Mundo Obrero

VILLA CONSTITUCIÓN

Acindar: los trabajadores podemos aportar en esta crisis

A casi una semana del anuncio de la cuarentena total, presentamos un debate con la UOM Villa Constitución y la Interna de Acindar, sobre el rol que podemos cumplir los trabajadores para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Luciano Molina

Trabajador de Acindar - Referente del PTS

Jueves 26 de marzo | 10:01

La metalúrgica Acindar, ubicada en Villa Constitución, es una de las fábricas que, desde el anuncio del Decreto de Necesidad y Urgencia del 19 de marzo pasado, tiene su producción paralizada en pos de cumplir con la cuarentena.

La empresa, que cuenta con más de 2500 empleados y que constituye el principal productor siderúrgico y minero del mundo, produce en la planta de Villa (el complejo industrial más grande de la firma, Arcelor Mittal) aceros largos y alambres para el agro y la industria, y es la empresa que mueve en la zona, contando decenas de talleres, a más de 5000 trabajadores metalúrgicos. Ante esta situación de crisis sanitaria, muchas empresas contratistas ya anunciaron despidos o suspensiones de personal, como señalamos aquí.

Desde que el presidente, Alberto Fernández, anunció las medidas de aislamiento social, la UOM Villa Constitución informó que Acindar acataría la cuarentena social en el caso de todos los trabajadores que no desempeñaran tareas esenciales, aclarando el carácter obligatorio de las medidas y llamando a sus trabajadores, al igual que la mayoría de los sindicatos, a “quedarse en casa”. Para la conducción de la UOM Villa Constitución, al virus “lo frenamos entre todos”, pero, ¿es suficiente con las medidas de aislamiento social?

El sindicato puede cumplir un rol frente a la crisis sanitaria

Más allá de reproducir las medidas anunciadas por el gobierno y anunciar horarios de apertura de los comercios locales y las formas de atención de la obra social, el sindicato metalúrgico lejos está de ponerse a la cabeza de un plan efectivo que sirva no solo para prevenir que los trabajadores salgan a sus casas, sino que garantice medidas sanitarias concretas para el conjunto de la población. Si los recursos del sindicato, tanto materiales como humanos, se pusieran a disposición de elaborar un plan de emergencia sanitaria para enfrentar el coronavirus, otro sería el cantar. La UOM, conducida por la Lista Blanca de “Piparra” González, viene participando del comité de crisis convocado por el municipio, a cargo del intendente Jorge Berti, en donde la mayoría de los trabajadores no tenemos ni voz ni voto. Diferente sería si pusiéramos en pie comités de seguridad e higiene, con participación de todos los trabajadores, en donde se decidiera en qué y cómo se utilizan los recursos.

Te puede interesar: Desde abajo: la única respuesta solidaria contra el coronavirus

Pero, además, lo cierto es que la capacidad instalada de Acindar Villa Constitución, si se pusiera al servicio de las necesidades actuales, serviría de mucho. Yendo a lo concreto: ¿cuántos insumos, absolutamente necesarios en esta crisis, se podrían producir? ¿cuántas camillas, tubos para oxígeno, respiradores, podrían fabricarse?, ¿cuántas ambulancias o centros de salud prepararse? Como ya dejó en claro la Organización Mundial de la Salud en reiteradas oportunidades, no alcanza con las medidas preventivas, sino que al virus hay que atacarlo con medidas sanitarias, y en ese contexto hay recursos productivos que, sin necesidad de reconversión alguna, podrían ponerse al servicio de las mayorías populares, con la colaboración de todos los trabajadores de la región. Además de la capacidad de Acindar para producir acero (tanto inoxidable como para la construcción), en Villa está radicado Svegliati, uno de los productores de cemento y materiales para la construcción más importantes de la zona. Con toda esa capacidad, podrían construirse no solamente insumos sanitarios sino incluso nuevos hospitales.

Te puede interesar: “Los trabajadores y estudiantes podemos jugar un rol clave en esta crisis”

En lugar de medidas represivas, necesitamos medidas sanitarias

Si se hicieran testeos masivos, se podría determinar qué trabajadores pueden volver a sus lugares de trabajo, pero no para producir ganancias para las grandes patronales, sino bienes necesarios para atravesar la pandemia. Las y los trabajadores podemos cumplir un rol social fundamental y para ello es necesario que la directiva se ponga a la cabeza. Un sindicato que conoce mucho de lucha y también de represión debería estar alerta ante el sinfín de medidas represivas que propone el gobierno, tanto el nacional como el municipal con Berti a la cabeza, que hasta ahora solo han ofrecido militarización de las calles (incluido el toque de sirenas, que nos recuerda a los peores momentos de nuestra Historia) y amenaza de más mano dura pero ninguna medida sanitaria efectiva por fuera del aislamiento social. Otro dato, no menor, es que si bien la planta está paralizada desde que empezó la cuarentena obligatoria, hay trabajadores (tanto de planta como de contratistas) que están realizando tareas en los muelles, arriesgando su salud por encontrarse en una zona en donde circulan barcos provenientes del extranjero.

Más allá de los colores políticos, los compañeros de la comisión interna, que hoy se agrupan en la lista Unidad-16M, tienen que poner su capacidad organizativa a disposición – ya que dirigen dirigen la mayor planta industrial de toda la región – para que las y los trabajadores no seamos convidados de piedra, influyendo para que se desarrolle la solidaridad obrera como forma de frenar esta pandemia, y como contraataque a la política de los medios, que se la pasan fogoneando la lucha de pobres contra pobres y el individualismo, a la espera de que la solución venga por parte del gobierno de turno.

Te puede interesar: Las aceiteras producen sin considerar las necesidades populares, mientras el dueño de Vicentin anda en yate

Para sumar tu denuncia escribinos
al 3400 662838







Temas relacionados

Acindar   /    Comisión Interna   /    UOM   /    Villa Constitución   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO