Internacional

ALEMANIA

Activistas que bloqueaban manifestación racista fueron reprimidos en Berlín

El sábado 7 de noviembre el partido populista de derecha “Alternativa para Alemania” (AfD), marchó por las calles de Berlín. 3000 personas se opusieron a ellos, organizaron un bloqueo y fueron reprimidos por la policía. 40 personas fueron arrestadas y muchas más golpeadas.

Viernes 13 de noviembre de 2015 | Edición del día

En la manifestación de AfD había numerosos “Neonazis” e islamófobos conocidos. Por eso, miles de activistas de izquierda y antifascistas se concentraron para bloquear e impedir la manifestación derechista.

“¡Formen filas!” gritaron los manifestantes, mientras la policía intentaba allanarles el acceso a la manifestación a los racistas de la AfD. Un activista de la Juventud Revolucionaria Comunista, de la Fracción Trotskista, fue detenido. Un oficial lo golpeó entre las piernas e intentó patearlo, mientras éste ya estaba tirado en el suelo.

“¿Cuántos policías votarán por la AfD?“, una pregunta que muchos se hicieron este sábado en Berlín.

Aproximadamente 4000 seguidores de la AfD marcharon desde la alcaldía hasta la estación de trenes, protegidos por la policía alemana, la cual envió 1.100 oficiales para esta operación.

Bajo el lema “El asilo necesita fronteras. Tarjeta roja para Merkel”, los derechistas protestaron contra la política de asilo del gobierno alemán.

El presidente de la AfD en el Estado federal de Brandenburgo, Alexander Gauland, comparó la migración actual con la caída del Imperio Romano de Occidente, en referencia a las llamadas invasiones barbaras – una analogía absurda y más que nada muy racista.

En la demostración, dese AfD afirmaron que “la nación es el margen de una democracia saludable”. La nación definitivamente es un margen, pero uno para la burguesía, creado para dividir a los trabajadores y oprimidos.

En contra de esta procesión de derechistas, aproximadamente 1.500 manifestantes se encontraron a las 11 de la mañana para manifestarse a favor de los derechos de los refugiados. Desde su punto de encuentro caminaron juntos hacia la plaza donde iba a finalizar la manifestación de la AfD.

En la manifestación a favor de los refugiados se denunció el endurecimiento de las leyes de asilo, aprobadas por el parlamento alemán en octubre, y se señaló el peligro que podría traer consigo la AfD.

Los sindicatos y partidos políticos movilizaron a sus seguidores en una manifestación paralela, a la cual asistieron varios cientos de personas.

A lo largo de la jornada hubo varias ocasiones en las cuales la policía ayudó a los derechistas a llegar hasta sus destinos y golpeó a muchos manifestantes antifascistas.

Cuando se intentó bloquear la marcha racista, la policía se mostró como su mayor defensora.

Los activistas de izquierda fueron pegados con porras, atacados con gas pimienta y pateados en el piso. A los policías se les notó una cosa: las ganas que tenían de poder golpear a estas personas.

De igual modo sucedió con Günther, un joven trabajador de Siemens. Estaba parado pacíficamente junto con otros manifestantes, cuando un policía pasó por su lado y lo golpeó en la cara. Este ejemplo demuestra claramente, de qué lado de las barricadas se encuentra la policía. Es un instrumento del Estado burgués y tiene muchos vínculos con la extrema derecha.

Durante toda su ruta, la AfD fue hostigada y bloqueada por los manifestantes antifascistas. Ya casi sobre el final, algunas personas lanzaron huevos podridos hacia ellos. Una metáfora adecuada para su ideología corrompida y derechista.







Temas relacionados

Xenofobia   /    Represión   /    Alemania   /    Libertades Democráticas   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO