Internacional

ESTADOS UNIDOS

Activistas presionan para liberar a niña migrante detenida por Trump

Rosa María Hernández fue retenida a la salida de un hospital, recién operada de la vesícula biliar, y enviada a un centro de retención, donde se hacen los preparativos para su deportación.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Martes 31 de octubre | Edición del día

Ella se encuentra sola, separada de su prima, Aurora Cantú y residente legal, quien la llevó en ambulancia desde Laredo para que fuera atendida en un hospital en Corpus Christi, en apoyo de la madre de la niña, quien no podía llevarla ante la posibilidad de ser detenida pues carece de documentación como inmigrante.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) ha retomado la defensa de esta niña de 10 años que, además de estar retenida sin contactos con sus familiares, padece parálisis cerebral.

La ACLU exigió al gobierno federal su liberación este 31 de octubre o, en su defecto, fincar a éste una demanda legal. “Aunque sean indocumentados la Constitución protege ese derecho sagrado entre mamá e hija y eso va a ser la base de la demanda” explicó el abogado de esta organización, Alex Gálvez.

Esta organización civil criticó la actitud de los agentes migratorios antes, durante y después de la intervención, quienes, en lugar de entregar a la menor a su familiar, la separaron de ésta para reportarla como migrante “menor no acompañada” llevándola a un centro de detención sin que hubiera una orden judicial previa. El trato salvaje de los agentes fronterizos impediría que la niña acuda a una cita médica programada para este 2 de noviembre, según denunciaron activistas de la ACLU.

Esto llevó a la ACLU a publicar una carta dirigida al Departamento de Seguridad Interna y al Departamento de Salud y Servicios Humanos entre otros organismos oficiales, advirtiendo que de no devolver este martes a la niña antes de las 2 pm seguirán adelante con la demanda. Al mismo tiempo un grupo de manifestantes marchó en San Antonio, Texas, hasta la oficina del senador republicano, John Cornyn, pidiendo su intervención, sin que de momento hayan obtenido respuesta.

La ACLU también está organizando una campaña de llamadas a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados en la que se les pide que digan lo siguiente: “Llamo para exigirles que liberen a Rosa María Hernández de regreso a al cuidado de su familia el día de hoy. Esta estudiante de educación primaria de 10 años de edad necesita recuperarse de una cirugía en casa con su familia, no encarcelada en un centro de detención. Lo que el gobierno está haciendo es indignante y cruel”.

Te puede interesar: Trump deportará a niña mexicana de 10 años recién operada

Con información de Univisión Noticias y ACLU








Temas relacionados

Donald Trump   /    Migrantes   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO