Política

AJUSTE Y CINISMO

Temporada de ajuste: todos unidos contra el salario y para garantizar el pago de la deuda

El Presidente reivindicó el recorte del 25 % para trabajadores suspendidos. Gobernadores, empresarios y CGT respaldan al Gobierno para pagar la deuda y seguir golpeando sobre los que menos tienen.

Diego Iung

@IungDiego

Lunes 4 de mayo | 20:01

Esta lunes por la tarde Alberto Fernández, junto al ministro de Economía Martín Guzmán, celebró una reunión a la que fueron convocadas las distintas entidades empresarias así como representantes de la CGT para discutir, entre otros puntos, el problema del pago de la deuda, en una jornada que estuvo marcada por el rechazo de grupos de bonistas a aceptar la propuesta Argentina.

Al finalizar la misma, desde Casa Rosada emitieron un comunicado que dejaba claro a que se debe tanta postal de unidad: “Esta mesa demuestra la vocación de estar juntos”, les dijo el Presidente, al tiempo que calificó de “histórico” el acuerdo salarial que firmaron entre las partes (UIA y CGT) la semana pasada.

Recordemos que el acuerdo mencionado por Fernández garantiza un recorte salarial de nada menos que el 25 % del salario para todos los trabajadores suspendidos, a la vez que da vía libre a las patronales para, justamente, suspender masivamente a todos aquellos trabajadores que, con motivo de mantener la cuarentena dispuesta por el gobierno, en este momento se encuentran sin poder trabajar. Un verdadero golpe al bolsillo de las familias trabajadoras. Tal es así que en términos porcentuales es aún más que lo perdido durante los 4 años de gobierno de Macri.

Cabe destacar que con “vocación de estar juntos” el mandatario se refiere a los representantes de las distintas entidades patronales y de la CGT presentes en el encuentro. La UIA, la Sociedad Rural Argentina, la Asociación de Bancos Argentinos, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires fueron algunas de las presentes por el sector patronal.

Por parte de la CGT se hicieron presentes Héctor Daer, de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA); Carlos Acuña, del Sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio, Garages, Playas de Estacionamiento Y Lavaderos de Autos (SOESGyPE); y Gerardo Martínez, de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), entre otros dirigentes sindicales.

El Gobierno busca hacer motivo de “festejo” un acuerdo que, con la amenaza latente de la pérdida de puestos de trabajo, busca garantizar y justificar que los que pierdan sean siempre los mismos, los trabajadores. De tocar las ganancias patronales, mejor no hablar. Sin ir más lejos, del tan mencionado impuesto a las grandes fortunas no hay mayores novedades.

Todos juntos para no dejar de pagar

Este lunes de intensa “rosca” importantes sectores de bonistas aprovecharon para presionar sobre la Argentina, a pocos días de que venza la oferta presentada el mes pasado por el Gobierno Nacional. Se trata de 3 grupos diferentes compuestos por 18 Fondos de Inversión distintos. En un comunicado conjunto manifestaron lo de siempre: quieren más. Presionan para intentar llevarse una tajada más grande a fuerza de especulación.

Apurado, el Gobierno sacó también, en este lunes cargado de guiños, una solicitada titulada “Argentina, un futuro posible”. La firmaban todos los gobernadores del país, con la excepción del puntano Alberto Rodríguez Saa. Desde el derechista Morales, pasando por Larreta, hasta Axel Kicillof. Todos juntos para garantizar que Argentina no va a dejar de pagar.

En el mismo afirman: “La República Argentina procura ante la comunidad internacional un plan de pagos sustentable y creíble, hecho con seriedad, en base a la capacidad de pagos del país, tanto en el corto como en el mediano y largo plazo, desterrando cualquier tipo de especulaciones”.

Si bien la propuesta del gobierno busca retrasar los pagos de deuda y realiza una quita sobre los montos de interés, lo que no se pone en discusión es la voluntad de pago del conjunto del arco político.

Esta decisión pinta de cuerpo entero a todos ellos (Gobierno y oposición) en una situación como la actual. Seguir pagando la deuda, cueste lo que cueste, mientras define un corte drástico de los salarios u otorga un ingreso de emergencia de apenas $ 10.000 por familia (muy por debajo de la línea de indigencia), algunas de las cuales están teniendo que esperar más de dos meses para poder cobrar, muestra que para ellos la unidad es para favorecer siempre a la misma clase.

Ante la unidad de los de arriba, es cada vez mas urgente la necesidad de los trabajadores de no naturalizar este saqueo. Dejar de pagar la deuda externa o afectar las ganancias de los más ricos del país con un impuesto a las grandes fortunas, como el que propone la izquierda, son algunas medidas elementales para hacer frente a esta crisis y que su costo no recaiga sobre los mismos de siempre.

Es una tarea del conjunto de los trabajadores y su organización enfrentar este saqueo a las propias conquistas y derechos que quieren imponernos.

Te puede interesar:[Video] Grandes actos de la izquierda por el 1° de Mayo con miles de conectados en distintos países







Temas relacionados

Alberto Fernández   /    CGT   /    Ajuste   /    UIA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO