Economía

PANDEMIA, CRISIS Y AJUSTE

Ajuste para el FMI: el último IFE será para menos de un tercio del padrón anterior

Lo confirmaron fuentes oficiales al La Nación. Será para unos dos millones y medio de jóvenes de entre 18 y 25 y mujeres jefas de hogar sin empleo ni ingresos. Seis millones de personas quedarán afuera de recibir el bono en diciembre, de por sí mínimo e insuficiente.

Martes 10 de noviembre de 2020 | 09:30

Foto César Gómez | Enfoque Rojo

Según informó este martes el diario La Nación (y tal como se venía anunciando extraoficialmente), fuentes oficiales del Gobierno nacional confirmaron que el último pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) será para un universo de beneficiarias y beneficiarios “inferior a los tres anteriores”.

Serán unos dos millones y medio de personas quienes recibirían el bono de $ 10.000, lo que implica que más de seis millones que lo recibieron en abril/mayo, junio/julio y agosto ya no lo cobrarán.

Vale recordar que el Gobierno ya anunció que este cuarto pago será el último que tiene en carpeta la Casa Rosada, tal como lo dejó expresado en su proyecto de Presupuesto 2021. A “cambio” de la eliminación del IFE, habría una ampliación del padrón de personas beneficiarias de la AUH, pero con nuevos requisitos.

Mirá también Del Caño: "Recortan el 10 % del presupuesto en salud en medio de la pandemia"

Según informaron desde la Casa Rosada a La Nación, quienes mantendrían el beneficio de este cuarto y último IFE son las y los jóvenes de entre 18 y 25 años (“todavía en evaluación”) y las mujeres jefas de hogar “sin empleo ni ingresos”.

Quedarían afuera, por ejemplo, quienes cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Asignación Universal por Embarazo, las y los monotributistas de las categorías más bajas y el personal de casas particulares. Es decir, más de un tercio de quienes cobraron el IFE en las tres tandas anteriores.

Como se sabe, hoy llega la delegación del Fondo Monetario Internacional encabezada por Julie Kozack y Luis Cubeddu. El ajuste fiscal (con la reducción del IFE, entre muchas otras cosas) es uno de los “deberes” del Gobierno para con el FMI. De allí que se espera que la Casa Rosada anuncie el recorte en estos días, ya que “la decisión política está tomada” y la última cuota se pagará en diciembre.

Según La Nación, las fuentes oficiales argumentan lo “innecesario” de seguir pagando el IFE porque “la economía ya está en funcionamiento, por lo que no hay margen para más asistencialismo”. Y como cada cuota del IFE le “costó” al Estado $ 85.967 millones, el “ahorro” para poder cumplir con los acreedores internacionales no es menor si ese ingreso se elimina. ¿Qué pasa con quienes quedan afuera de cobrarlo? Bueno, eso a la Casa Rosada no le interesa mucho.

Leé también El Gobierno acelera el ajuste bajo el régimen del FMI y a pedido de los dueños del país

Como se explica en otro artículo de La Izquierda Diario, según estimaciones de la consultora Ieral, el déficit primario rondaría entre el 6,5 % y el 7 % del PBI. Por eso, buscando que los números más o menos “cierren” a los ojos del FMI y el stablishmente financiero internacional, el Gobierno ya podó las jubilaciones (con la suspensión de la movilidad previsional) y otorgó un aumento de miseria para las trabajadoras y los trabajadores estatales. Lo del IFE es, obviamente, parte del mismo paquete.

“Nosotros presentamos un presupuesto que tiene una baja muy importante en el déficit. Pensamos gastar menos porque no tenemos cómo financiarnos, y porque creemos que el año que viene no vamos a necesitar un paquete Covid”, explicó al mismo diario del stbalishment la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca. Todo cierra.

Lo paradójico (o no, en verdad) es que el mismo Gobierno reconoce la fuerte contracción económica producida por la cuarentena prolongada motivada por la pandemia, provocó un incremento histórico de la pobreza. Según la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, en el primer trimestre del año el 40,9 % de la población es pobre y el desempleo aumentó al 13,1 % al término del segundo trimestre. Pero el FMI manda y hay que cumplir con él, según la visión del Gabinete de Alberto Fernández.

En ese marco, lo que busca ahora el Gobierno es ampliar el padrón de familias beneficiadas con la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo, que en rigor representan un tercio del padrón que cobraba el IFE. Desde hace algunas semanas se vienen incorporando a la AUH unas 700.000 niñas, niños y adolescentes a la prestación (cuyos padres cobran $ 3.540 por mes).







Temas relacionados

Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)   /    Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Martín Guzmán   /    Asignación Universal por Hijo (AUH)   /    Pobreza   /    Ajuste   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO