Mundo Obrero

AEROPARQUE

Aerolíneas Argentinas y el avance de las low cost

La línea de bandera pertenece al Estado, luego de una indemnización millonaria al dueño anterior. El macrismo redujo los recursos a la compañía y autorizó el ingreso de las líneas low cost.

Domingo 4 de junio | 00:02

Foto: GiraBSAS

Aerolíneas Argentinas fue re-estatizada por el Gobierno anterior en 2008, luego de “premiar” a su antiguo propietario, Marsans, con más de U$S 832,8 millones por la expropiación, la condonación de una deuda impositiva de U$S 319 millones y de hacerse cargo de $ 500 millones de un pasivo post concursal, según un informe de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

Forman parte del grupo Aerolíneas Argentinas: la empresa Austral Líneas Aéreas, que realiza vuelos de cabotajes y regionales; Aerohandling S.A., la responsable de proveer los servicios de rampa, a los aviones de Aerolíneas Argentinas y Austral; Jet Paq S.A., quien realiza las cargas domésticas y pequeñas de Aerolíneas Argentinas y Austral; Aerolíneas Argentinas Cargo, comercializan las bodegas de los aviones de Aerolíneas Argentinas para las cargas internacionales; y Optar S.A., operador turístico y ofrece los tickets aéreos a toda la administración pública nacional.

Mariano Recalde, fue el presidente de la empresa entre 2009 y 2015. Según datos del sitio Chequeado, otorgados por la misma empresa, desde que se estatizó el Estado brindó subsidios por U$S 5.400 millones.

Los balances de Aerolíneas de los últimos tres años no están disponibles, por lo que es difícil estimar el déficit y su financiamiento.

Con el cambio de Gobierno, Macri designó a Isela Constantini al frente de la aerolínea. La ex Ceo de General Motors tuvo un paso breve por la empresa, renunció a principio de año alegando motivos personales, pero allegados informaron que se debió a un conflicto con Dietrich, ministro de Transporte y uno de los vicejefes de Gabinete, Gustavo Lopetegui, ex CEO de LAN Argentina, por el negocio de las low cost que este año aterrizaron en Argentina.

En la actualidad, preside la presidencia el ex Director de Intercargo, Mario Dell´aqua, ex directivo de Techint.

En 2016 se destinaron U$S 300 millones de subsidios a la línea de bandera, una baja del 45 % con respecto al año anterior, que fue de U$S 540 millones. Y de acuerdo al presupuesto de 2017, los fondos se redujeron a U$S 167 millones a la compañía aérea.

A fines de 2015, trabajaban en Aerolíneas Argentinas 12.333 empleados, de los cuales el 11 % son pilotos, el 18 % tripulantes de cabina, el personal de tierra ronda el 50 %, el 17 % son técnicos y el 4 % del personal trabaja en el exterior, según datos del sitio Chequeado. Los salarios varían de acuerdo a los sectores, pero un trabajador en check in, o rampa percibe en promedio $ 25.000.

Aterrizan las Low Cost

El Gobierno de Cambiemos viene por más flexibilización laboral y recorte en Aerolíneas, así autorizó el ingreso de las líneas aéreas Low Cost. Estas empresas se caracterizan por ofrecer bajos precios a costa de las condiciones laborales de sus trabajadores y un servicio de menor calidad para los pasajeros.

Te puede interesar: Líneas aéreas lowcost: el futuro llegó hace rato

La empresa Avianca en marzo de 2016, compró la línea de la familia presidencial Macri Airlines. Macair, nombre bajo el cual se la conoce, pertenecía al Sideco Americana, integrante del holding Socma. La empresa continúa con el mismo personal, abogados y responsables de MacAir. El actual director, Carlos Colunga, trabajó para Franco Macri varios años.

En tanto, Fly Bondi, una “low cost” de capitales suizo-argentinos es propiedad de Richard Guy Gluzman, quien fue socio del vicejefe de gabinete Mario Quintana. Ambos participaron en el fondo Pegasus donde Guy Gluzman fue vicepresidente y CEO. También hicieron negocios juntos en Enflex S.A. y Entertainment Depot S.A.

Guy Gluzman, además, trabajó en Ryan Air, otra low cost irlandesa que opera en Europa. Incluso, hay quienes opinan que es el “Caballo de Troya” para introducir a Ryan Air en Argentina, como ocurrió en Colombia con Viva Colombia y en México con Viva Aerobús.

Además, varios gremios denunciaron, que la Agencia Nacional de Aviación Civil autorizó rutas a compañías sin respaldo patrimonial suficiente, como Flybondi y Alas del Sur, o con irregularidades contractuales, como el caso de Avianca.

En julio se realizará una nueva audiencia pública para entregar más rutas aéreas. Se espera que al menos 14 nuevas empresas pidan sus permisos como Norwegian, Ryan air, Level, la empresa que formaron Iberia y British Airways.

El macrismo, digno gobierno de Ceos, pretende avanzar sobre las condiciones laborales y los convenios colectivos de trabajo. En el caso de Aerolíneas, los gremios denunciaron que la llegada de las low cost pone en riesgo la línea de bandera y los puestos de trabajo, así como los recortes de recursos.

Ante el avance del Gobierno, es necesario que Aerolíneas Argentina sean controladas por los trabajadores y los usuarios, que se planifique un proyecto sin los criterios de rentabilidad turística, generando rutas de fomento y una todos los lugares del país con tarifas accesibles y diferenciadas para los trabajadores y sectores de menores recursos.






Temas relacionados

Low Cost   /    Isela Costantini   /    Trabajadores aeronáuticos   /    Precarización laboral   /    Mariano Recalde   /    Aerolíneas Argentinas   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO