Internacional

SIRIA

Al Assad: Trump será un “aliado natural” si combate el terrorismo

Las polémicas declaraciones de Al Assad llegan al mismo tiempo en que el régimen sirio, con el apoyo militar ruso, inició una nueva ola de brutales ataques sobre Aleppo.

Miércoles 16 de noviembre de 2016 | 13:05

Al Assad parece haber aprovechado la "buena sintonía" que existe entre Trump y Putin para descargar una nueva oleada de ataques sobre la ciudad de Aleppo. Aunque aún no se sabe cuál será la política del presidente electo de Estados Unidos sobre Siria, Assad salió a marcar la cancha e intentar jugar entre las contradicciones abiertas por el escaso apoyo internacional que recoge su presidencia y las buenas relaciones que Rusia y Estados Unidos puedan tener a partir de enero, cuando Trump asuma el poder.

En su primera reacción pública tras la victoria electoral de Trump hace una semana, Al Assad afirmó que el presidente electo de EE. UU. será un “aliado natural” del régimen sirio de la misma manera en que lo son los rusos y los iraníes, "si cumple con su promesa de eliminar el terrorismo". Las declaraciones fueron difundidas el martes por la noche, en una entrevista con la televisión pública portuguesa RTP.

Según la agencia Efe, el presidente sirio expresó dudas sobre la capacidad real de Trump de apoyar su régimen, haciendo referencia a las fuerzas opositoras que hoy son apoyadas por Washington. Estas declaraciones parecen tener la intención de obtener de parte del magnate alguna definición sobre sus objetivos en la región.

Al igual que otros aspectos de la política internacional, las promesas de campaña de Trump chocan con parte del establishment de Washington y con parte importante del propio Partido Republicano. Para dejar en claro el nivel de tensión sobre el tema, al mismo tiempo en que Al Assad daba esta entrevista el reelecto presidente de la Camara de Representantes en Estados Unidos, Paul Ryan, anunciaba la votación de sanciones al régimen Sirio. Una suerte de "guerra" de declaraciones que anticipan una negociación compleja sobre las políticas de Trump hacia Medio Oriente.

Trump había declarado en una entrevista con The New York Times el 26 de marzo de este año que la idea de luchar contra Al Assad e Isis simultáneamente es “una locura y una idiotez”. En julio declaró al mismo medio que ISIS supone una mayor amenaza contra EE. UU. que Al Assad. Luego de su victoria electoral, Trump afirmó en una entrevista con The Wall Street Journal que ha tenido una visión opuesta a la de mucha gente respecto de Siria. “Mi enfoque es que estamos combatiendo contra Siria, pero Siria está luchando contra ISIS, y hay que acabar con ISIS”, declaró.

Sin embargo, Al Assad fue cauto respecto de las posibilidades reales que tendrá Trump de aliarse a su régimen. “¿Podrá actuar en ese sentido?”, se preguntó. “¿Qué pasará con las fuerzas que se oponen en su gobierno y con la tendencia dominante mediática contra él? Es por eso que todavía tenemos dudas sobre el hecho de si podrá cumplir sus promesas”.

Durante la entrevista, Al Assad criticó duramente al presidente turco Recep Tayyip Erdogan, a quien calificó de “enfermo, megalómano e inestable”. Turquía ha lanzado una operación ambiciosa dentro de Siria llamada “Escudo de Éufrates” con el objetivo de apoyar a los opositores sirios en un esfuerzo por eliminar a los combatientes de ISIS de su frontera y detener el avance de las milicias kurdas sirias.

Consultado acerca de su opinión del próximo secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Al Assad afirmó que Naciones Unidas “no es el secretario general” aunque la posición sea “importante”. Agregó que Naciones Unidas son los estados dentro de la organización, pero especialmente los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, que tienen poder de veto. Respecto de sus expectativas en cuanto al nuevo secretario general indicó que espera que “sea objetivo” y “que no convierta su oficina en una sucursal del departamento de Estado de los EE. UU.”

Las declaraciones del presidente de Siria se producen en un contexto en que su régimen, con el apoyo de Rusia, ha iniciado una nueva oleada de ataques sobre Aleppo, tras casi tres semanas de suspensión de los bombardeos. El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, anunció en Moscú esta semana la reanudación a gran escala de las operaciones militares en Siria.

Más de 300.000 personas han muerto en el conflicto en Siria desde que comenzó en marzo de 2011, con las protestas para acabar con el rpegimen de Al Assad como parte del proceso conocido con el nombre de "primavera árabe" que vivieron varios paises de la región.

Fuente: EFE








Temas relacionados

Donald Trump   /    Al-Assad   /    Guerra en Siria   /    Rusia   /    Siria   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO