrás Jorge Argüello fue designado embajador ante EE.UU. Este viernes Fernández encabezó una reunión con él y el equipo encargado de la relación con ese país y los organismos multilaterales.

Viernes 10 de enero | 23:28

De izquierda a derecha: Jorge Argüello, Gustavo Beliz, Felipe Solá, Alberto Fernández, Cecilia Nahon, Guillermo Francos y Sergio Chodos. Foto I Télam

Este viernes el presidente Argentino Alberto Fernández presentó formalmente un equipo de trabajo permanente que estará basado en Washington. Tendrá la misión de coordinar las políticas y acciones en la relación con el gobierno estadounidense y con las instituciones multilaterales y regionales. El equipo será encabezado por el embajador Argüello y de él participarán Cecilia Nahon, Guillermo Francos y Sergio Chodos.

Jorge Martín Arturo Argüello fue designado por el Alberto Fernández como embajador argentino en EE.UU. y el pasado martes el gobierno de Donald Trump aceptó formalmente la designación, que aún deberá pasar por el senado argentino, cuestión que podría estar resuelta la semana próxima. Además de ser embajador, Argüello encabezará un equipo dedicado a coordinar no solo la relación diplomática entre ambos estados sino también la relación de Argentina con el FMI, BID, ONU y OEA, todos temas espinosos para la gestión Fernandez.

Como director Ejecutivo del Cono Sur ante el FMI Fernández designó a Sergio Chodos, que integró los equipos de 2003 ante el Fondo y 2006 frente a acreedores, manejó el Fondo de Garantía de Sustentabilidad y fue delegado ante el FMI en 2012. Chodos tendrá la difícil tarea de negociar la propuesta para reestructurar los u$s44.000 millones de deuda tomados por el gobierno de Mauricio Macri, una de las principales preocupaciones de Fernández y el tema que organizará la política económica de Argentina. Para hacer buena letra con el FMI y mostrar voluntad de pago el presidente suspendió la movilidad jubilatoria, un verdadero robo a los que trabajaron durante años para disfrutar de su retiro. Chodos llevará la propuesta de aceptar el total de la deuda y el trazar plan de pagos con un tiempo de gracia para poder rearmar la estructura fiscal y financiera. Los bancos, las empresas privatizadas y las grandes petroleras que ganaron millones durante los últimos años no forman parte de los que haran el esfuerzo de honrar las deudas.

Te puede interesar: Albertnomics: ¿quiénes pagan (y quiénes no) los costos de la “emergencia”?

Cecilia Nahón, que fue Secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Embajadora en Estados Unidos y Sherpa ante el G20 será directora Ejecutiva Alterna por Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Bolivia y Paraguay en la Junta Directiva del Banco Mundial. Por su parte Guillermo Francos ocupará el cargo de director Ejecutivo por Argentina y Haití en la Junta Directiva del Banco Interamericano de Desarrollo. Hasta ahora Francos se desempeñaba como presidente de Wilobank, el banco digital fundado por Eduardo Eurnekian, uno de los empresarios favoritos del presidente. También fue presidente del BAPRO.

Además de Fernández y los futuros funcionarios estuvieron presentes en la reunión el canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. Aún resta que el presidente argentino designe a los representantes ante la OEA y la ONU con quienes Argüello deberá trabajar de cerca ya que es quien trazará la hoja de ruta para la relación del país con los organismos.

La cuestión de la OEA es particularmente problemática para el nuevo gobierno ya que la organización es abiertamente golpista en Venezuela y dió su apoyo desde el minuto cero al intento de EE.UU. y la derecha regional de imponer a Guaidó como presidente. En relación a este tema el gobierno de Mauricio Macri se había sumado al Grupo Lima, que apoyaba a Guaidó. Al asumir Fernández ratificó la pertenencia de Argentina al grupo alineado con los intereses yanquis en la región.

Una posición similar tomó el organismo en el reciente golpe de estado contra Evo Morales en Bolivia, aunque ocultándose siempre tras una defensa de la democracia cuando la derecha estaba envalentonada en las calles quemando wiphalas y atacando a las cholas.

La falta de una condena enérgica al ataque terrorista perpetrado por EE.UU en el que asesinaron al general iraní Soleimani es otra muestra del creciente alineamiento del gobierno argentino con el imperialismo yanqui.

En la madrugada del 3 de enero Argentina conocía la noticia sobre el ataque terrorista del imperio norteamericano, sin embargo, el Gobierno de Alberto Fernández recién expresó su posición sobre los hechos el 4 de enero.

Entre otras cosas el comunicado de Cancillería sostiene: "Eventos violentos protagonizados en un mundo global y consecuentemente hiper-conectado tienen el potencial de tener consecuencias directas en todo el planeta". Expresar esto, sin condenar el crimen de un alto militar de un Estado soberano, y sin mencionar que el ataque demuestra el carácter profundamente imperialista y criminal de Estados Unidos, es avalar por omisión los ataques.

Por último, Argüello también oficiará de sherpa del presidente en la cumbre del G20 en Arabia Saudita. Será el principal consejero de Fernández durante la reunión y estará encargado de las negociaciones más importantes y de redactar el documento final de la cumbre.







Temas relacionados

Qasem Soleimani   /    Grupo de Lima   /    Venezuela   /    Bolivia   /    OEA   /    Donald Trump   /    Alberto Fernández   /    Irán   /    Embajada de Estados Unidos   /    G20   /    ONU   /    FMI   /    Estados Unidos   /    Internacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO