Política

en campaña

Alberto Fernández buscó en Córdoba la aprobación de Schiaretti, el mejor aliado de Macri

El precandidato presidencial del Frente de Todos se reunió con el gobernador en el Centro Cívico. Pelea con periodistas y diferencias con Cristina Fernández.

Jueves 11 de julio | 00:00

Alberto Fernández visitó Córdoba esta tarde con el único propósito de reunirse con el gobernador Juan Schiaretti, que mantiene su postura de no apoyar ninguna fórmula presidencial para las elecciones de este año. Apenas bajó del avión, Fernández se enojó con algunos periodistas que lo esperaban en el aeropuerto. “Así no se ejerce tu profesión”, le dijo a Héctor Emanuele, cronista de Telefé Córdoba. Por un momento pareció que el que había llegado era su “tocayo”, Aníbal.

Luego de este cruce y tal vez para protegerse de otros, Fernández fue escoltado hasta el Centro Cívico por Fernando “Chino” Navarro y otros dirigentes del Movimiento Evita. En la provincia, el Evita tiene una muy buena relación con el gobernador Schiaretti, al igual que la Central de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). De hecho, el legislador Ricardo Vissani, que pertenecía a ese espacio y fue elegido en el 2015 por la lista del kirchnerismo, se pasó a la bancada oficialista meses después.

Leer también: En busca de apoyo, Alberto Fernández visita a Juan Schiaretti

Ya en la sede de gobierno, Fernández se encontró con Schiaretti a solas durante más de media hora. A la salida habló brevemente con los medios y mantuvo que con el gobernador tienen “una visión bastante parecida sobre lo que nos está pasando y sobre lo que tenemos que hacer. Además, pidió que “los que lo eligieron al ‘Gringo’ me elijan a mí”.

Por su parte, desde el Gobierno destacaron que los dirigentes “coincidieron en la necesidad de que la Nación mantenga con las provincias una relación correcta y madura, basada en el respeto a la institucionalidad”.

En marzo, Fernández fue uno de los dirigentes que reconoció que la orden de bajar la lista encabezada por Pablo Carro para las elecciones provinciales del 12 de mayo había surgido de CFK para “no desgastar” la relación con el peronismo. La dirigencia kirchnerista llamó luego a votar por Schiaretti, uno de los mejores aliados de Macri en estos tres años y medio. Tanto los diputados de Unión por Córdoba como el senador Carlos Caserio, que además es presidente del PJ provincial y anunció que apoya a la fórmula de los Fernández, votaron todas y cada una de las leyes de ajuste enviadas por Cambiemos, incluyendo el pago a los fondos buitre y el robo a los jubilados que significó la Reforma Previsional.

El lunes, Alberto Fernández había afirmado que no tenía “ningún problema en decirle a los cordobeses que si nos equivocamos con ellos nos perdonen”. Fue una clara referencia a la Resolución 125, que puso a los grandes productores agrícolas de la provincia en pie de guerra y rompió la buena relación que hasta ese momento mantenía el peronismo cordobés con el kirchnerismo. Hoy el precandidato presidencial repitió algo similar al plantear que mantiene diferencias con su compañera de fórmula. “Las he expresado todos estos años; la verdad es que me gustaría mucho más volver a la lógica de cuando gobernábamos con Néstor y esto no es descalificante para Cristina, hizo cosas muy importantes, muy valiosas. En el tiempo que se viene estamos obligados a ser federales en la Argentina y en eso los gobernadores tienen un rol central”.

Consultado por la prensa sobre la “pelea con Clarín”, agregó que “nunca he peleado con Clarín; no sé si Clarín sigue peleado. Argentina vivió un tiempo de mucho desencuentro y no puede seguir desencontrada; a veces siento que al Gobierno nacional le conviene”. Como ya hizo otras veces, fue un discurso amable con dos sectores que ganaron tanto en el gobierno anterior como en el actual: los grandes productores del campo y los medios de comunicación concentrados.

Habrá que ver si los elogios de Fernández a Schiaretti dan algún resultado. Por ahora parece poco probable que el gobernador se pronuncie a favor de alguna fórmula presidencial, aunque la boleta corta que presentó favorece más a Cambiemos.

Este viernes llegarán a Córdoba el presidente Macri y su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, para reunirse con los candidatos a legisladores provinciales y con dirigentes de Cambiemos. En esta oportunidad, el gobernador no recibirá a su “amigo” Mauricio, ya que viajará mañana a España.







Temas relacionados

Elecciones 2019   /    Juan Schiaretti   /    Alberto Fernández   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO