Economía

ASOCIACIÓN DE FABRICAS DE AUTOMOTORES

Adefa, líder en precarización, exige reformas para una industria automotriz “sustentable”

El presidente de la cámara aseguró que sin las reformas laboral e impositiva no es viable producir en el país. El sector es uno de los que más introdujo convenios flexibilizadores en los últimos años.

Sábado 25 de noviembre | Edición del día

Luis Fernando Peláez Gamboa, titular de Renault y de la Asociación de Fábricas de Automotores, entidad que agrupa a las terminales, afirmó en una entrevista al diario Clarín que “no es sustentable” producir en Argentina sino se aprueban las reformas laboral e impositiva.

El empresario también sugirió “bajar el ausentismo” y añadió que “lo tenemos que mejorar es la cantidad de vehículos que podemos producir con la misma mano de obra”, eso sí “el negocio no es rebajar los salarios, todo lo contrario”, “los salarios son lo que son, seguirán siendo lo que son” aseguró. Una gran confesión, los salarios no los bajan, pero tampoco suben, eso sí, la producción debería aumentar, es decir más explotación y mayor ganancias para las automotrices.

Peláez Gamboa, además de las contrarreformas que impulsa Cambiemos, elogió otras leyes favorables a la industria como la ley de autopartes, sancionada durante el kirchnerismo, que otorga rebajas impositivas a las empresas, y ventajas sobre el valor de las autopartes nacionales incorporadas a sus productos. Así, como también destacó el Plan Un Millón, un nuevo acuerdo flexibilizador con el fin de aumentar la productividad, disminuir el ausentismo e incrementar las exportaciones.

Te puede interesar: La Ley nacional de autopartes y la ilusión del auto “made in Argentina”

El acuerdo “1 millón” estableció que la producción de vehículos será de 1 millón para 2023, de los cuales en 2019 debería alcanzar las 750.000 unidades. El titular de Adefa estimó que para 2018 la producción de las doce fábricas automotrices (que incluye el ingreso de Nissan) será aproximadamente de 500.000 unidades.

La flexibilización laboral en la industria existe hace rato

Un eje central de la reconversión global de la industria automotriz fue la flexibilización de las relaciones laborales, suba de la productividad, menores costos salariales, y la adaptabilidad ante los cambios.

Gracias al rol traidor del Smata, en la industria se introdujeron cambios en los convenios desde los noventa que continuaron con más modificaciones durante el Gobierno anterior.

Te puede interesar: Sirviendo al capital

El contrato por tiempo determinado y renovable periódicamente, cláusulas que sujetan los salarios al rendimiento a través de premios, la polivalencia y el trabajo en equipo, limitaciones de las actividades sindicales, el banco de horas son algunas de las cláusulas que incorporaron en los convenios de la industria automotriz.

El banco de horas se hizo conocido en estos días porque la reforma laboral de Cambiemos lo introdujo en la propuesta original, luego retrocedió. Sin embargo, como advirtió el especialista Sebastián Guevara “la experiencia de la industria automotriz permite pensar que el hecho de haber dejado afuera de la reforma “macro” o del acuerdo general de la base sobre la que se va a discutir la reforma laboral ítems como el banco de horas u otros mecanismos de flexibilización no significa un reaseguro para los trabajadores ni nada por el estilo”. En el sector automotriz pudieron avanzar con la flexibilización laboral al negociar empresa por empresa y así fueron pactando diferentes acuerdos. Los períodos de crisis se transformaron en una oportunidad para las patronales. La posibilidad de suspender, despedir contratados, disminuir los turnos les permitió disponer de la fuerza de trabajo a su antojo.

Te puede interesar: Contrarreforma laboral: el sector automotriz y lo que puede venir a través de los convenios

En los últimos años el personal ocupado en la industria está en descenso, en 2014 era por 33.232, en 2015 30.137 y el año pasado 27.028.

Para el titular de Adefa, la industria no es sustentable sin reformas, pero según una estimación de La Izquierda Diario en base a datos del Indec y del Ministerio de Trabajo, en 2016 las ganancias del sector fueron de $ 13.719 millones, una suba del 78 % en relación a 2015. Extraña concepción de sustentabilidad tiene el empresario, la sed de ganancia patronal no tiene límites. Es necesario enfrentar las contrarreformas de Cambiemos.

Te puede interesar: Automotrices: las multinacionales descargan su crisis sobre los trabajadores








Temas relacionados

ADEFA   /    Industria automotriz   /    Flexibilización laboral   /    Reforma laboral   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO