Internacional

ALEMANIA

Agresión a militantes de la Organización Internacionalista Revolucionaria (RIO)

En la nochevieja hubo un ataque violento contra militantes de izquierda en Neukölln. Este tipo de acciones son cada vez más corrientes en este barrio de la capital; pero esta vez la agresión no provino de nazis sino de un grupo maoista.

Lunes 2 de enero | Edición del día

En la misma noche fue atacado un local de izquierda en Nüremberg por nazis. En tiempos de giro a derecha, debemos denunciar y oponer resistencia ante cualquier acción contra los inmigrantes, las mujeres, LGBT, trabajadores y la izquierda.

Apenas pasada la medianoche, una docena de militantes y amigos de la Organización Internacionalista Revolucionaria (RIO) fueron agredidos por un grupo de hombres integrantes de Resistencia Juvenil (Jugendwiderstand) en una calle lateral cercana a la estación de trenes de Neukölln. Varios integrantes de RIO fueron golpeados en la cara y en el estómago, lo que provocó heridas de sangre en un compañero. Lilly Freytag, militante de RIO, describe la situación:

"Estábamos tirando fuegos artificiales e intercambiando saludos por año nuevo cuando miembros de Jugendwiderstand pasaron por nuestro lado, nos reconocieron e inmediatamente lanzaron dichos sexistas como `vaginas trotskas’. Poco después regresaron cerca de diez de ellos, encapuchados y mientras nos golpeaban, exclamaban `este es nuestro barrio, hijos de puta´. Inmediatamente algunos vecinos de esta barriada obrera se acercaron a socorrernos y preguntaron si se trató de un ataque nazi.“

Cada vez son más frecuentes los ataques incendiarios a locales de izquierda, ataques físicos a militantes e inmigrantes o las pintadas racistas en Neukölln y Kreuzberg. Cada vez hay mayor despliegue policial en el barrio, así como desalojos y protestas.

Wladek Flakin, periodista y también miembro de RIO, opina que "ellos se refieren a `su barrio´, aunque hace apenas un par de años se mudaron aquí provenientes de los suburbios acomodados. En lugar de promover la defensa contra los ataques de nazis y la represión policial, Jugendwiderstand es enemiga evidente de activistas de izquierda. Hay poco para diferenciarlos de los ataques de la extrema derecha“.

La Organización Internacionalista Revolucionaria condena contundentemente este ataque y convoca a todas las organizaciones sindicales y de izquierda, a las asociaciones barriales y a vecinos y activistas a solidarizarnos y distanciarnos de Jugendwiderstand. "En tiempos de creciente violencia del Estado y la derecha, los grupos, cuya política reside en atacar físicamente a otras organizaciones de izquierda, no pueden ser considerados como comunistas o izquierda“, afirmó Flakin.




Temas relacionados

Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO