Juventud

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Ajustes y despidos en el centro cultural de la UNGS

La Universidad de General Sarmiento ubicada en Malvinas Argentinas tiene entre sus anexos al Centro Cultural UNGS (CCUNGS) en la calle Roca de la ciudad de San Miguel. Allí se dictan 18 talleres que no son parte de las diplomaturas. Estos talleres son del área de arte y cultura de la UNGS. Bajo la excusa de que no están dentro de las carreras ni de las diplomaturas que dicta esta casa de estudios son arancelados para quienes quieran participar de ellos.

Romina Ruiz

Estudiante de Lengua y Literatura UNGS

Miércoles 9 de marzo de 2016 | Edición del día

En estas últimas semanas llegó la noticia de que 4 talleres se cerrarían por no “llegar” al cupo mínimo de 8 inscriptos necesarios para que un taller se abra.De esta forma 4 docentes quedarían desempleados y de no cumplir con este requisito peligrarían los puestos de trabajo del resto de los talleristas.

La responsabilidad de esta situación está en la gestión de la Universidad bajo la dirección de la rectora Gabriela Dicker. A pesar de mostrarse totalmente opuesta a las políticas del Gobierno de Macri y defender los “logros” del kirchnerismo durante la “Década Ganada”, la gestión viene aplicando en este centro cultural una política de vaciamiento y despidos que no tiene nada que envidiar a la política educacional que lleva el macrismo hoy en díaen un contexto nacional de despidos y ajustesen los ámbito público como privado.

En dialogo con La Izquierda Diario el docente Maxi Silva, uno de los 4 despedidos afirmo que “Nosotros hemos sido despedidos por teléfono un día antes de empezar las inscripciones de nuestros talleres. Agrego también que la gestión de la UNGS "Está haciendo lo imposible para desvincularnos. Nadie se hace cargo"

Una tradición de lucha y resistencia

EL Centro cuenta con una historia de lucha y resistencia. En el año 2011, épocas donde el rector era el ex carta abierta Eduardo Rinesi, hubo un primer intento de vaciamiento por el cual docentes y alumnos por medio de su organización lograron evitarlo. Realizando un abrazo simbólico de 200 personas al Centro Cultural y tomando otras medidas de lucha lograron conseguir la renuncia del por entonces Director de centro, Rocco Carbone el cual tenía responsabilidad directa sobre la situación al ser parte de la gestión de la universidad.

Esta política de vaciamiento por parte de la Gestión no cesó, y volvió de forma más concreta y precisa en el último mes dejando sin trabajo a los profesores de los talleres justo al inicio de las clases y sin dar demasiadas respuestas a los docentes y estudiantes ante este ataque. El actual director del CCUNGS Lucas Rozenmacher terminó por presentar su renuncia el pasado Martes 1º de marzo a las 14 hs. Ante esto Maxi Silva dice que los docentes y estudiantes "Quieren que se investigue más a fondo por qué renuncio Lucas Rozenmacher".

Además de significar despidos, este cierre de talleres implica restricciones en el ámbito de la cultura y la educación de la comunidad. Esto es un avance sobre los derechos de los estudiantes e implica la quita de la posibilidad de continuar formándose en las distintas áreas artísticas que ofrece el lugar. Otro de los problemas que afrontan estos docentes son las condiciones de contratación que establece la universidad. Los profesores del centro tienen contratos realmente precarios, están obligados a ser monotributistas y duran semestralmente, es decir que se les renueva su contrato cada 6 meses.

Es necesario que la Gestión de la UNGS termine con este tipo de contratación y que ya no se cobre aranceles para cursar los talleres. Es inexplicable que una de las Universidades con mayor presupuesto a nivel nacional no pueda garantizar el pase a planta de todos los talleristas y la gratuidad de los talleres.

Sin decir una palabra

Cabe destacar que el Centro de Estudiantes de la Universidad de General Sarmiento, cuya conducción está a cargo del Funyp, aún no se ha pronunciado ante la comunidad universitaria sobre la situación del Centro Cultural y mantiene un voto de silencio ante este avance de la Gestión sobre los derechos del estudiantado y los trabajadores. La actual conducción del centro es afín a la gestión actual de la universidad y como tiene intereses íntimamente ligados mantienen un silencio cómplice que termina avalando estos despidos.

En el día de ayer y como primera medida de lucha, los talleristas despedidos se acercaron a la Universidad de General Sarmiento solicitaron una reunión con la Rectora Gabriela Dicker para que se pronuncie formalmente sobre la situación y explique de forma concreta los motivos de los despidos. Más tarde los despedidos acompañados por estudiantes realizaron una volanteada en la universidad para poder difundir el conflicto y hacerlo de conocimiento masivo.

Los trabajadores del Centro Cultural, han decidió esperar la respuesta a la carta presentada y el día jueves en asamblea decidirán cuáles serán las próximas acciones a realizar.

Desde la Secretaria de Prensa y Difusión del Centro de Estudiantes de la Universidad de General Sarmiento ocupada por la Juventud del PTS dieron su total apoyo y solidaridad con los Docentes del Centro Cultural de la UNGS ya que consideran que la mejor manera de enfrentar el ajuste que se está aplicando a la educación y demás sectores del ámbito público y privado es con la unidad, organización y lucha entre estudiantes, docentes y trabajadores.







Temas relacionados

Ajuste   /    Despidos   /    Universidad   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO