Cultura

CINE INTERNACIONAL

Adaptación ligera de la vida de Freddie Mercury en la película Bohemian Rhapsody

Éxito asegurado de la película de un genio de la música para un público que gusta de Queen pero se incomoda con temas como la homosexualidad y el VIH.

Miércoles 7 de noviembre | 18:49

Bohemian Rhapsody (2018) filme biográfico de Freddie Mercury dirigida por Bryan Sirger y Dexter Fletcher levantó polémica sobre todo por la manera de cómo se abordó la sexualidad del cantante y el VIH que padeció

La película se enmarca en la participación de la banda Queen en el concierto Live Aid de 1985, regresamos a 1970 cuando un joven Farrokh Bulsara (Rami Malek) trabaja cargando maletas en el aeropuerto de Londres.

Te puede interesar: Freddie Mercury, el grito desaforado que puede tragarse el mar

Farrokh vive con su familia conservadora de origen parsi (una minoría étnica hindú) se hace llamar Freddie aún con renuencia de su padre, visita un bar cercano donde toca la banda Smile del cual es admirador.

Conoce a Brian May (Gwily Lee) y Roger Taylor (Ben Hardy) el joven gracias a su talento como cantante es incluido en la banda, más tarde se les unirá John Deacon (Joseph Mazzallo) para formar el grupo Queen.

En ese lapso de tiempo el incipiente cantante conocerá una hermosa joven Mary Austin (Lucy Boynton) con quien llevará una relación amorosa y finalmente se casará, la llamará “el amor de su vida”.

Te puede interesar: Freddie Mercury: 72 años del nacimiento de una leyenda

La banda Queen empieza a tener éxito y con sus giras internacionales, es en este momento que Freddie explorará su sexualidad y terminará confesando a su esposa que es bisexual. La vida del líder de Queen se volverá una espiral de fiestas, sexo y drogas.

Una desastrosa rueda de prensa donde todos cuestionan la sexualidad del vocalista de Queen así como su relación con su conservadora familia, Freddie opta por buscar una carrera como solista, no sin antes confrontar a sus compañeros.

Sólo con el apoyo de Mary y la noticia de que es portador del VIH harán doblegar el orgullo del cantante que buscará el perdón de sus amigos y compañeros para realizar el concierto Live Aid. Antes buscará a un compañero que será quien lo acompañe con sus padres para darle la noticia que tocará en beneficio y decir veladamente a su familia que es homosexual.

Más allá de los errores cronológicos que tiene la historia, Bohemian Rhapsody ha tenido un gran éxito en el público y está hecha para agradar al melómano heterosexual que gusta de Queen pero prefiere mirar de lado los temas como la homosexualidad y padecimientos como el Sida.

Y es que si bien se muestran las escenas de Freddie y Mary en la cama, no pasa lo mismo con las parejas del mismo sexo del cantante que incluso muestra algo de desprecio por sus amantes ocasionales.

También el usar el VIH como un motivo para la reunión de la banda es algo bajo, pues bien sabemos que la muerte del cantante fue un hecho sonado y detonó las alarmas en la comunidad internacional sobre la magnitud de la epidemia.

Bohemia Rhapsody lamentablemente no abona a la discusión crítica sobre las libertades sexuales actuales, Freddie llama a sus amigos como familia, pero nunca a su pareja como familia, además deja de lado la batalla que se sigue e sigue dando contra la epidemia del Sida que no es exclusiva de la comunidad sexodiversa.

Relacionado: Freddie Mercury: el show debe continuar, la lucha contra el VIH también







Temas relacionados

música pop   /    Cine norteamericano   /    Queen   /    Estrenos   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO