Sociedad

ABUSO ECLESIÁSTICO

Agustín Rosa Torino, cura abusador salteño, esperará su juicio en libertad

Ante la noticia del beneficio otorgado por la justicia al sacerdote abusador de niños, la red de sobrevivientes de abuso eclesiástico emitió un duro comunicado.

Sábado 2 de septiembre | Edición del día

La Justicia concedió ayer la libertad a Rubén Agustín Rosa Torino, sacerdote salteño del instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, acusado de abuso sexual gravemente ultrajante. El sacerdote fundador del Instituto, se encontraba detenido desde 2016 con acusaciones por amenazas y delitos económicos por el manejo de fondos de su empresa religiosa, además de los abusos.

El conocido cura “sanador” cuenta con un alto reconocimiento entre la élite política y empresarial salteñas. Sin embargo, su “buena imagen” demostró ser pura hipocresía a partir de la denuncia penal de dos exmiembros de su congregación, quienes lo señalaron por abusos sexuales sufridos. La denuncia también recayó sobre su mano derecha, el cura Nicolás Parma a quien Rosa Torino encubría y apañaba.

Ahora este cura abusador fue beneficiado por la definición de la justicia salteña. El juez Félix Costas consideró que no existe la posibilidad de fuga, ni de entorpecimiento de la investigación por parte del religioso, por lo tanto podrá esperar la llegada del juicio en libertad.

Te puede interesar: Curas pedófilos: “Hay un patrón sistemático que hay que romper”

Ante la noticia, la red "Sobrevivientes de abusos eclesiásticos" emitió un duro comunicado. "Hoy la Iglesia Católica medieval, cuna de pederastas, está de fiesta", expresó. "Una vez más salen libres, con total impunidad, quienes han hecho de nuestras vidas un suplicio, en el que se incluyen a muchos otros que aún no se animan a denunciar", señala el comunicado.

"Hay muchos encubridores de los abusos sexuales sufridos por una gran cantidad de jóvenes que, bajo los votos religiosos le debían absoluta obediencia, pobreza y castidad, con el argumento de que era la voz de Dios, la autoridad máxima, el buen samaritano", señala la organización. La red además, sostiene que “la autoridad de Rosa Torino no era solo autoproclamada, sino que era avalada y sostenido desde el centro mismo de la curia romana”.

Podés leer: “De haber sabido antes que la Iglesia es una mafia jamás hubiera sido monja”

"Hoy la Salta feudal puede celebrar que una vez más un protegido suyo va a gozar de andar por sus calles regocijándose, codeándose con funcionarios de alto poder, terratenientes y empresarios, porque la Iglesia y el Estado siguen juntos de la mano. Esta es la iglesia que está metida en las escuelas, en todas las instituciones y que pretende enseñarnos moral y ética", dicen.

Leé también: El papa dice que los abusos de menores en la Iglesia son una “enfermedad” y obra “del diablo”

Esta burla a la lucha de las víctimas contra el abuso eclesiástico, se suma a otro hecho previo. La ex monja María Alicia Pacheco, imputada por los mismos delitos que el cura en perjuicio de una menor de 13 años, fue excarcelada. El juez Costas utilizó el mismo recurso que su colega Edgardo Francisco Albarracín, quien la semana pasada había ordenado la libertad de Pacheco.






Temas relacionados

Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico   /    Abusos sexuales   /    Iglesia Católica   /    Salta   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO