Política Uruguay

CORRUPCIÓN EN EL ESTADO

Acomodo en ASSE salpica al Frente Amplio

En estos días salió a la luz un nuevo caso de corrupción que involucra a un funcionario frenteamplista. Vicepresidente de ASSE fue removido de su cargo luego de conocerse la designación a dedo de su nuera.

Sábado 17 de febrero

El vicepresidente de la Administración Servicios de Salud del Estado (ASSE), Mauricio Ardus, contrató como secretaria de forma directa y sin concursar a la novia de su hijo con un sueldo de $ 57000 pesos mensuales. La contratación se concretó a pesar de que Ardus ya contaba con dos secretarias a su cargo.

La irregularidad se suma a las distintas denuncias que se vienen conociendo sobre la gestión del directorio frenteamplista en salud pública.

Los acomodos en el Estado salpican a todos los partidos; hace pocos meses se conoció que el intendente de Artigas, Pablo Caram, nombró como directores a varios familiares y también que la intendenta de Lavalleja otorgó cargos a su hermano y su pareja.

La corrupción es un problema estructural del capitalismo

En distintas ocasiones, por ejemplo aquí y aquí, hemos señalado que la corrupción, el acomodo y las prebendas son parte del funcionamiento “normal” del capitalismo. Históricamente en nuestro país los partidos tradicionales han hecho uso del clientelismo político y las dádivas y favores a familiares y amigos. El Frente Amplio, con su progresiva integración al régimen político burgués de nuestro país, ha transitado también por este camino.

El ingreso sin concursos, el uso de los cargos públicos para beneficio personal, el tráfico de influencias son moneda corriente en el régimen político sin distinciones.

El Partido Comunista, como parte del gobierno y de la gestión de ASSE prefiere mirar para otro lado y quiere pasar estos hechos como una movida de la derecha y el empresariado.

Sus estridente declaraciones no pueden ocultar que en realidad el Frente Amplio ha realizado una reforma en la salud a la medida del empresariado, garantizándole de distintas maneras jugosas ganancias y beneficios. Mientras tanto el acceso a una salud de calidad para el pueblo trabajador continúa siendo algo casi imposible.

Los trabajadores de salud pública vienen llevando adelante distintas luchas contra las privatizaciones, las tercerizaciones, la falta de personal y el escaso presupuesto demostrando que la situación real dista mucho del panorama que presenta el Frente Amplio.

Tal como lo ha señalado la Comisión Interna del Hospital Pasteur la remoción por este ilícito es una “engaña pichanga”. Muchas cosas graves han pasado en Salud Pública y no se ha hecho nada: despilfarro de recursos para contratar a privados cuando ASSE se encuentra en condiciones de brindar el servicio, las contrataciones de servicios de ambulancias a personas vinculadas a las autoridades, contrataciones a familiares, los bajos salarios que conspiran contra una atención de calidad, el impulso a las privatizaciones vía PPP, etc. etc. En definitiva una orientación política que lleva adelante el Frente Amplio que va en contra de los intereses de los trabajadores y el pueblo.






Temas relacionados

Política Uruguay   /   Uruguay

Comentarios

DEJAR COMENTARIO