Mundo Obrero

¿CÓMO ENFRENTAR EL AJUSTE?

Acto en el INTI: los despedidos quieren unirse para luchar, las cúpulas dividen

Hoy se hizo un acto de trabajadores del INTI, Posadas, Fanazul y otros sectores en lucha. El grito de unidad fue repetido por todos. Sin embargo las distintas alas de ATE y la CTA anunciaron medidas que dividen.

Viernes 2 de febrero | Edición del día

Esta mañana se realizó una conferencia y posterior acto en la sede del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), cuyos trabajadores permanecen allí contra los más de 250 despidos que lanzó el gobierno nacional. El objetivo era denunciar el ajuste que está llevando adelante el Estado nacional, con miles de despidos, junto a otros trabajadores que también están resistiendo. Por eso estaban allí trabajadores del Hospital Posadas, de Fanazul, Senasa y otras dependencias estatales.

También los acompañaban diputados provinciales y nacionales de distintas fuerzas. Un lugar especial tuvo Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, que contó “me atiendo en el Posadas, de la cabeza a los pies, y estos trabajadores que están acá son imprescindibles. No sobra nadie, tienen que reincorporarlos a todos”.

La jornada reflejó uno de los problemas fundamentales que atraviesa hoy la clase trabajadora, ante los ataques por sectores de un gobierno golpeado.

Entre los trabajadores del Inti había entusiasmo de ver en la mesa no solo a trabajadores de distintos conflictos sino también a dirigentes de las dos alas de la CTA: ATE Nacional con su Secretario General, Cachorro Godoy y ATE Capital con Daniel Catalano.

Las cúpulas dividen y los trabajadores se joden

Sin embargo lo anunciado distó y mucho de la unidad que necesitan los trabajadores. Hugo “Cachorro” Godoy, dirigente de la Lista Verde, aseguró que “el martes próximo vamos a presentar la propuesta de un paro nacional de nuestras organizaciones el 15 de febrero”, sin hacer mención a que el 22 de febrero ya existe una (tardía) convocatoria de la CGT y sin nombrar siquiera la necesaria unidad con las otras centrales y sindicatos. Le siguió enseguida Daniel Catalano, dirigente de ATE Capital y la Lista Verde y Blanca (kirchnerista). Como si no hubiera escuchado a quien lo precedió, aseguró que “el 22 de febrero la CGT, las dos CTA, la Corriente Federal, vamos a ir a la 9 de julio a decirle al gobierno que tiene que terminar con el ajuste”. Por si faltaba un poco más de confusión, pidió la palabra Ricardo Peidró (CTA Autónoma) que aseguró que “el 15 vamos a hacer una jornada de lucha con todas nuestras organizaciones”.

En la conferencia de prensa donde para algunos debería nacer una coordinadora, los principales oradores que abrieron la conferencia fueron los Secretarios Generales y anunciaron medidas para días diferentes, producto de sus propias divisiones e intereses. De ser así habrá en una semana dos jornadas de lucha que no se unificarán como realmente se necesita. Esto no impidió hablar de unidad para enfrentar a Macri. No es casual que sean estos dirigentes los que haya dejado pasar ya más de un mes sin una medida de fuerza seria en ATE cuando los despidos se concentran mayormente en el Estado.

Por abajo, crece el sentimiento de unidad

Sin embargo, durante la conferencia y el acto fueron tomando la palabra distintos referentes de los sectores en lucha. Para los trabajadores presentes cada llamado a la lucha común era motivo para fuertes aplausos. Hablaron trabajadores de Fanazul, Posadas, Inti, del Ballet Nacional y del Senasa y luego se abrió el micrófono.

El canto de “Paro paro paro / paro general” y de “unidad de los trabajadores” se escuchó en distintos momentos de la mañana.

Pero ante la unidad que se empieza a ver por abajo y la que se reclama desde los conflictos, las conducciones responden con una división burocrática que solo favorece el plan del gobierno.

¿Cómo seguir?

Luego sería el turno de otros referentes sindicales y políticos que se acercaron a apoyar la lucha. Entre ellos Camilo Mones (PepsiCo en lucha), Alejandro Crespo (SUTNA) y Rubén Sobrero (UF). Allí continuaría el debate.

Luis Sucher, reconocido activista del Hospital Posadas e integrante de la Lista Marrón, fue uno de los que planteó la posición que viene planteando el Movimiento de Agrupaciones Clasistas. Por eso retomaría los planteos de unidad que muchos habían coincidido, pero propuso tomar resoluciones concretas en ese camino. “No podemos seguir peleando divididos, con medidas por lugar de trabajo”, dijo en relación a la estrategia que vienen llevando adelante las cúpulas gremiales. “Por eso es necesario un paro nacional activo, para que ganemos a los demás sectores en lucha, estatales y privados, también a la comunidad. Hay que poner en pie instancias de coordinación. Nosotros el martes hicimos una jornada que nos permitió instalar nacionalmente la lucha del Posadas, pero además pudimos confluir con otros trabajadores en conflicto como los de Cresta Roja. Por eso, tenemos que tomar resoluciones concretas para unificar a los trabajadores, por eso el paro que se anunció tiene que ser activo y el inicio de un plan de lucha”. Además llamó a apoyar los fondos de lucha.

También tomaría la palabra Myriam Bregman, que llevó el apoyo del PTS en el Frente de Izquierda. “Hoy tenemos por un lado, a los trabajadores que muestran toda su predisposición de lucha, del otro un gobierno que salió golpeado con las masivas jornadas contra la reforma previsional y quiere pasar los ataques lugar por lugar. Hay que unir toda esa predisposición en un plan de lucha que unifique cada pelea. Al gobierno se lo puede derrotar, no podemos seguir peleando separados. Y además, es importante generar instancias de coordinación, con el nombre que quieran, donde cada trabajador pueda decidir las medidas de lucha”.

En definitiva se trata de unificar las luchas y organizar una pelea del conjunto de la clase trabajadora. Para eso los sectores independientes y en lucha tienen que organizarse democráticamente y coordinar realmente. Dejar de pelear cada uno por su lado. Pero además los dirigentes de las centrales y sindicatos deben abandonar su divisionismo y convocar a medidas de lucha unitarias, que sean capaces de convocar a la más amplia movilización, al paro y al plan de lucha de toda la clase trabajadora para derrotar los despidos y todo ataque por parte del gobierno. Por empezar ATE debería buscar que su medida de fuerza se dé en forma unificada con el resto de los sindicatos de la CGT que denuncian el plan del gobierno y llamaron a movilizarse.

El Movimiento de Agrupaciones Clasistas seguirá insistiendo en cada lugar de trabajo y cada reunión de luchadores: hay que avanzar en la unidad de los que luchan, para fortalecer cada conflicto, pero también para imponer a las conducciones un plan de lucha urgente y unificado que permita derrotar el ajuste.







Temas relacionados

Fanazul   /    Hospital Posadas   /    INTI   /    ATE   /    Myriam Bregman   /    CGT   /    CTA   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO