Cultura

TEATRO

Agua en el ropero

Continúa en cartel la segunda temporada de “Agua en el ropero”. Una obra que reflexiona sobre el hombre y su alienación, víctima de un sistema perverso donde no hay lugar para el cuestionamiento ¿o sí? Adaptada y dirigida por Natalia Braña.

Jueves 25 de agosto de 2016 | Edición del día

En esta propuesta los cuerpos de los actores representan movimientos mecánicos y repetitivos. Se confunden con máquinas fabriles, comportamientos sociales, interpretan formas y conductas que terminan y vuelven a empezar.

Estos comportamientos en principio parecen ser aceptados por todos, pero no para el espectador, porque corriéndolo de cualquier tono paródico es una realidad de la inmensa mayoría de la clase trabajadora en la que sus cuerpos alienados ya no tienen la capacidad de reflexionar y sentir algo propio, sino simplemente “hacen”.

Esta dinámica alude a la enorme maquinaria que estamos inmersos como parte del engranaje de un sistema opresor y perverso como lo es el capitalismo que nos enajena perdiendo conciencia de clase, incitando al individualismo, generando competencia entre una misma clase, la trabajadora.

De repente un trabajador dice "estoy cansado" el engranaje se detiene, cuestionar el orden establecido no está previsto en este sistema.

No es casual que aparezca en escena un reloj de la mano de un particular presentador. Este es el elemento disciplinador, que ordena la escena y a la vez es árbitro que intercede.

“Agua en el ropero” está basada basada en “Water Closet” de Renzo Casali y “Un hombre sensible” de Roberto Arlt.

Renzo Casali fue uno de los fundadores del Centro Dramático de Buenos Aires - Teatro Laboratorio, conocido como Comuna Baires surgida en el año 1969 como rechazo al teatro burgués.

Pretendieron ser un arma de lucha contra las estructuras del sistema. Surgió en el seno de la sociedad burguesa como cuestionamiento dialéctico a sus estructuras, buscaba nutrirse de las luchas liberadoras de todos los pueblos del mundo.

Comuna Baires fue una experiencia muy novedosa para el teatro argentino.

Trabajaba las situaciones límites poniendo el acento en la violencia emotiva, pretendía con ello obligar al espectador a lo que denominaron “identificación irracional con lo que está ocurriendo delante de sus ojos”. El cuerpo y la moral y ya no son solamente un tema teatral, sino una interpelación a cada espectador, un interrogante que solo cada uno puede responderse.

“Agua en el ropero” toma lo mejor de esta experiencia para reflexionar y tomar conciencia sobre el poder de la clase trabajadora, que organizada es la única que puede terminar con este orden tan cruel que lo único que nos ofrece es una pseudo-libertad tamizada de penurias y opresión.

//Ficha técnico artística
Dramaturgia: Natalia Braña
Actúan: Gonzalo Eloy, Daniel Grbec, Mariano Karamanian, Juan César Lospennato, María Ema Mirés, María Belén Vidal Castro
Vestuario: Maria Belén Vidal Castro
Escenografía: Natalia Braña
Diseño de luces: Matías Miranda
Fotografía: Luis Braña
Asistencia de dirección: María Belén Vidal Castro
Dirección: Natalia Braña

LA LUNARES - Humahuaca 4027 CABA
Sábados 20hs








Temas relacionados

Roberto Arlt   /    Teatro   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO