Sociedad

ACTUALIDAD

Aguer justificó su abultado “sueldo” porque las limosnas son “miserables”

Las insólitas declaraciones del arzobispo de La Plata se dan dentro del debate abierto sobre el financiamiento del clero, luego de conocerse que el Presupuesto 2018 destina $ 130 millones sólo para remuneraciones de obispos.

Viernes 16 de marzo de 2018 | 12:02

Que el Estado argentino financia, con sumas exorbitantes, a la Iglesia Católica no es novedad. Pero desde el pasado miércoles, luego de que el jefe de Gabinete dijera en su primer informe de gestión que en el Presupuesto 2018 se destinan $130 millones sólo para pagar “sueldos” de obispos, el debate sobre cómo debe financiarse el clero volvió a instalarse en la agenda nacional.

En el marco del descontento que trascendió por parte de la jerarquía de la Iglesia, el mediático Monseñor Aguer no pudo contenerse y una vez más nos deleita con sus profundas y progresivas reflexiones.

Te puede interesar: #CallMeByYourName: las películas que no le gustan a monseñor Aguer

“Creo que sí. Lo gasto, lo gasto en darle a los pobres, tengo clientes fijos y después a sacerdotes que les falta. Para pequeñas cosas mías por supuesto también” fue la respuesta de Aguer cuando Nelson Castro le consultó si su “sueldo” era de $ 40.000.

“La Iglesia no podría prescindir de eso, es un aporte importante. Hay una deseducación en los fieles católicos que no aportan, si nos fijamos lo que es la limosna en la misa es una colecta miserable” fue el insólito argumento del arzobispo platense para justificar los millones de pesos que el Estado regala a la Iglesia Católica año a año y que pagamos todos, no solo los feligreses con los que Aguer está tan ofendido.

El financiamiento del Estado a la Iglesia Católica no hace meramente a una cuestión económica, material. Ese financiamiento que se sostiene con los impuestos que pagamos todas y todos, "garantiza desde la injerencia de la Iglesia en la definición de las políticas de Estado, como vemos con las trabas que impone su férrea oposición a la anticoncepción gratuita, la educación sexual integral o el aborto legal, hasta la impunidad que encubre a los curas abusadores, como vimos en el caso del Instituto Próvolo de Mendoza, por citar sólo un ejemplo”, afirmó este jueves la diputada nacional del PTS/FIT Nathalia González Seligra.

Ella, junto a su compañero Nicolás del Caño, han presentado un proyecto de ley que propone la derogación de una decena de decretos leyes que garantizan el financiamiento de esta institución religiosa por parte del Estado.

Te puede interesar: Tras las declaraciones de Peña, la izquierda exige derogación de las leyes que financian a la Iglesia

Precisamente, la exigencia de la separación entre la Iglesia y el Estado ha sido una demanda planteada históricamente solo por la izquierda.

Volviendo al monseñor, durante la entrevista realizada en radio Continental también sostuvo que no lo sorprendió que el tema surgiera en el Congreso y consideró la posibilidad de que la situación que obliga al Estado a contribuir con la Iglesia Católica sea modificada.

“Si me lo rebajan o me lo quitan, me arreglaré como pueda” expresó Aguer en relación a la remuneración que percibe actualmente.

Una sugerencia monseñor: podría arreglárselas trabajando como lo hace la mayoría de los mortales en el mundo entero, que no cuentan con el privilegio de que el Estado las mantenga.







Temas relacionados

Monseñor Héctor Aguer   /    Estado    /    Iglesia Católica   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO