Política

CUESTIÓN DE IMAGEN

Actitud María Eugenia: vacaciones en la costa y montajes de campaña

La gobernadora fue fotografiada en una juguetería de Pinamar, donde fue a comprar los regalos de reyes para sus hijos. Además, se acercó a ver el show de su imitadora, Fátima Florez.

Jueves 4 de enero | Edición del día

Fotografía EAMEO

Mariú Vidal ha dado de qué hablar en sus vacaciones en la Costa Atlántica. El hecho de veranear allí en sí mismo es un dato: podría estar junto a sus compañeros del Gobierno, en las paquetas playas de Punta del Este. Sin embargo, tal cosa no sería posible, porque María Eugenia ama estar rodeada de sus bonaerenses.

En los últimos días se la vio “sorprendida” cuando le tomaron una fotografía, mientras compraba los regalos para el día de reyes para sus hijos. Es que Vidal, además de ser una gobernadora corajuda, que enfrenta mafias y cuida a los bonaerenses, es una mamá hecha y derecha que se encarga ella misma de la atención de sus hijos. Encuentra el tiempo y la forma para, a pesar de la máxima seguridad que la acompaña a todos lados y de vivir con su familia en una base militar, pegarse una escapada a la juguetería. Es que así son las madres y las funcionarias modernas, todo lo pueden.

En otro gran gesto de humanidad y humildad, María Eugenia Vidal se acercó al teatro para presenciar el show de su imitadora, Fátima Florez. ¿Qué político puede abrazarse sin rencores con su imitador eh? ¿Qué clase de funcionaria es esta mujer capaz de reírse de sí misma y que no le teme a la performance de una actriz que la imita? Claramente, Mariú es única. Coraje y humildad es lo que le sobra.

Leé también: Las fotos de Macri en el colectivo 520 fueron una puesta en escena

Cómo no recordar aquella vez en que se detuvo en un local de comidas rápidas para comer con su hijo. Pero, siendo justos, vale también recordar aquel paseo en colectivo del presidente por Pilar, o el acto de Rodríguez Larreta en una escuela de Lugano, llena de mobiliario nuevo.

La costumbre de montar escenas no es patrimonio exclusivo de la gobernadora. No es nada nuevo. María Eugenia Vidal acostumbra a hacer montajes, cumpliendo al pie de la letra lo que a esta altura parece una máxima de primer orden en el manual duranbarbista de Cambiemos.

Leé también: ¿Realidad o ficción?: la escapadita de Vidal a McDonald’s

La campaña mediática por apuntalar la imagen de Cambiemos, se ha echado a rodar. En las últimas semanas, encuestas señalan una caída en la visión positiva de la gestión amarilla, causada principalmente por el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel y por la aprobación de la reforma previsional, en el marco de una brutal represión.

El Gobierno de los ricos para los ricos intenta disimular su carácter de clase. Intenta tapar la enorme distancia que existe entre sus condiciones de vida, los intereses que defiende y los intereses de los sectores populares. Sin embargo, a esta altura poco pueden engañar. El manual de Duran Barba, no todo lo puede. Las apariciones supuestamente públicas de Vidal, fueron objeto de burla en las redes sociales.








Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Cambiemos   /    Durán Barba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO