Sociedad

PERIODISMO NARRATIVO

Aguafuertes modernas: intento suicida en la puerta del Congreso

Escenas de la nueva normalidad III.

Soledad Flores

Periodista y escritora

Miércoles 14 de octubre | 11:42

Fotos: @Soledad78359930
  •  Muchas gracias señora, ¿no cierto que es para compartir? - le dijo un pibe a una mujer que acababa de regalarle comida a otro que estaba con él.

    La mujer que había avanzado unos pasos, se detuvo y se dio vuelta.

  •  No se van a pelear ahora por eso ¿eh?
  •  Nahh doña, por supuesto que no.

    Los pibes estaban mangueando frente a la puerta de un local sobre Entre Ríos, entre Alsina y Moreno. El sol estaba radiante en Congreso y los bares de la avenida atendían mesas en las veredas.

  •  Ay, mirá, un negocio nuevo vamos a mirar - le dijo una transeúnte a otra.

    Con el correr de la pandemia, la actitud de los comerciantes de la avenida Entre Ríos se fue tornando cada vez más aduladora. Se desviven en atenciones y gestos de simpatía con el solo hecho de que se acerque a sus vidrieras alguien que aparente tener un poder adquisitivo superior al nivel de la subsistencia. Lo más molesto de toda esa actitud, es que el comerciante normalmente busca “hacer sentir a sus clientes especiales”, mediante todo tipo de estupidez que obliga a hacer y decir a su personal.

    La chica de la dietética se notaba nerviosa dando el “speech” de presentación del nuevo local a la clientela, con el dueño del comercio caminando por atrás del mostrador y respirándole en la nuca. En fin… al de la dietética le dio para abrir un comercio de alimentos orgánicos en plena crisis y parecía entusiasmado.

    El sol estaba radiante y como para alegrar el alma, empezaron a aparecer sandalias de verano en las vidrieras de las zapaterías.

    En la esquina del Congreso, el sol estaba tan radiante este martes al mediodía, que hacía imposible mirar bien la escena sin lentes oscuros. Efectivos de la Policía de la Ciudad cortaban el tránsito que venía por Entre Ríos y lo desviaban por Yrigoyen. Había grúas de rescate y unos cuatro hombres con arneses bajando por los andamios de obra que hay en la fachada del Congreso.

  •  Había un hombre con él, que se veía que era un psicólogo, que lo trataba de distraer y le hablaba. Mientras, iban subiendo los bomberos por los costados y se iban acercando. El tipo había subido por las escaleras de la obra. Hasta que en un momento se le fueron encima todos, lo agarraron y como que lo redujeron y lo tiraron para atrás. El tipo había tirado una soga y decía que se iba a colgar en la puerta del Congreso - relató un joven rosarino testigo de la secuencia.

  •  La gente miraba y decía cosas como ‘y…con todo esto que está pasando, motivos para matarse no faltan’, ‘hay mucha gente que se está quedando sin laburo, sin nada’, todos empezaron a hablar de sus problemas y de lo mal que la están pasando… - agregó el joven testigo.

    Total normalidad en Congreso.

    ***

    13 de octubre de 2020

    Aguafuertes modernas: el gomero de Congreso, la Gazeta de Buenos Aires y el periodismo

    Aguafuertes modernas: el corazón es grande, pero la limosna nunca será suficiente

    Aguafuertes modernas: la violenta experiencia de salir a comprar

    Aguafuertes modernas: las verdades no están en la tele ni en la Constitución







    Temas relacionados

    Nueva normalidad   /    Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Suicidio   /    Congreso   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO